LIVE STREAMING
Cómo ahorrar y gestionar las incertidumbres económicas
Foto: Getty Images

Cómo ahorrar y gestionar las incertidumbres económicas

Esto es lo que hay que preguntarse cuando se ahorra para lo inesperado.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

aumento de los gastos

Diciembre 22, 2022

¿Listo para emprender?

Diciembre 14, 2022

Asistencia a factura Peco

Noviembre 29, 2022

EL PODER ECONÓMICO

Septiembre 22, 2022

información segura

Agosto 31, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Las finanzas son diferentes para cada persona, y también lo son los acontecimientos de la vida por los que todos pasamos. Un fondo de emergencia es su línea de defensa financiera contra las dificultades de la vida. Aunque hay muchas reglas financieras, no hay una única forma de manejar dicho fondo.

En resumen: ahorrar dinero es la primera línea de defensa para el bienestar financiero, especialmente cuando ocurre lo inesperado. Aunque nadie puede predecir el futuro, todos podemos prepararnos para él.

¿Para qué sirve mi fondo de emergencia?

Su fondo de emergencia es una red de seguridad que puede ayudarle a gestionar una situación financiera difícil debido a una pérdida de ingresos o gastos inesperados y puntuales. Disponer de uno puede reducir el estrés, la ansiedad y otras emociones que suelen hacer mucho más difícil el manejo de los aspectos no financieros de una emergencia.

Puede parecer un poco obvio que un fondo de emergencia sea para las emergencias, pero uno de los aspectos más difíciles de dicho fondo es saber qué gastos se consideran una emergencia. El único objetivo de este fondo es prepararle para los gastos que no pueda o no suela planificar. Por ejemplo, los cambios de aceite y los neumáticos nuevos son gastos predecibles del vehículo que debería planificar en sus ahorros regulares. Sin embargo, reparaciones de emergencia en la casa o gastos médicos inesperados no suelen ser planificados, así que esos los cubrirá su fondo de emergencia.

¿Cuánto necesito?

 ¿Cuánto costaría un horno nuevo? Si no pudiera trabajar, ¿cuánto necesitaría para cubrir los gastos esenciales hasta que pudiera hacerlo? Hacerse este tipo de preguntas le ayudará a establecer una cantidad objetivo para su fondo de emergencia.

La regla general es de tres a seis meses de gastos esenciales. Sin embargo, siempre puede empezar con un objetivo que le parezca alcanzable. Por ejemplo, 1.000 dólares. Una vez que alcance ese objetivo, apunte a tres meses de alquiler, luego a tres meses de gastos esenciales, y así sucesivamente.

Hacer un seguimiento de sus gastos puede ayudarte a calcular los gastos mensuales, y completar este ejercicio le será útil para calcular cuánto puede ahorrar para su fondo de emergencia cada mes.

 ¿Cómo puedo ahorrar esa cantidad? 

  • Empiece con algo pequeño: si no ha empezado, considere la posibilidad de depositar 25 dólares de cada sueldo en una cuenta de ahorros. Incluso unos pocos dólares pueden tener un gran impacto a largo plazo. Compruebe su presupuesto o plan de gastos para ver cuánto puede ahorrar después de haber pagado los gastos esenciales y antes de presupuestar los gastos discrecionales. 
  • Manténgalo separado: abra una cuenta de ahorros separada que le ayude a resistir la tentación de echar mano de ella. Recuerde que esta cuenta es para emergencias, así que manténgala alejada de sus cuentas de gastos diarios y sepárela de los ahorros para vacaciones y días festivos. Este método le ayudará a organizarse, a visualizar su progreso y a estar tranquilo.
  • Automatice sus ahorros: una forma de automatizarlos es a través del depósito directo. Puede dar instrucciones a su empleador para que deposite una parte de su sueldo directamente en su cuenta de ahorros para emergencias cada periodo de pago. También puede establecer una transferencia automática desde su cuenta corriente principal hasta su cuenta de ahorro para emergencias el día de la paga. Ambos métodos le evitan tener que añadir una transferencia manual a su lista de tareas, que puede pasar desapercibida si las cosas se complican.

 ¿Necesitaré alguna vez cambiar la cantidad? 

A medida que su vida cambia, la cantidad que necesita en su fondo de emergencias también lo hace, así que es una buena idea revisar su plan cada seis meses o cada vez que experimente un acontecimiento que pueda afectar sus ingresos. El matrimonio, el inicio o la ampliación de la familia, la compra de una vivienda y el divorcio son solo algunos ejemplos de momentos en los que puede ser necesario aumentar el fondo de emergencias. Un buen plan de ahorro le acompañará en los momentos difíciles. 

¿Cómo priorizar el ahorro para emergencias frente a las deudas y otros objetivos?

Decidir si debe pagar las deudas, ahorrar para otros objetivos o aumentar su fondo de emergencias es una cuestión de perspectiva. Cada persona tiene una situación financiera diferente, por lo que ese panorama variará de una persona a otra. ¿Qué le afectará más financieramente? ¿Pagar la deuda y ahorrar dinero a largo plazo o tener un plan B que le permita seguir haciendo los pagos mínimos si pierde ingresos? No hay una respuesta correcta o incorrecta. 

Su fondo de emergencias estará ahí para ayudarle a gastar lo inesperado. ¡Haga un plan y prepárese para lo que venga!

 

ETIQUETAS
00:00 / 00:00
Ads destiny link