LIVE STREAMING
AP: Ejército de Estados Unidos da de baja silenciosamente a reclutas inmigrantes. Foto: Getty.
AP: Ejército de Estados Unidos da de baja silenciosamente a reclutas inmigrantes. Foto: Getty.

El gobierno lleva a cabo una purga "silenciosa" de inmigrantes en el ejército

Decenas de reclutas y reservistas inmigrantes están enfrentando una oleada de bajas y cancelación de contratos abrupta dentro del ejército de Estados Unidos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En un intento por “americanizar” las bases del país, el gobierno de Donald Trump ha puesto su foco ahora en el mismísimo ejército.

Decenas de hombres y mujeres inmigrantes dispuestos a arriesgar sus vidas por el país, ahora se enfrentan a una angustiosa circunstancia, después de que el ejército suspendiera súbitamente sus contratos y les otorgara bajas forzosas de sus deberes.

Según reportó Associated Press, estos inmigrantes habrían incursionado en la carrera militar “por la perspectiva de la ciudadanía estadounidense, un intercambio desgastado que atrae a lingüistas, especialistas médicos y miles de otros inmigrantes al ejército desde la Guerra de la Revolución”.

Si bien no se conocen las cifras exactas de los soldados afectados, algunos abogados de inmigración informaron al medio que “más de 40 reclutas han sido recientemente dados de baja o sus estatus han entrado en evaluación”.

Los argumentos que han recibido los afectados van desde que han sido catalogados como “riesgos de seguridad” por tener familiares en el extranjero, o porque el Departamento de Defensa “no ha completado la revisión de sus antecedentes”.

El procedimiento de ciudadanía a través del servicio en las Fuerzas Armadas data del 2002, cuando la Administración Bush ordenó la “naturalización expedita” de todos los soldados inmigrantes, dando origen después al programa conocido como MAVNI (Military Accessions Vital to the National Interest), en su lucha contra el “terror” después de los eventos del 11 de septiembre.

El programa atrajo a más de 10.000 extranjeros al ejército.

El gobierno de Barack Obama incorporó a los jóvenes indocumentados traídos al país cuando niños (mejor conocidos como Dreamers) a la lista de posibles enlistados, detonando fuertes críticas por parte del ala conservadora, lo que decantó en la implementación de procedimientos más rigurosos a la hora de chequear los antecedentes de cada soldado.

Por su parte, el gobierno de Donald Trump no sólo agregó más obstáculos burocráticos para los inmigrantes que desearan servir, sino que dio por terminado MAVNI, que había sido temporalmente suspendido en el 2016 bajo alegatos de que “era vulnerable a un nivel inaceptable de riesgo por amenazas internas como el espionaje, el terrorismo y otras actividades delictivas”, según explicó un vocero del Pentágono a CBS.

Como parte de su agenda anti-inmigrante, la actual administración ha procedido a dar de baja “silenciosamente” a funcionarios y soldados. En consecuencia, decenas de inmigrantes – entre chinos, pakistaníes, latinos e iraníes – han visto frustrado su sueño de no sólo servir a Los Estados Unidos sino incluso de vivir en el país.

Si bien el Departamento de Defensa ha establecido que “todos los miembros de servicio con una baja honorable están protegidos de la deportación”, la reciente purga llevada a cabo por el gobierno ha otorgado a los soldados “bajas no caracterizadas” que ante el sistema no califican ni como honorables ni deshonrosas, según explicó The Independent.

00:00 / 00:00
Ads destiny link