LIVE STREAMING
Foto de archivo: Encuentro entre el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, en agosto del 2016. EFE
Foto de archivo: Encuentro entre el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, en agosto del 2016. EFE

México no se quedará callado

Después de las infinitas acusaciones del Presidente Trump contra el gobierno mexicano por el asunto de la inmigración, el país centroamericano ha respondido de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Documental 'La Mami'

Mayo 18, 2022

El paso del podio

Mayo 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En la escena política norteamericana actual, la paciencia es un atributo absolutamente loable, pero México parece haberse quedado sin una gota.

Los senadores mexicanos han solicitado al presidente mexicano Enrique Peña Nieto que “suspenda la cooperación de la nación con Estados Unidos en varios asuntos” como respuesta al constante criticismo y a la agresividad del presidente Trump contra el país centroamericano, informó The Hill.

“Los senadores mexicanos aprobaron unánimemente una declaración no vinculante el pasado miércoles que decía que el gobierno deberá suspender los esfuerzos conjuntos ‘en la lucha contra el crimen organizado trasnacional’ hasta que Trump muestre ‘el civismo y el respeto que el pueblo de México merece’”, continuó Associated Press.

Esta respuesta forma parte de un creciente descontento por parte de los gobiernos centroamericanos – en especial el mexicano – por las amenazas del presidente Trump de retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) si México y Honduras no “se hacían cargo” de la caravana de centroamericanos que se dirigen a la frontera.

El pasado martes Trump escribió en su cuenta en Twitter que “la gran Caravana de personas de Honduras, que está atravesando México y se dirige a nuestra ‘frontera con débiles leyes’ mejor se detiene antes de llegar aquí. La vaca de dinero TLCAN está en juego, así como la ayuda extranjera a Honduras y a los países que permiten que esto suceda. ¡El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!”

Pero ya el pasado lunes la Cancillería mexicana había expresado a través de un comunicado que el Gobierno no promovía “bajo ninguna circunstancia” la migración irregular. 

En un intento por explicar a Trump palabra a palabra lo que realmente sucedía, la Cancillería escribió que “el gobierno de la República considera que la caravana conocida como ‘Viacrucis del Migrante’ es una manifestación pública que busca llamar la atención sobre el fenómeno migratorio y la importancia del respeto a los derechos de los migrantes centroamericanos”, asegurando que “esta caravana se lleva a cabo cada año en estas fechas, desde 2010, y se encuentra integrada principalmente por migrantes provenientes del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador), cuyo ingreso a territorio nacional se dio sin cubrir los requisitos de ley.”

Asimismo, la Cancillería aseguró que el gobierno mexicano estaba llevando a cabo “un procedimiento administrativo migratorio” en el que “400 (personas) han sido ya repatriadas a sus naciones de origen, con estricto apego al marco legal y pleno respeto a sus derechos humanos”.

En respuesta a las acusaciones del presidente, México ha asegurado que “no compete a este gobierno ejercer decisiones migratorias de Estados Unidos” y que “se mantiene muy activo en los mecanismos internacionales apropiados para dar mejor atención al fenómeno migratorio”.

Frente a la insistencia “irrespetuosa e insultante” del mandatario estadounidense – en especial después de haber ordenado el despliegue de tropas a la frontera - la Cámara Alta del Senado mexicano ha respondido a través de la suspensión de la cooperación bilateral en migración, pues considera que su conducta “está sustentada en prejuicios y desinformación”, recurriendo frecuentemente “a la amenaza y al chantaje”, según declaró la senadora Laura Rojas Hernández al leer el pronunciamiento ante el pleno senatorial, según reportó EFE.

De la misma manera, la senadora recordó las continuas acusaciones del presidente Trump contra los mexicanos a quienes ha calificado de “violadores y criminales” desde su campaña presidencial.

El Senado también insistió en recordar al presidente Trump que el TLCAN ha sido de beneficio mutuo, subrayando “los cinco millones de empleos estadounidenses derivados del Tratado y las inversiones mexicanas por más de 52.000 millones de dólares en 6.500 empresas de Estados Unidos que han dado empleo a más de 120.000 personas”, continúa el reportaje.

Finalmente, el gobierno mexicano ha procedido a otorgar “visas de tránsito a las personas de la caravana migrante” asegurando que no proseguirá deteniendo su paso hacia Estados Unidos “a quienes deseen seguir su camino a pedir asilo”, informaron los portavoces de Pueblos Sin Fronteras al diario La Opinión.

00:00 / 00:00
Ads destiny link