LIVE STREAMING
Fuente: Getty
Fuente: Getty

Un llamado de auxilio desde la Casa Blanca

Esta semana el país se ha visto sorprendido ante la publicación de una columna anónima en el New York Times donde un alto funcionario de la Casa Blanca…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Es hora de unirnos

Enero 25, 2023

Cómo gasta Texas $29M

Enero 21, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Traiciones, presión, estratagemas y conspiraciones son el día a día de cualquier Administración en la Casa Blanca. Pero para quienes trabajan para el gobierno de Donald Trump, el escenario parece pintarse cada vez más cercano a Game of Thrones.

El pasado miércoles, la columna de opinión del New York Times tomó un riesgo sin precedentes al publicar una pieza anónima que describe una “resistencia” dentro de la Administración Trump, y que fue firmada por un “alto funcionario” de la Casa Blanca.

El autor asegura llanamente que “muchos de los altos funcionarios de la Administración (Trump) están trabajando diligentemente desde adentro para frustrar partes de su agenda y sus peores inclinaciones”.

Entre “amoralidad absoluta”, “impulsividad” y “comportamientos erráticos”, el alto funcionario describe a un presidente que nos es fácilmente reconocible; pero lo que sorprende es la claridad con la que admite la labor interna de muchos quienes hacen desaparecer cartas del escritorio presidencial, remiendan sus palabras y desvían sus deseos, todo por “el bien del país”.

Esta “confesión a medias” ha sido percibida en tanto que heroica como traicionera, e incluso hay quienes critican la falta de coraje por parte del funcionario al no dar la cara detrás de sus palabras.

“Esta columna de opinión se lee como las escrituras de alguien que finalmente quiere salir, revelarse y ser canonizado”, dijo Alyssa Mastromonaco, subjefa de equipo de la Casa Blanca durante la Administración Obama. “Escurrir papeles del escritorio de un presidente o tener conversaciones deshonestas sobre la Enmienda 25 no significa que te estés poniendo entre este presidente y una amenaza existencial para nuestra democracia. Hablar públicamente sería hacer eso”.

La ira presidencial no se hizo esperar y se dio inicio a una cacería de brujas dentro de la Casa Blanca para dar con el “traidor” a quien Trump ha incluso llamado de “amenaza a la seguridad nacional”.

La parafernalia mediática derivó en un desfile apologético por parte de los pesos pesados en la Administración, y se habla ya de una lista de “12 sospechosos”.

¿Pero es realmente esto traición?

Desde hace meses quienes abandonaran el barco de la Administración Trump han sido abiertos al hablar del desastre que se vive tras bastidores, y publicaciones como “Fire and Fury” de Michael Wolff y el pronto a estrenar “Fear” de Bob Woodward pintan al presidente como “un niño de seis años” a quien hay que contener para que no haga desastres.

Nada de lo que aparece en la columna anónima de opinión resulta sorpresivo para quienes hayan seguido de cerca el desarrollo de este gobierno, pero el surgimiento de una voz anónima, que teme represalias y que asegura que existe un riesgo importante de que el gobierno de Donald Trump ponga en peligro al país entero, pareciera más bien una llamada de auxilio de un rehén dentro de una grave situación política.

00:00 / 00:00
Ads destiny link