LIVE STREAMING
La esperanza de los cubanos de que el deshielo de las relaciones diplomáticas entre La Habana y Washington se traduzca en cambios palpables en sus vidas centra una serie documental que el canal Nat Geo Mundo emitirá el 2 y 9 de octubre. EFE

[OP-ED]: ¿Hasta cuándo el bloqueo a Cuba?

Se dice que mientras más cambian las cosas más permanecen iguales. Y cuando se trata de las relaciones Cuba-Estados Unidos, el viejo dicho viene como anillo al dedo.

Tanto es así, que el 27 de octubre la Asamblea General de las Naciones Unidas condenará por vigesimoquinta vez el embargo a Cuba impuesto –oigan esto- hace 54 años por el Presidente John F. Kennedy. Vergonzosamente para EE.UU., desde 1992, cuando Cuba presentó por primera vez en la ONU su resolución contra esa abusiva medida, Washington se ha encontrado solo ante la oposición de prácticamente el mundo entero.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Se dice que mientras más cambian las cosas más permanecen iguales. Y cuando se trata de las relaciones Cuba-Estados Unidos, el viejo dicho viene como anillo al dedo.

Tanto es así, que el 27 de octubre la Asamblea General de las Naciones Unidas condenará por vigesimoquinta vez el embargo a Cuba impuesto –oigan esto- hace 54 años por el Presidente John F. Kennedy. Vergonzosamente para EE.UU., desde 1992, cuando Cuba presentó por primera vez en la ONU su resolución contra esa abusiva medida, Washington se ha encontrado solo ante la oposición de prácticamente el mundo entero.

Este año, a pesar del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países tras más de medio siglo de enconada enemistad, así como de la reapertura de sus respectivas embajadas, la historia no ha cambiado: el bloqueo, una política obsoleta y fracasada cuyo único efecto real ha sido hacer más difícil la vida para el pueblo cubano, sigue vigente. Como resultado EE.UU. volverá a ser rechazado por el resto del mundo, con la posible excepción de Israel.

No cabe duda de que después de acontecimientos como el concierto de los Rolling Stones, la exhibición de modas de Chanel, el restablecimiento de los vuelos comerciales, el explosivo aumento en el número de visitantes norteamericanos y los cientos de empresarios estadounidenses ansiosos de sacar provecho de la nueva apertura de Cuba, es difícil imaginarse que, como es el caso, el embargo comercial más largo de la historia continúe en vigor.

Pero eso no es todo. Unos días atrás EE.UU. extendió el bloqueo económico por un año más, pese a que la malintencionada medida ya ni siquiera cuenta con el respaldo de los cubanoamericanos de Miami. 

Según una encuesta de la Universidad Internacional de la Florida citada por el Centro para la Democracia en las Américas, 63 por ciento de todos los que respondieron a la misma en el condado de Miami–Dade se oponen al embargo, y de esos, 72 por ciento de los cubanoamericanos entre las edades de 18 y 59 años se oponen al mismo. Además, 64 por ciento de los cubanoamericanos en el condado de Miami-Dade “favorecen fuertemente” o “favorecen mayormente” los cambios de la política hacia Cuba implementados por el Presidente Obama. Los votantes inscritos, que comprenden el 55 por ciento de los que respondieron a la encuesta, apoyan los cambios de política.

 “El bloqueo impuesto por EE.UU. a Cuba persiste”, dijo en La Habana a principios de mes el Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla. Exhortando al Presidente Obama a dar pasos más firmes contra la cruel política del embargo, el ministro cubano afirmó que el bloqueo le ha costado a Cuba $4,600 millones solamente entre abril del 2015 y marzo del 2016. “El bloqueo es la causa principal de los problemas de la economía y es un obstáculo para el desarrollo”, añadió.

Es injustificable que continúe sin tregua la persecución financiera a Cuba que hace que mucha compañías e instituciones financieras tengan temor de hacer negocios en la isla.

Pese a haber expresado repetidamente su oposición al embargo, durante el mandato de Obama el Departamento del Tesoro ha impuesto más de $1,400 millones en multas por hacer negocios con Cuba tanto a bancos norteamericanos como extranjeros, socavando severamente la economía de la isla. El olor a hipocresía que emana de Washington es inconfundible.

Washington debe demostrar de una vez por todas que su nueva “amistad” por Cuba es auténtica y consignar definitivamente al vertedero de la historia la hipócrita y cruel política del bloqueo. Y mientras más pronto, mejor.

 

 
00:00 / 00:00
Ads destiny link