LIVE STREAMING
La gente se reúne mientras otros marchan en el primer desfile callejero de la temporada de carnaval de 2014 a través del histórico distrito portuario afro-brasileño durante el desfile del Circuito da Liga Portuaria el 1 de febrero de 2014 en Rio de Janeiro, Brasil. Foto de Mario Tama/Getty Images
La gente se reúne mientras otros marchan en el primer desfile callejero de la temporada de carnaval de 2014 a través del histórico distrito portuario afro-brasileño durante el desfile del Circuito da Liga Portuaria el 1 de febrero de 2014 en Rio de…

La historia afrolatina de la anti-negritud

Cómo las actitudes raciales de los latinos facilitan la eliminación de los afrolatinos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

"Incluso antes de entender la palabra ‘nigger’, escuché "negro" en español".  Esas son las palabras del educador afrolatino José Luis Vilson, en un ensayo publicado en Medium.Com en julio de 2017 titulado "Mi piel es negra, mi nombre es latino. Eso no debería sorprenderte".   La existencia de los afrolatinos y la discriminación a la que se enfrentan en los Estados Unidos puede ser desconcertante para muchas personas. Esto se debe en parte a que la negritud de los Estados Unidos se concibe principalmente como encarnada sólo por los afroamericanos de habla inglesa.  A su vez, la anti-negritud se entiende popularmente como un fenómeno exclusivamente estadounidense que afecta a los afroamericanos de habla inglesa (con un reconocimiento ocasional de las luchas raciales de los africanos y otras personas de la diáspora africana). 

Sin embargo, el desconcierto social acerca de quiénes son los afrolatinos no cambia el hecho de que las circunstancias de la vida de los latinos están influenciadas no sólo por el significado social de ser de origen étnico hispano sino también por la forma en que las conexiones faciales con África racializan a un latino como también a un negro.  "Afrolatino" puede ser un término controvertido para algunos, pero afecta a un aspecto importante de las realidades racializadas de los latinos. Los estudios sugieren que la limitada situación socioeconómica de los afrolatinos en los Estados Unidos se asemeja más a la de los afroamericanos que a la de otros latinos o estadounidenses blancos. Los latinos que se identifican a sí mismos como "negros" tienen ingresos más bajos, tasas de desempleo más altas, tasas de pobreza más altas, menos educación, menos oportunidades y es más probable que residan en vecindarios segregados que los que se identifican como "blancos" u "otros".

Además, a pesar de que las conductas de salud de los afrolatinos son similares a las de los grupos étnicos latinos a los que pertenecen culturalmente, los resultados de salud de los afrolatinos en cuanto a la hipertensión arterial y el escaso acceso al seguro médico y a los servicios de salud son racialmente distintivos y más acordes con los resultados de salud racialmente dispares de los afroamericanos.  Sin embargo, a pesar de la creciente evidencia de que hay resultados sociales distintos para los afrolatinos, su trato desigual es invisible en nuestro discurso público.

Las actitudes raciales de los latinos facilitan la eliminación de los afrolatinos.  Bajo la bandera homogeneizadora de "nosotros los latinos somos un pueblo mestizo sincrético", conocida como "mestizaje", se imagina a los latinos como una población mestiza sin "verdaderos" negros y, a su vez, sin racismo anti-negro.  Sin embargo, este relato mitológico de la tolerancia racial latina se interrumpe cuando escuchamos las narraciones de los afrolatinos que han sido víctimas de la discriminación de los latinos. 

Mi propia investigación está revelando historias de niños afrolatinos en edad escolar que son acosados en la escuela por compañeros latinos que denigran su color de piel oscuro, junto con sus rasgos y cabello africanos, hasta el punto de que su acceso a la educación se ve obstaculizado.  Las historias de daños también emanan del trato injusto en el lugar de trabajo a manos de supervisores latinos que privilegian a sus empleados latinos de piel clara, y de propietarios latinos que excluyen a los arrendatarios y compradores de viviendas afrolatinos. Incluso los lugares de esparcimiento se han experimentado como lugares de exclusión para los afrolatinos a los que se les prohíbe la entrada a restaurantes y clubes.

En resumen, las historias de discriminación ayudan a iluminar los contornos de la anti-negritud latina porque es el espacio público dedicado a exponer y nombrar los daños del racismo.  Dado el estado de negación y confusión sobre la existencia de prejuicios latinos contra los negros y los afrolatinos en medio de los daños demostrables a cuerpos negros causados por los latinos, es más importante que nunca prestar atención a las voces de los afrolatinos.

  

La profesora de derecho de la Universidad de Fordham, Tanya Kateri Hernández, es la autora de Multiracials and Civil Rights: Mixed-Race Stories of Discrimination, junto con un próximo libro titulado Latinos and Anti-Blackness Before the Law.
00:00 / 00:00
Ads destiny link