LIVE STREAMING
HBO necesita despedir a Maher. Nunca cambiará. Deshacerse de él es lo correcto. Enviaría el mensaje de que, aún en la comedia, la decencia cuenta mucho, y algunas cosas no son broma.
HBO necesita despedir a Maher. Nunca cambiará. Deshacerse de él es lo correcto. Enviaría el mensaje de que, aún en la comedia, la decencia cuenta mucho, y algunas cosas no son broma.

[OP-ED]: Lo que dijo Maher no es broma

Queridos Estados Unidos blancos, ¿alguna vez se han preguntado lo que piensa de ustedes la gente de color?Cuando digo “gente de color” me refiero a nosotros,…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Muchos latinos, afroamericanos, asiáticos y árabes-americanos piensan que, al menos políticamente, todos ustedes son iguales. No hay muchas diferencias morales, ideológicas e intelectuales como uno podría pensar. 

Por ejemplo, a los liberales les gusta creer que son más iluminados racialmente que los conservadores. Pero eso no siempre es cierto. 

Ahora, después de un comentario ofensivo y tonto del cómico de tendencia izquierdista, Bill Maher, los estadounidenses tienen la oportunidad de examinar una especie que los medios a menudo pasan por alto: el racista liberal. 

Como locutor del programa de HBO, “Real Time”, Maher desarrolló un don para decir lo equivocado. A veces, sólo hace una declaración ridícula--como para llamar la atención--sin respaldarla con pruebas. 

En 2014, mientras discutía con el actor Ben Affleck y el escritor, Sam Harris, Maher llamó al Islam “la única religión que actúa como la mafia” porque “te [palabrota] matan si dices lo incorrecto, dibujas lo que no se debe o escribes el libro equivocado.” 

Un año más tarde, durante su aparición en el programa de ABC, “Jimmy Kimmel Live”, Maher afirmó que “cientos de millones” de musulmanes apoyan los atentados terroristas. 

Maher probablemente piensa que está despreciando olímpicamente lo políticamente correcto. Pero, en realidad, está exhibiendo sus propios prejuicios. 

Así es que no fue una sorpresa total cuando recientemente cruzó una de esas líneas que no deben cruzarse. Ocurrió cuando el senador republicano de Nebraska, Ben Sasse, que estaba en el programa para promocionar su libro, invitó juguetonamente a Maher a “venir a trabajar en el campo con nosotros”. 

“¿Trabajar en el campo? Senador, soy un un esclavo negro doméstico” [expresado con un término ofensivo, la palabra-N], explicó el cómico. 

Sasse se rió nerviosamente con la mención de la palabra-N, mientras el público estalló en aplausos y risas. 

¿Saben quién no se rió? Alguien que sabe bastante sobre la intersección entre la política y la comedia--el senador demócrata por Minnesota, Al Franken. Franken canceló su próxima aparición en “Real Time”, en la que el ex cómico de “Saturday Night Live” iba a hablar de su nuevo libro. Según un vocero: “El Senador Franken cree que lo que dijo Bill Maher fue inapropiado y ofensivo.” 

Sin duda, las dos cosas. 

HBO, emitió una declaración donde tildó el comentario de “completamente inexcusable y de mal gusto” y lo eliminó de las siguientes versiones grabadas del programa que salieron al aire. 

Maher dio a conocer su propia declaración en que echó la culpa de todo el episodio a la falta de sueño. 

“Los viernes por la noche son siempre mis peores noches de sueño, porque estoy despierto pensando en las cosas que debería o no debería haber dicho en mi programa en vivo”, decía la declaración. “Anoche fue una noche particularmente larga porque lamento la palabra que usé en una conversación en vivo. La palabra fue ofensiva y lamento haberla dicho y lo siento mucho.” 

Por el momento, el puesto de Maher parece seguro. Después de todo, quizás sea racista e islamofóbico--y hay muchos que creen que es ambas cosas. Pero, al menos, no posee el defecto que Hollywood considera imperdonable. Como crítico entusiasta del presidente Trump, Maher no es conservador. En la industria del entretenimiento, en la medida que uno tienda a la izquierda, puede caerse de vez en cuando--y aun así lo recogerán del piso y le darán otra oportunidad. 

Pero no se trata sólo de un cómico y una palabra repugnante. Se trata de la extrema latitud que se les otorga a los de izquierda en asuntos que tienen que ver con la raza, la etnia, la religión, el género, la orientación sexual y otras características. 

Una vez que suponemos que una persona tiene buenas intenciones, a menudo permitimos que diga cosas indebidas. Y, tal como es la naturaleza humana, la gente a menudo aprovecha ese “pase” que le dieron. 

Bueno, a mí se me acabaron los pases. HBO necesita despedir a Maher. Nunca cambiará. Deshacerse de él es lo correcto. Enviaría el mensaje de que, aún en la comedia, la decencia cuenta mucho, y algunas cosas no son broma.

00:00 / 00:00
Ads destiny link