LIVE STREAMING
El dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones y todo el equipo de los Cowboys, que trataron de hacerse los vivos y acabaron creando un espectáculo que mostró la ridiculez del movimiento de “arrodillarse”. EFE
El dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones y todo el equipo de los Cowboys, que trataron de hacerse los vivos y acabaron creando un espectáculo que mostró la ridiculez del movimiento de “arrodillarse”. EFE

[OP-ED]: Las protestas de la NFL demuestran que los estadounidenses están estancados en la estupidez

Los jugadores dirán que los arrodillamientos fueron para llamar la atención al hecho de que muchos afroamericanos sienten que son víctimas de injusticias en…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Casi un siglo después de su fundación, la Liga Nacional de Fútbol (NFL, en sus siglas en inglés) tiene su propia Galería de La Vergüenza. Entre los homenajeados se encuentran:

--Casi dos docenas de jugadores de los Jacksonville Jaguars y de los Baltimore Ravens, que esta semana se arrodillaron mientras se oían los acordes del himno nacional. Los jugadores dirán que fue para llamar la atención al hecho de que muchos afroamericanos sienten que son víctimas de injusticias en Estados Unidos. Pero mucho tuvo que ver con política y mezquindad. Un par de días antes, el presidente Trump dijo que todo el que hiciera algo así debía ser despedido. Se calcula que unos 130 jugadores de la NFL—que está compuesta en más de un 70 por ciento por afroamericanos—se arrodillaron o recurrieron a otros gestos de protesta durante el fin de semana. 

Pero el contexto es lo que prima. Y lo que los Jaguars y Ravens hicieron fue especialmente terrible porque su partido se jugó en Londres. Que eso quede claro. Atletas norteamericanos en suelo extranjero mostrando desprecio por su país y su himno, mientras se quedaron de pie cuando se escuchó el himno británico (“God Save the Queen”).

Y otra cosa más: ¿Alguna vez, alguno de estos ricos y mimados jóvenes insatisfechos, tomó un libro de historia? Si lo hubieran hecho, se habrían enterado de que el himno nacional (“The Star-Spangled Banner”) se basa en un poema escrito por un abogado de 35 años llamado Francis Scott Key, después de presenciar el cañoneo de Fort McHenry durante la Batalla de Baltimore, en la Guerra de 1812. Y ¿contra quién libraba una guerra Estados Unidos en 1812? Contra los británicos.

--El entrenador en jefe de los Pittsburgh Steelers, Mike Tomlin, y casi la totalidad de su equipo, que cobardemente se quedó en el túnel mientras se oía el himno. Fue idea de Tomlin; el entrenador dijo después que quería “proteger” a sus jugadores, ahorrándoles la vergüenza de tener que escoger entre respetar a sus compañeros de equipo o mostrar su amor por la patria. ¿Proteger? ¿Tomlin dirige un equipo de fútbol o una guardería? El quarterback Ben Roethlisberger dijo en su página web personal que lamentaba el incidente y deseaba que su equipo lo hubiera “encarado de distinta manera.”

Pero Alejandro Villanueva, ex soldado del ejército y galardonado con la Estrella de Bronce después de tres giras de servicio en Afganistán, fue como una luz en las tinieblas. Villanueva mantuvo la mano en el corazón durante el himno. Fue una imagen inspiradora, que según ha dicho ahora en un tweet Villanueva—criticado por Tomlin por no ser leal a su equipo y fuertemente presionado para mostrar solidaridad con sus compañeros de equipo—le resulta embarazosa. Villanueva expresó ante los reporteros que quiso estar de pie mientras sonaba el himno, pero tampoco quería ser el centro de atención. No quería aparecer como un individualista y no podía darse el lujo de hacer lo que le plazca porque necesitaba que sus compañeros lo protegieran cuando estuviera de vuelta en la cancha.

Villanueva dice ahora que lamenta haber hecho que Tomlin y sus compañeros de equipo salieran “mal retratados” por su culpa. Pero eso lo consiguieron ellos solitos.

--Y finalmente, el dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones y todo el equipo de los Cowboys, que trataron de hacerse los vivos y acabaron creando un espectáculo que mostró la ridiculez del movimiento de “arrodillarse”. Es obvio que lo único que quiere Jones es paz y tranquilidad, para que el equipo pueda seguir jugando y el multimillonario pueda seguir ganando dinero. Por eso el dueño del equipo y sus jugadores, se arrodillaron y se agarraron del brazo. 

Pero todo eso ocurrió “antes” del himno nacional. Podrían haberlo hecho en el estacionamiento, antes del partido y en medio del aroma a asado. Cuando el ex quarterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick—quien ahora es jugador independiente—inició el movimiento, el año pasado, arrodillarse al menos significaba algo. No me gustó, y todavía no me gusta. Pero sabía lo que significaba. Tal como lo expresó claramente en las entrevistas de aquel momento, Kaepernick pensaba que la policía tomaba como blanco, golpeaba y a veces mataba, a jóvenes afroamericanos. Kaepernick también pensaba que las opciones en las elecciones de 2016 eran horribles y deprimentes. Ahora, arrodillarse se ha convertido en algo más que hacer antes del partido—como “La Macarena”.

A los Cowboys se los publicita como “El Equipo Estadounidense”, ¿pero acaso tienen la menor idea de lo que está ocurriendo en Estados Unidos?

Lo que ocurre es lo siguiente: muchos estadounidenses están estancados en la estupidez. Están avergonzados del patriotismo y dan la libertad por descontada, carecen de comprensión, no se escuchan los unos a los otros, se sienten superiores, culpan con motivos siniestros a los demás, ven todo en términos raciales y no paran de envenenar con política cualquier aspecto de la sociedad. 

Podría seguir, pero resultaría desagradable. Así que, antes de continuar, más vale que el Entrenador Tomlin reúna a sus niñitos y los meta de vuelta en un lugar seguro.

ETIQUETAS
00:00 / 00:00
Ads destiny link