LIVE STREAMING
Messi intentará llevar a Argentina a conquistar un Mundial que no gana desde 1986. Ronaldo, por su parte, buscará dar a Portugal su primera Copa del Mundo.  
Messi intentará llevar a Argentina a conquistar un Mundial que no gana desde 1986. Ronaldo, por su parte, buscará dar a Portugal su primera Copa del Mundo. EFE

[OP-ED]: Messi y Ronaldo tienen una cita con la historia en Rusia 2018

Una nueva edición de la Champions League dio inicio esta semana en Europa y una vez más Leo Messi y Cristiano Ronaldo se llevaron todo el reconocimiento de los…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A pesar de no contar con Neymar como compañero, tras la ida del brasileño al París Saint-Germain este verano, Messi volvió a brillar con luz propia en su propia casa. El Barcelona se deshizo claramente en el Camp Nou del Juventus, su verdugo en la temporada pasada, 3-0, gracias a dos goles del argentino, quien también fabricó el otro tanto. El genial jugador sudamericano, además, se quitó una espina que tenía clavada y batió al veterano guardameta italiano, Gianlugi Buffon, por primera vez en su carrera.

Un día después del gran show protagonizado por Messi, Ronaldo realizó otra fenomenal actuación. Espoleado por el partido del argentino, el portugués saltó a la hierba del Santiago Bernabeu con un ansia de gol inusual en un jugador de más de 30 años. Ronaldo también marcó por partida doble en el duelo en el que el Real Madrid venció claramente, con igual resultado que el Barcelona (3-0), al Apoel Nicosia chipriota.  

Messi y Ronaldo han polarizado el estrellato del soccer mundial en la última década. Entre los dos han sumado nueve balones de oro consecutivos (el argentino, cinco y el portugués, cuatro) y han colocado a sus respectivos clubes, Barça y Real Madrid, en la cima del balompié europeo. Sin embargo, a nivel de selecciones y principalmente centrándonos en la Copa del Mundo, las dos estrellas todavía están huérfanas de títulos y cuentan sus participaciones, generalmente, por fracasos.

[ad]

Messi (30 años) y Ronaldo (32) han disputado tres Mundiales cada uno. El argentino ha marcado cinco goles (uno en 2006 y cuatro en 2014), mientras que el portugués ha firmado solo tres (uno en cada torneo disputado). Jamás han podido conducir a sus selecciones a llenar las expectativas generadas a inicios del torneo. En Alemania 2006, un jovencísimo Messi dio muestras de su enorme potencial, pero disputó pocos minutos y Argentina cayó ante Alemania en cuartos de final, mediante los penaltis. Cuatro años después, ya con Leo como gran estrella, el tropiezo argentino fue aún mayor, perdiendo de nuevo contra Alemania en cuartos de final, pero esta vez por un rotundo 4-0. Messi no marcó un solo gol en todo el torneo. A trancas y barrancas, el cuadro albiceleste llegó hasta la final de Brasil 2014. La ocasión era perfecta, pero de nuevo los alemanes acabaron con las ilusiones argentinas, venciéndolos en la prórroga por 1-0. 

El caso de Ronaldo es similar. Portugal llegó hasta la semifinal en la Copa del Mundo de 2006, pero Francia se encargó de acabar con sus sueños, doblegándolo por 1-0. Cuatro años más tarde fue España quien se cruzó en el camino portugués. Los hispanos ganaron 1-0 y, por segundo Mundial consecutivo, los lusos fueron incapaces de marcar un tanto en su encuentro definitivo. El tropiezo en Brasil 2014 fue aún mayor. Portugal ni siquiera pudo superar la fase de grupos, de la que fue apeada por Estados Unidos.

Está claro que el Balón de Oro es un reconocimiento al juego de clubes, ya que los resultados obtenidos por Messi y Ronaldo, a nivel de selecciones (a pesar de que Portugal ganara la última Eurocopa), no serían merecedores de tantos éxitos individuales. Ambos jugadores continúan dominando el soccer mundial, pero para pasar a la historia como los más grandes (Pelé, Beckenbauer, Maradona..) se necesita ganar al menos un Mundial. Para ello, Messi y Ronaldo primero deben liderar a sus respectivos países a solventar una complicada fase clasificatoria en la que ambos tienen que escalar posiciones. Si lo consiguen, los dos se conjurarán, a título individual, para liderar a sus selecciones hasta la cumbre. En Rusia 2018 tienen una cita con la historia. Messi intentará llevar a Argentina a conquistar un Mundial que no gana desde 1986. Ronaldo, por su parte, buscará dar a Portugal su primera Copa del Mundo.  

00:00 / 00:00
Ads destiny link