LIVE STREAMING
Los partidarios de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio aclaman después de que la Corte Suprema dictaminó que los créditos fiscales de Obamacare pueden ir a los residentes de cualquier estado, el 25 de junio de 2015 (publicado nuevamente el 15 de diciembre de 2018). Según informes de los medios de comunicación, un juez de Texas declaró la Ley de Asistencia Asequible, también conocida como Obamacare, como inconstitucional. (Estados Unidos) EFE/EPA/JIM LO SCALZO
Los partidarios de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio aclaman después de que la Corte Suprema dictaminó que los créditos fiscales de Obamacare pueden ir a los residentes de cualquier estado, el 25 de junio de 2015 (publicado nuevamente el 15 de…

La Sentencia contra Obamacare, o cómo los Republicanos insisten en no escuchar a sus votantes

Un juez federal republicano ha sentenciado que la ley de cobertura médica conocida como Obamacare es inconstitucional, tan sólo un mes después de que millones…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Obamacare vuelve a ser el centro del debate político en el país.

A pesar de que los medios se han visto con las manos llenas en cuanto a la investigación del abogado especial Robert Mueller y las constantes noticias en torno a la Organización Trump, la sentencia de un juez federal republicano en Texas contra Obamacare ha demostrado que lo que realmente importa en la política de Estados Unidos es lo que se hace tras bastidores.

El juez distrital Reed O'Connor determinó que “la ley de salud del 2010 es completamente inválida”, según reportó NBC.

El fallo de O'Connor es consecuencia de una demanda introducida este año por un grupo de gobernadores republicanos y fiscales generales de Texas que atrajo poca atención en medio de las elecciones primarias para las consecuentes de mitad de período.

Según explicó el New York Times, y si bien los representantes demócratas han prometido “apelar la decisión”, es casi seguro que el caso llegue a la Corte Suprema, “amenazando la supervivencia de la ley de salud histórica y, con ella, la cobertura de salud para millones de estadounidenses, las protecciones para personas con condiciones preexistentes y mucho más”.

O'Connor argumentó que “el mandato individual que exige que las personas tengan un seguro de salud ya no puede sostenerse como un ejercicio del poder fiscal del Congreso” lo que le hace “inconstitucional”.

Esto se traduce en un desencuentro legal entre dos procedimientos distintos.

Mientras Obamacare obligaba a las personas a obtener algún tipo de cobertura médica, la reforma fiscal del presidente Trump redujo la multa sobre seguros médicos a cero dólares, lo que haría al llamado “mandato individual” inconstitucional.

De manera casi inmediata, estados como California declararon sus intenciones de apelar la decisión de la corte Distrital, y dentro de los partidos políticos la querella ha escalado proporcionalmente.

La oficina del fiscal general de California, Xavier Becerra, declaró que el fallo de O'Connor “es un asalto a los 133 millones de estadounidenses con condiciones preexistentes” y que Obamacare “ha sobrevivido más de 70 intentos infructuosos de revocación y ha resistido el escrutinio en la Corte Suprema”.

Ante las celebraciones del presidente en Twitter y de otros que compartían el sentimiento, republicanos como la senadora Susan Collins (R-Maine) advirtieron que la sentencia era “demasiado radical”.

Collins aseguró en un programa televisivo que el juez federal “podría haber tomado un enfoque mucho más quirúrgico y simplemente anular el mandato individual y mantener el resto de la ley intacto”.

Y es que para el partido del presidente, esta sentencia tan sólo empeora la situación.

En vez de estar celebrando, el presidente debería preocuparse por que el Congreso consiga un programa sustituto o una alternativa que haga sentir a los estadounidenses que sus primeras necesidades estarán cubiertas, tal como lo hicieron saber durante las elecciones de mitad de período.

A la hora de escoger a sus nuevos representantes, la mayoría de los votantes aseguró que “la preocupación número uno es conseguir a un líder político que pretenda (y logre, finalmente) diseñar un plan que mantenga las cosas que funcionan de la Affordable Care Act (ACA), y corrija las cosas que no”.

Esta preocupación dio a los Demócratas una amplia victoria en el Congreso, y demuestra que los Republicanos no tienen idea de lo que sus votantes realmente quieren.

Mientras tanto, y como explicó el ex presidente Barack Obama en una publicación en Facebook, “mientras esta decisión pasa a través de las cortes (lo que podría tomar meses, sino años), la ley se mantiene intacta y probablemente seguirá estándolo”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link