LIVE STREAMING
Photo: LatinoJustice PRLDEF
La equidad racial a menudo se pasa por alto cuando se considera el proceso de redistribución de distritos. Foto: LatinoJustice PRLDEF

Cómo redistribuir los distritos teniendo en cuenta la equidad racial

Los doce miembros del Grupo de Trabajo de Derechos Electorales pidieron a los estados que se centren en la justicia racial mientras trabajan para rediseñar los…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El martes 6 de julio, el Grupo de Trabajo de Derechos Electorales emitió una declaración sobre el proceso de redistribución de distritos y la necesidad de enfocarse en la justicia racial al realizar el trabajo.

El Grupo de Trabajo de Derechos Electorales es una asociación que reúne las doce organizaciones sin fines de lucro más prominentes y experimentadas del país que defienden litigios sobre derechos electorales en nombre de las minorías raciales.

Sus organizaciones miembros son grupos de defensa legal no partidistas con décadas de experiencia en la implementación de la ley para promover y proteger los derechos de las personas de color. Entre estas organizaciones se encuentran American Civil Liberties Union, Asian Americans Advancing Justice, LatinoJustice PRDLED, Native American Rights Fund, Southern Coalition for Social Justice y el Brennan Center for Justice  de la facultad de Derecho de NYU.

El proceso de reestructuración de distritos ya ha comenzado en muchos estados, con el nombramiento de miembros para las comisiones estatales de reestructuración de distritos y con audiencias públicas.

El proceso determinará los distritos políticos para la próxima década. Durante el proceso, los estados y las jurisdicciones incluidos en cada uno de ellos vuelven a dibujar mapas de distritos que dan forma al poder legislativo, congresional y local.

Las doce organizaciones miembros del Grupo de Trabajo de Derechos Electorales han estado colaborando durante casi un siglo en nombre de las comunidades de color y de minorías lingüísticas, para asegurar su participación en el proceso de redistribución de distritos. Trabajan para asegurar que tengan representación política, ya que estas comunidades son silenciadas sistemáticamente, particularmente en este ámbito.

El Grupo de Trabajo de Derechos Electorales está comprometido a servir a estas comunidades a través de la defensa, la abogacía de movimientos, la educación comunitaria y el litigio, todo con un enfoque principal en el avance de la justicia racial.

“A través de nuestro trabajo de larga duración centrado en la justicia racial, hemos construido relaciones sólidas con organizaciones comunitarias, líderes de comunidades de color y miembros individuales de la comunidad que están ansiosos por ayudar en los esfuerzos de redistribución de distritos en todo el país”, escribió la asociación.

Seguidamente, el colaborador explicó lo que significa liderar el trabajo de redistribución de distritos con un enfoque de justicia racial.

En primer lugar, significa comprender y reconocer la "compleja historia de exclusión y segregación racial" de Estados Unidos. Señaló las transgresiones sistémicas del genocidio y el desplazamiento de los nativos americanos, y todas las formas de esclavitud, incluido el encarcelamiento masivo, la xenofobia, las leyes Jim Crow y más.

Avanzar con este enfoque también significa reflexionar sobre las muchas barreras actuales que aún sufren las personas de color como resultado de esta historia, especialmente con respecto a la votación y la redistribución de distritos.

“Buscamos una visión afirmativa compartida de una sociedad justa e inclusiva, enfocándonos en construir el poder cívico, cultural y político de los nativos americanos, latinos, afroamericanos y asiático-americanos, junto con otros, y priorizando soluciones transformadoras que desmantelen las estructuras de opresión racial”, puede leerse en el comunicado de la asociación.

La redistribución de distritos con justicia racial también requiere el reconocimiento de los esfuerzos de larga duración para controlar y reducir el poder electoral y la influencia de las personas de color en esta nación.

Esto significa colocar la Ley de Derechos Electorales como una prioridad absoluta y defender su principio fundamental, que las comunidades de color tienen derecho a una oportunidad plena e igualitaria de votar por sus candidatos preferidos en todas las elecciones.

Significa comprometerse a crear “distritos de mayoría-minoría” cuando sea necesario para ofrecer la oportunidad de elegir candidatos preferidos por las minorías. También significa que si las condiciones legales no son suficientes para crear este tipo de distritos, la prioridad debe ser crear influencia minoritaria y distritos de coalición minoritaria.

“Al mismo tiempo, el cumplimiento de la Ley de Derechos Electorales es una investigación matizada y específica de hechos, y las interpretaciones simplistas y crudas de la Ley no deben usarse como excusa para perjudicar a las comunidades de color”, escribió la asociación.

Finalmente, es fundamental facilitar y atender los puntos de vista y opiniones de estas comunidades sobre cómo las líneas distritales deben respetar las comunidades de interés.

Esto requiere la inclusión de todas las comunidades de color como miembros de los organismos de dibujo de líneas y la creación de oportunidades importantes para la participación de las minorías a la hora de marcar los límites mediante la eliminación de barreras, como el idioma, las brechas tecnológicas y el tiempo o la forma de entrada permitida.

00:00 / 00:00
Ads destiny link