LIVE STREAMING
El representante del Comité Judicial de la Cámara de Representantes Jerrold Nadler (D-NY) y la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), durante una conferencia de prensa para discutir la American Dream and Promise Act en el Museo Tenement, 20 de marzo de 2019. Foto: Drew Angerer/Getty Images.
El representante del Comité Judicial de la Cámara de Representantes Jerrold Nadler (D-NY) y la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), durante una conferencia de prensa para discutir la American Dream and Promise Act en el Museo…

Dreamers consiguen una ruta hacia la ciudadanía en la Cámara de Representantes. Pero ¿qué pasa en el Senado?

La Cámara de Representantes aprobó una legislación para dar a 2,5 millones de inmigrantes indocumentados un camino hacia la ciudadanía. A pesar de los gritos…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Protección Temporal

Septiembre 22, 2023

Buenas noticias empresarios

Septiembre 05, 2023

Adiós a un 'problem solver'

Septiembre 03, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“¡Sí se puede! ¡Sí se puede! ”

Estos fueron los cantos de los Dreamers que, durante la noche del martes, fueron testigos del momento en el que la Cámara de Representantes aprobó la Dream and Promise Act, una versión 2019 de la Dream Act que ofrece un camino a la ciudadanía para 2.5 millones de inmigrantes indocumentados.

Fue una escena de esperanza transmitida por todos los medios de comunicación principales quienes cubrían la decisión y celebrada por líderes tecnológicos como Mark Zuckerberg. Pero fuera de la Cámara, la esperanza pareciera esfumarse, tal como ha sucedido repetidas veces.

La propuesta original se introdujo al Senado en agosto de 2001. Esta primera versión fue tergiversada, pero desde entonces apareció en diferentes sesiones del Congreso en varias formas, pasando siempre por una Cámara para luego desvanecerse en la otra.

En 2010, una versión del proyecto de ley fue aprobada por una Cámara dominada por demócratas, pero fracasó en el Senado. En 2013, un proyecto de ley similar fue aprobado en el Senado, pero fracasó en una Cámara dominada por los republicanos.

Este año no es diferente. Una Cámara dominada por los demócratas acaba de aprobar el proyecto de ley con una probabilidad de que nunca se presente en un Senado dominado por los republicanos.

Es un subproducto del actual entorno extremadamente partidista que exige el dominio de ambas cámaras del Congreso para que realmente se consiga un resultado.

Muchas de las formas anteriores de la Dream Act tenían copatrocinadores bipartidistas. La edición original de 2001 fue presentada por Sens. Dick Durbin (D-IL) y Orrin Hatch (R-UT) y, en 2010, la propuesta fue presentada por dos representantes republicanos, junto con cinco demócratas y uno independiente.

Líderes como la Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi (D-CA) pueden argumentar todo lo que quieran sobre cómo "no debería haber nada partidista o político sobre esta legislación", pero la Dream and Promise Act del 2019 tenía 232 de los 235 miembros demócratas la casa como copatrocinadores y ningún republicano.

La cuenta final tuvo siete votos republicanos a favor del proyecto de ley, pero hará poco para influir en el Senado dominado por el partido del presidente.

Nancy Pelosi tiene razón al decir que la inmigración no debe ser partidaria. Pero los demócratas y los republicanos se dedican a culparse mutuamente por los fracasos de los demás en lugar de darse cuenta de su propia falla colectiva.

Y el comentario de Pelosi solo agrega leña al fuego.

Lo que se pierde detrás de todo el juego de la culpa partidista es el mismo movimiento que ayer expresó su aprobación en la cámara de la Cámara de Representantes. Un movimiento lleno de gente que solo quiere una oportunidad que ha estado colgando frente a ellos durante dos décadas.

Ese es el fracaso colectivo y 2.5 millones de personas que obtienen una falsa esperanza solo se suman a ello.

00:00 / 00:00
Ads destiny link