LIVE STREAMING
Alarmante número de latinos con enfermedades del corazón
Foto: American Heart Association.

Alarmante número de latinos con enfermedades del corazón

El alarmante número de latinos con enfermedades del corazón ha sido la razón para la nueva campaña de la AHA, que promueve un estilo de vida más saludable.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

consultar el pronóstico

Agosto 09, 2022

Cómo ser propietario

Diciembre 01, 2021

niños empiezan a vacunarse

Noviembre 30, 2021

Starting and Scaling

Noviembre 19, 2021

la variante Delta

Noviembre 10, 2021

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Febrero es el Mes Americano del Corazón, una época del año en la que la nación centra su atención en la enfermedad cardiovascular y la salud cardiaca, que es el asesino número uno de los estadounidenses.

La enfermedad cardiovascular es un término que abarca varios problemas de salud como los infartos al corazón, los derrames, insuficiencia cardiaca, arritmia, entre otros. Según los Centros para la Prevención y el Control, una persona muere cada 36 segundos de enfermedad cardiovascular en los Estados Unidos, y unos 659.000 mueren en los Estados Unidos de enfermedad cardiaca todos los años.

Existen muchos factores de riesgo que conducen a la enfermedad cardiaca entre las personas de color, que incluyen a latinos e hispanos.

Entre 2015 y 2018, 52.3 % de hombres y el 42.7 % de las mujeres de 20 años en adelante sufrieron de enfermedad cardiovascular.

En el 2019, la enfermedad cardiovascular causó la muerte de 31.864 hombres hispanos y 26.820 mujeres hispanas de todas las edades en Estados Unidos, para un total de 58,504 hispanos al año.

Las cifras de latinos que sufren de derrame cerebral, presión alta, colesterol alto y otras afecciones siguen siendo alarmantes.

En el 2019, los derrames causaron la muerte a 5.649 hombres y 6.310 mujeres hispanos.

Las proyecciones muestran que para el 2030, 3.4 millones de adultos estadounidenses mayores de 18 años habrán tenido un derrame, lo que representa un incremento del 20.5 % en prevalencia desde el 2012. Se proyecta que el aumento más alto se verá en los hombres hispanos blancos.

Entre los sobrevivientes a derrames que participaron en un estudio en el 2014, los individuos hispanos tuvieron una puntuación menor en una prueba acerca de síntomas de derrame cerebral y la respuesta adecuada a esos síntomas, en comparación con los individuos blancos no hispanos; un 72.5 % y un 79.1 % de respuestas correctas respectivamente. También estaban menos al tanto (79.2% y 91.5%) de que el tPA (activador tisular del plasminógeno) se usa para tratar los derrames.

La salud de los latinos en cifras

La enfermedad cardiovascular puede conducir a otras enfermedades, de no someterse a tratamiento, como es el caso de la presión alta y el colesterol alto.

Entre los hispano-estadounidenses adultos de 20 años en adelante en el país, 50.6 % de hombres 40.8 % de las mujeres sufrieron de presión alta desde 2015 a 2018. Esto resultó en un total de 7.608 muertes en el 2019.

Entre los adolescentes de 12 a 19 años en los Estados Unidos entre 2015 y 2018, la media total de colesterol en sangre (TC) fue de 155.1 mg/dL. En cuanto a los adolescentes hispanos, fue de 152.3mg/dL para los hombres y 153.8 mg/dL para mujeres.

Durante el mismo periodo de tiempo, 37.7 % de hombres y 37.3 % de mujeres tuvieron niveles de TC de 200 mg/dL o más, entre los hispano-estadounidenses de 20 años en adelante.

Estos números transmiten un mensaje: es importante hacerse chequeos médicos con regularidad para estas enfermedades.

Según datos del 2011 al 2012, 59.3 % de los adultos hispanos de los Estados Unidos se hicieron exámenes de colesterol en los últimos años, un porcentaje menor al de blancos no hispanos, negros y asiáticos.

La Asociación Americana del Corazón lanzó recientemente una nueva campaña, “Reclama tu ritmo”, que ayuda a las personas a crear hábitos saludables para que tengan la mejor oportunidad de conservar su vida.

¿Qué podemos hacer?

Hay acciones que todos podemos tomar para vivir una vida más saludable y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Una de las maneras más importantes de marcar una diferencia en nuestras vidas y las de los demás es conocer los riesgos.

Los aspectos del día a día como seguir una dieta saludable, ser activo físicamente, cuidar el peso y evitar el tabaco pueden reducir drásticamente el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular o sufrir un problema del corazón.

Fumar es la más prevenible de las causas de muerte en Estados Unidos. Está vinculada con un tercio de todas las muertes por enfermedad cardiaca, y 90 % de los casos de cáncer de pulmón.

Mientras que el uso del tabaco y la adicción a la nicotina es una crisis en aumento entre adolescentes y adultos jóvenes, millones de personas dejan la adicción con éxito cada año. Dentro del primer año después de dejar el tabaco, su riesgo de enfermedad se reduce a la mitad.

Para individuos que tienen una enfermedad preexistente relacionada con el corazón, sobrellevar sus enfermedades, tomar sus medicamentos y poner todo sí puede darle grandes beneficios a futuro.

Los individuos hipertensos, o con presión elevada o alta en especial pueden tomar estas medidas: comer de manera inteligente, moverse más, controlar su peso, no fumar y dormir bien para tener su presión bajo control.

Al hacer esto estará reduciendo drásticamente las posibilidades de un ataque cardíaco, un derrame cerebral  y la muerte.

Todos tenemos una responsabilidad a la hora de vivir una vida saludable y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. 

ETIQUETAS
00:00 / 00:00
Ads destiny link