LIVE STREAMING
Credit: Deposit Photos. 
Crédito: Deposit Photos.

Disparidades disruptivas: Abordar y apoyar al personal sanitario en Pensilvania

Un informe reciente publicado por AARP Pennsylvania y Drexel University muestra el impacto de la escasez de mano de obra en el estado.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Pensilvania se enfrenta a una escasez signicativa de profesionales de la salud.

Esto incluye trabajadores de atención directa, dentistas, enfermeras practicantes, sioterapeutas, médicos, asistentes médicos, farmacéuticos, psiquiatras, dietistas registrados, enfermeras registradas, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales.

Esta escasez de trabajadores ha llevado a la falta de preparación para abordar condiciones complejas y comórbidas y a la falta de educación y capacitación en enfoques integrados, colaborativos y basados en equipos de atención que apoyen y atiendan los determinantes sociales de la salud.

La necesidad de proveedores médicos adecuadamente capacitados es aún más crítica en Pensilvania debido al hecho de que muchos adultos mayores del estado viven en condados designados como áreas de escasez de profesiones de la salud y / o áreas médicamente desatendidas.

Un área de escasez de profesiones sanitarias se dene como un área geográca, población o instalación con escasez de proveedores y servicios de atención primaria, dentales o de salud mental. Los criterios se basan en la proporción de población por proveedor, el porcentaje de la población por debajo del 100% del nivel de pobreza federal y el tiempo de viaje hasta la fuente de atención más cercana fuera del área de escasez de profesionales de la salud.

Según el informe Disrupting Disparities in Pennsylvania, publicado por AARP Pennsylvania y la Facultad de Enfermería y Profesiones de la Salud de la Universidad de Drexel, se estima que el 14% de los residentes de Pensilvania viven en un área médicamente desatendida y el 22% vive en un área que está médicamente desatendida y designada zona de escasez de profesiones sanitarias.

“Esto tiene implicaciones signicativas en términos de acceso”, dijo Rose Ann DiMaria-Ghalili, PhD, RN, FASPEN, FAAN, FGSA, Profesora de Enfermería, Decana Asociada de Investigación y Desarrollo Interprofesional en la Universidad de Drexel.

Los residentes de estas áreas viven principalmente en áreas rurales, o son personas de color, con poca educación, viven en la pobreza y tienen acceso limitado al transporte.

Actualmente, las comunidades rurales tienen aproximadamente la mitad de los médicos per cápita que las áreas no rurales. Las áreas urbanas y suburbanas tienen un médico por cada 382 residentes, y la Pensilvania rural tiene un médico de atención primaria por cada 663 residentes.

“Garantizar un acceso equitativo a la atención y el uso de la tecnología de telesalud puede ser de gran ayuda para aquellas personas que viven tanto en estas áreas rurales como urbanas”, dijo DiMaria-Ghalili.

La escasez de trabajadores de cuidados directos en el estado es, en parte, el resultado de la rotación y el aumento de la demanda. Esa rotación está relacionada con los trabajadores de cuidados directos que abandonan la profesión por completo o se van a un empleador mejor pagado, ya que muchos a menudo están mal pagados y viven en la pobreza.

“No solo necesitamos más profesionales de la salud y trabajadores de atención directa, también necesitamos preparar a la fuerza laboral de atención médica para que sea culturalmente competente y capaz de abordar los problemas de atención médica relacionados con la edad, incluida la prevención y el manejo de afecciones crónicas y su impacto en las actividades diarias de vivir y envejecer en casa ”, dijo Laura Gitlin, PHD, FGSA, FAAN, decana y profesora universitaria distinguida en la Universidad de Drexel.

Según el informe, la principal recomendación para abordar estas preocupaciones sobre la escasez de mano de obra es brindar apoyo de diversas formas.

“Se necesitan con urgencia soluciones para ayudar a interrumpir las disparidades de salud que afectan a la población de más de 50 años en Pensilvania”, dijo Angela Foreshaw-Rouse, Gerente de Operaciones y Alcance de AARP Pennsylvania. “Ahora es el momento de asegurar que todas las personas puedan vivir una vida larga y saludable independientemente de dónde vivan o de su origen racial / étnico”.

Las recomendaciones especícas enumeradas en el informe requieren que los hogares de ancianos desarrollen estrategias efectivas de contratación y retención para atraer y retener a los trabajadores de atención directa para garantizar la dotación de personal adecuada; realizar esfuerzos concertados para garantizar que los trabajadores de atención directa tengan acceso a las vacunas COVID-19; garantizar que los trabajadores de atención directa elegibles tengan acceso a los benecios de atención médica; desarrollar programas de capacitación para apoyar el desarrollo continuo de habilidades de los trabajadores de cuidado directo; y la creación de trayectorias profesionales para los trabajadores de atención directa, lo que incluye apoyo para la educación continua y otras oportunidades educativas.

La totalidad del informe se puede encontrar y descargar aquí.

00:00 / 00:00
Ads destiny link