LIVE STREAMING
Kiara Santos, an Afro-Latina woman.
Foto: The Triangle

La redactora jefe afrolatina recupera el periódico estudiantil de Drexel

Kiara Santos dirige las operaciones del periódico y vuelve a publicarlo regularmente, tras un paréntesis de dos años provocado por la pandemia.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gym se presenta a alcalde

Diciembre 01, 2022

Fijación de William Way

Noviembre 30, 2022

Juramento del Consejo

Noviembre 29, 2022

ERGs y diversidad

Noviembre 29, 2022

Apertura de Calder Gardens

Noviembre 21, 2022

Ayudar a los necesitados

Noviembre 21, 2022

Ampliación de la aviación

Noviembre 10, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Este año, el periódico independiente del campus de la Universidad de Drexel, The Triangle, contrató a su primera redactora jefe afrolatina, Kiara Santos. Ahora, en su último año en la universidad, ha sacado al periódico del parón en que lo dejó la pandemia.

Nacida y criada en Filadelfia, Santos tenía desde hace tiempo el objetivo de convertirse en periodista, aprovechando el programa de cooperación de Drexel para pasar los veranos adquiriendo experiencia en organizaciones como Mighty Writers y el Instituto Lenfest de Periodismo.

"Dicen que un graduado de Drexel siempre consigue el trabajo de sus sueños, pero sé que tengo que recorrer un camino diferente para verme triunfar, para ganar un Pulitzer", dijo Santos en una entrevista con el Philadelphia Inquirer.

La historia de Santos con el periódico comenzó cuando llegó a la Universidad para cursar su licenciatura en comunicación, incorporándose al periódico en el otoño de 2018 como reportera en su primer año.

Desafortunadamente, el periódico se declararía en bancarrota ese mismo año, cesando sus ediciones impresas debido a la falta de ingresos por publicidad en las ventas -que es su principal fuente de financiación, junto con las donaciones-, ya que el periódico no está financiado por la Universidad de Drexel. Para empeorar las cosas, The Triangle tuvo dificultades para sustituir a los miembros del personal que se graduaban y que se llevaban la experiencia y los conocimientos de la gestión de un periódico.

Cuando comenzó la pandemia del COVID-19, The Triangle desapareció en un paréntesis de dos años. La última edición semanal que Santos iba a publicar salió en el verano de 2020. 

"Me uní a El Triángulo porque quería ser una escritora sólida y aprender los entresijos de dirigir un periódico estudiantil. Recuerdo que salí a mi primer encargo, una protesta de Me Too en Penn, con mi grabadora de audio en la mano", dijo Santos.

"Y me enamoré de todo... pero, en ese momento, pensé que no había manera de que pudiera subir la escalera con todos los chicos blancos que estaban en el poder", continuó.

Después de cuatro años de pruebas y tribulaciones, a Santos -ahora un miembro veterano de la plantilla- se le ofreció el puesto de redactor jefe cuando el anterior editor dejó el cargo.

Desde que asumió el cargo, Santos ha trabajado para recuperar el periódico, comenzando el viaje con sólo ella y otros cinco estudiantes. 

Hasta ahora, ha trabajado para volver a conectar con antiguos alumnos del periódico, ha reclutado a un grupo diverso y creciente de 20 periodistas para cubrir los temas del periódico, y dirige su campaña de marketing mientras trabajan para recuperar el periódico.

"Fue difícil reunir a la gente para que volviera a construirlo. Algunos no querían pasar 3 ó 4 horas de su semana en una oficina fría y polvorienta en un sótano, pero logramos superar las diferencias y las dificultades", dijo Santos.

"Ahora somos un grupo de frikis, apasionados por un periódico, que hacemos un trabajo voluntario mientras lo tratamos como si trabajáramos para el New York Times", continuó. 

Para Santos, el futuro del artículo es un elemento vital de su trabajo, especialmente porque tiene la intención de dejar su puesto tras su graduación. 

Para garantizar una transición fluida tras su salida y la de otros miembros del periódico, incorporó a un redactor jefe para coordinar los cambios de función.

"Cuando deje mi puesto después de la graduación, quiero que el periódico estudiantil sea diverso y financieramente fuerte. Uno que sea tan bueno como otros periódicos de la región, como los de Penn y Rutgers", explicó.

En cuanto a su futuro próximo en el periódico, Santos espera que las finanzas les permitan publicar al menos una edición impresa más en septiembre-octubre.

00:00 / 00:00
Ads destiny link