LIVE STREAMING
Photo: Gregory Adams/Getty Images
Un ataque contra un estudiante asiático-americano de la Escuela Secundaria Central ocurrió en la línea de la calle Broad de SEPTA el 17 de noviembre de 2021. Foto: Gregory Adams/Getty Images

Comunidad AAPI de Filadelfia exige más seguridad tras ataque en SEPTA

La víctima se está recuperando y los autores han sido capturados, pero esto no elimina lo que han sido casi dos años de abuso racial intensificado.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Hipopótamos en peligro

Agosto 05, 2022

No hay confianza

Julio 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El miércoles 17 de noviembre, una estudiante de secundaria de origen asiático fue agredida físicamente en el SEPTA cuando intentaba impedir que sus compañeros fueran acosados. 

Christina, estudiante de 18 años del último año de la Central High School, volvía a casa desde la escuela cuando se dio cuenta de que un grupo de chicas negras "atormentaba" a otro grupo de estudiantes asiático-americanos que asistían a la Central.

Cuando trató de intervenir, el grupo de acosadores se abalanzó sobre ella, hiriéndola hasta el punto de necesitar hospitalización. 

Los agresores fueron identificados en un día, y se enfrentan a múltiples cargos, como intimidación étnica, agresión con agravantes y alteración del orden público.

En una entrevista con NBC10, una madre de una de las chicas acusadas de agresión dijo que las acciones de su hija eran inexcusables. 

"Todos nos disculpamos. Nos sentimos avergonzados, abochornados. No es lo que representamos", dijo la madre. 

Dos días después de la agresión, YLin Chen y Michael Chen, madre y hermano de Christina, crearon un GoFundMe para ella, titulado "Apoyo a Christina en la defensa de la seguridad pública", que ya ha reunido más de 740.000 dólares. 

Según la recaudación de fondos, Christina ha sido dada de alta del hospital y recibirá apoyo de salud mental de un terapeuta. 

"Como su familia, seguiremos haciendo campaña contra los crímenes de odio hacia los asiáticos en el Distrito Escolar de Filadelfia", escribieron los Chen en GoFundMe. "Además, estamos abogando activamente por la seguridad de los estudiantes de la escuela cuando toman el transporte público".

El ataque ha reavivado los temores en las comunidades asiáticas de Filadelfia sobre la violencia por motivos raciales. Desde marzo de 2020, los AAPI han denunciado un dramático aumento del acoso y la violencia racial. En Filadelfia, los informes de incidentes de odio antiasiáticos se triplicaron entre 2019 y 2020. 

Carlie Zhang, una estudiante de 17 años de Central y amiga de Christina, dijo al Philadelphia Inquirer que la gran comunidad asiática de la escuela está sacudida después de lidiar con meses de escuela en línea y la creciente hostilidad hacia los asiático-americanos.

"Muchos de nosotros estamos realmente luchando, traumatizados. Vemos a nuestros propios amigos, a gente que se parece a nosotros, heridos, golpeados", dijo Zhang. 

Pero Zhang añadió que no quiere que el incidente "cause una división entre las comunidades negra y asiática". En cambio, espera que la atención ayude a lograr un cambio positivo, como el fortalecimiento de los servicios de salud mental en todas las escuelas de Filadelfia. 

"Tenemos que asegurarnos de que estos casos no se repitan", dijo. 

El jueves 18 de noviembre, el director de la escuela Central, Timothy J. McKenna, envió una carta a los padres y a la comunidad escolar en la que se indicaba que la escuela ofrece servicios adicionales de asesoramiento y apoyo a los estudiantes que se sientan ansiosos o preocupados por su seguridad. 

También dijo que se reunió con los padres y los defensores de la comunidad para crear un plan que garantice que los estudiantes puedan viajar con seguridad hacia y desde la escuela. 

"Tenemos que presionar a nuestros líderes políticos y policiales para que desarrollen planes que mantengan a todos los miembros de nuestra ciudad seguros", escribió McKenna.

Tras el incidente, la SEPTA asignó un agente de policía para vigilar el tren de la línea Broad Street que sale de la estación de Olney cuando la Central despide a los estudiantes cada día. Un portavoz de la SEPTA dijo que estudiará la posibilidad de adoptar medidas similares en otros trenes o en otros lugares. 

John Chin, director ejecutivo de la Chinatown Development Corporation, declaró al Philadelphia Inquirer que se trata de un gran comienzo, pero que los padres y los miembros de la comunidad siguen muy preocupados por la seguridad después de lo que describió como "20 meses de odio, violencia, agresiones y acoso."

00:00 / 00:00
Ads destiny link