LIVE STREAMING
Foto: Andrea Renault/AFP via Getty Images.
Foto: Andrea Renault/AFP via Getty Images.

Cómo un almacén de Amazon en Nueva York se convirtió en el primero en sindicalizarse

Dirigido por el ex trabajador Christian Smalls, el sindicato es la primera victoria de los trabajadores de Amazon contra su empleador.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El viernes 1 de abril, el Sindicato de Trabajadores de Amazon (ALU) consiguió una victoria histórica al convertirse en el primer sindicato de la historia que consigue organizar a los empleados de Amazon.

Christian Smalls, presidente de ALU, empezó a denunciar el mal trato recibido en marzo de 2020, y organizó una huelga por las condiciones de seguridad de sus compañeros de trabajo al inicio de la pandemia de COVID-19.

Smalls, que fue despedido el mismo día que lideró el paro, continuó reuniendo a sus antiguos compañeros y, en enero de 2022, reunió los votos suficientes para optar a unas elecciones sindicales formales.

Amazon despidió a Smalls por violar las medidas de cuarentena y seguridad, pero Smalls sabía que era una represalia por su activismo. El fiscal general de Nueva York inició una investigación, demandó a Amazon e incluso intentó recuperar el trabajo de Smalls. Pero él tenía planes más ambiciosos.

El viernes, los trabajadores del almacén JFK8 de Amazon en Staten Island, Nueva York, votaron a favor de la sindicalización con un voto de 2.654 a 2.131. 

En un comunicado de prensa, el sindicato dijo que luchaba por "salarios más altos, seguridad laboral, condiciones de trabajo más seguras, más tiempo libre pagado, mejores opciones de licencia médica y descansos más largos".

Fue una victoria duramente ganada que llegó tras años de trabajo, y los defensores de los trabajadores ya esperan aplicar las mismas tácticas a los cientos de miles de otros almacenes de Amazon en todo el país.

Tras el fracaso de la RWDSU en la sindicalización de los trabajadores de los almacenes de Bessemer (Alabama), la recién creada ALU está trazando un nuevo camino y obligando al gigante minorista a reevaluar sus condiciones laborales en muchos de sus centros.

Desde el principio, la ALU desarrolló su propia manera de hacer las cosas. En lugar de llamar a las puertas, los organizadores acamparon cerca del almacén, repartiendo literatura, respondiendo a preguntas y compartiendo historias sobre lo mucho que Amazon gastaba en cosas como salarios corporativos y asesores laborales.

Cuando lo necesitaron, se concentraron sólo en dos almacenes de Nueva York, JFK8 y LDJ5, y publicaron vídeos en las redes sociales para difundir la información. También organizaron bancos telefónicos, en los que llamaron a todos los trabajadores con derecho a voto en las elecciones

Lo más importante es que los organizadores dijeron que Amazon subestimó gravemente su determinación. 

Gerald Bryston, el sargento de armas de ALU, dijo a The Verge que la empresa le despidió a él y a sus compañeros organizadores de forma rutinaria. Bryston dijo que los representantes de Amazon les llamaban "matones" inarticulados, y este comportamiento fue citado en una demanda de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB). 

Otra diferencia fundamental entre el exitoso movimiento de Staten Island y la infructuosa campaña sindical de Bessemer, Alabama, es que ALU era independiente. 

Los esfuerzos de Bessemer fueron coordinados principalmente por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes (RWDSU), un sindicato de 85 años que ya representa a miles de trabajadores. 

Bryson cree de todo corazón que la ALU podrá seguir avanzando y parte de su confianza proviene de la fe y la confianza que deposita en Smalls. 

"Por todo lo que dicen de Chris, tiene un corazón de oro. Todos nos sentamos d

En un post de Twitter, Smalls dijo que desde la votación para sindicalizar, los trabajadores de más de 50 almacenes de Amazon en todo el país se han puesto en contacto con el sindicato. 

Según el sitio web de Amazon, los almacenes de la empresa pueden emplear a más de 1.500 trabajadores a tiempo completo, por lo que si los 50 almacenes se sindicalizaran, afectaría a unos 75.000 trabajadores. 

Amazon gastó millones de dólares en consultores laborales para intentar echar por tierra las campañas sindicales. Incluso hizo que Smalls y otros organizadores fueran arrestados por allanamiento de morada mientras entregaban alimentos y materiales sindicales en el aparcamiento del almacén a principios de año.  

Amazon había intentado menospreciar la campaña sindical ya en 2020, cuando como parte de su estrategia de Relaciones Públicas, la empresa dijo que convertiría a Smalls en "la cara de todo el movimiento sindical/organizativo."

Eso ocurrió, pero Smalls se convirtió en la cara de una de las campañas sindicales más exitosas de la historia reciente. 

"Amazon no se convierte en Amazon sin la gente. Y nosotros hacemos de Amazon lo que es", dijo Smalls. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link