LIVE STREAMING
La desesperanza es inmensa si se tienen en cuenta que los esfuerzos no han sido suficientes para frenar el deterio del planeta. Los diagnósticos apuntan a decisiones drásticas, que requieren del compromiso sin límites de los gobiernos, de las empresas y de las comunidades. Getty Images
La desesperanza es inmensa si se tienen en cuenta que los esfuerzos no han sido suficientes para frenar el deterio del planeta. Los diagnósticos apuntan a decisiones drásticas, que requieren del compromiso sin límites de los gobiernos, de las empresas y…

El planeta está cada día más cerca del abismo al infierno

Nada ha sido suficiente para detener el impacto del cambio climático. Es desalentador el informe del grupo de expertos que trabajan para Naciones Unidas.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Roe anulado

Junio 28, 2022

Una Unión de Apple

Junio 21, 2022

Una historia oscura

Junio 20, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de la ONU para el Medio Ambiente, fue contundente en su apreciación: “El mundo escuchó, pero no actuó con la suficiente contundencia, y como resultado el problema está aquí y nadie está a salvo".

Andersen se refería a los llamados de atención que por muchos años viene haciendo el Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC), cuyo reciente informe saca una conclusión obvia: los seres humanos son los culpables de la crisis ambiental. Pero, recuerda que hay daños irreparables que mantendrán el deshielo de los polos, como apenas un ejemplo de las dolencias de este mundo.

Uno de los datos tiene que ver con el hecho de que este es el momento más cálido en 2.000 años. Peor aún, se compara lo actual con el máximo climático del Holoceno, hace 6.500 años.

“Ahora tenemos una visión mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, esencial para entender a dónde vamos, lo que podemos hacer y cómo debemos prepararnos", señaló Valérie Mason-Delmotte, copresidenta de IPCC, al momento de presentar el informe.

Se revela que el nivel del mar seguirá subiendo y podrá significar para finales del siglo un aumento de hasta 55 centímetros. Y la temperatura seguirá en ascenso. Los cálculos más pesimistas hablan de una situación catastrófica en el 2100 si la temperatura global aumentara 4 grados. Los estudios señalan que el aumento, en la cifra que sea, implica más tormentas, más lluvias, más inundaciones, más calamidad. Y en contraste, un calor extremo.

Pero, en el más corto plazo, lo peor que puede pasar es que la temperatura llegue al 2030 con 1,5 grados más. Si ocurriera, sería riesgosa para la supervivencia.

La parte optimista premia los esfuerzos por frenar las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero las reducciones significativas solo se notarían en dos décadas, porque el daño actual es muy profundo.

"Estabilizar el clima requerirá reducciones fuertes, rápidas y sostenidas en las emisiones de gases de efecto invernadero, para llegar a unas emisiones netas cero", dijo Panmao Zhai copresidente del grupo de expertos que asesora a la ONU.

 “La última vez que la temperatura de la superficie de la Tierra superó los 2,5°C (en comparación con los niveles preindustriales) fue hace más de 3 millones de años”, dice el informe.

Lo que prevén los expertos, en el caso de América Latina, es que en Centroamérica se presenten con mayor frecuencia las sequías y mayor riesgo de incendios forestales, mientras que en Suramérica habrá un fuerte impacto en la cordillera de los Andes.

00:00 / 00:00
Ads destiny link