LIVE STREAMING
El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump hace un gesto en el Balcón Truman después de regresar a la Casa Blanca desde el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el 5 de octubre de 2020 en Washington, DC. Trump pasó tres días hospitalizado por un coronavirus. (Foto de Win McNamee/Getty Images)
El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump hace un gesto en el Balcón Truman después de regresar a la Casa Blanca desde el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed el 5 de octubre de 2020 en Washington, DC. Trump pasó tres días hospitalizado por…

La Locura del Presidente No Es Asunto de Risa

Cuando el hombre más poderoso del mundo es mentalmente inestable, el riesgo es doblemente alto.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Omar Montes y su llama

Junio 29, 2022

Latinas en Spy Kids

Junio 29, 2022

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, parece haber perdido el juicio y las consecuencias son impredecibles.

"Me sentí bastante mal ", dijo Trump el jueves sobre su encuentro con COVID. “(Pero) regresé porque soy un espécimen físico perfecto y soy extremadamente joven ".

Esto, viniendo con toda seriedad de un anciano obeso de 74 años, es obviamente el desbarrar de alguien a quien se le fue hace rato el tren de la realidad. 

Seamos claros: su irracionalidad, incluso si empeoró por las drogas experimentales que tomó, no fue creada por ellas. No olvidemos que este es el hombre que sugirió tratar el COVID con desinfectante.

Pero el presidente tenía más que decir. Incluso en su estado irracional, no abandonó su gusto por minimizar irresponsablemente los peligros del COVID-19. 

“Ahora lo que pasa es que te pones mejor”, dijo, aparentemente olvidándose de las más de 210,000 personas que el virus ha matado en este país bajo su mandato. "Eso es lo que pasa, te pones mejor". 

Uno tiene que preguntarse qué tendrán que decir los 34 empleados de la Casa Blanca que dieron positivo en los últimos días, entre ellos Stephen Miller, el asesor más cercano y cruel de Trump, sobre el loco optimismo de su jefe.

Definitivamente, como un rey desquiciado en una mala película, Trump parece haber perdido la cabeza y no es de extrañar que los llamamientos para que el Congreso y el Gabinete invoquen de inmediato la enmienda 25 de la Constitución se estén haciendo más fuertes en todo el país. 

La enmienda especifica que, si el presidente se vuelve incapaz de hacer su trabajo, el vicepresidente toma su lugar. En este caso, querría decir que el hipócrita religioso Mike Pence se haría cargo, una pesadilla impensable.

Sin embargo, las posibilidades de que se invoque la 25ª enmienda con solo tres semanas para las elecciones son inexistentes. Como dijo Nancy Pelosi, "Él (Trump) enfrentará el juicio de los votantes".

En caso de que alguien aún no esté convencido de que el presidente parece sufrir de demencia, un video que hizo público el jueves pasado debería ser más que suficiente para persuadirlo.

"Soy un adulto mayor (senior)", dijo. "Sé que no lo saben. Nadie lo sabe ".

Puede reír o puede llorar, pero con las elecciones a la vuelta de la esquina, el 3 de noviembre, lo que no puede hacer es no votar por Joe Biden para detener la locura y la maldad de Trump, y la misoginia, la codicia y el racismo de sus acólitos.

Es una cuestión de vida o muerte.

00:00 / 00:00
Ads destiny link