LIVE STREAMING
LOS ÁNGELES, CALIFORNIA - 21 DE AGOSTO: la candidata demócrata a la presidencia y senadora por Massachusetts Elizabeth Warren se prepara para hablar durante una reunión del ayuntamiento en el Auditorio Shrine el 21 de agosto de 2019 en Los Ángeles, California. (Foto de Mario Tama/Getty Images)
LOS ÁNGELES, CALIFORNIA - 21 DE AGOSTO: la candidata demócrata a la presidencia y senadora por Massachusetts Elizabeth Warren se prepara para hablar durante una reunión del ayuntamiento en el Auditorio Shrine el 21 de agosto de 2019 en Los Ángeles,…

Lo que Joe Biden podría aprender de Elizabeth Warren

Por primera vez en la carrera por las primarias demócratas, dos candidatos han superado al ex vicepresidente en las encuestas. Una de ellas es la mujer que…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Cierre de Berks

Diciembre 01, 2022

El impacto latino en Arizona

Diciembre 01, 2022

Tribus contra el clima

Noviembre 30, 2022

Ley de respeto al matrimonio

Noviembre 30, 2022

Disparidad sin fecha

Noviembre 30, 2022

Casey sobre la inmigración

Noviembre 30, 2022

Batalla contra el plástico

Noviembre 29, 2022

Una política renovada

Noviembre 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Una nueva encuesta nacional ha sorprendido al país con la posición que gozan los tres favoritos para las primarias demócratas del 2020.

Los datos publicados por la Universidad de Monmouth el día lunes muestran una caída abrupta en la aprobación del ex vicepresidente Joe Biden, quien pasó de 32 puntos porcentuales a 19, posicionándose por debajo de los Senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, quienes se encuentran empatados en el primer lugar con 20 puntos.

Para Bernie, este no es un escenario nuevo. Durante su última primaria demócrata contra Hillary Clinton en el 2016, Sanders terminó con un 43.1% de la aprobación, frente al 55.2% que llevó a la ex Secretaria de Estado a la candidatura contra Donald Trump.

De igual manera, el senador independiente de Vermont ha sido considerado por las encuestas nacionales como una de las figuras políticas más populares del país de manera consecutiva desde el 2015.

Pero para la Senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, este es un territorio nuevo.

A pesar de que la encuesta de Monmouth tiene un margen de error considerable (alrededor del 5.7%), la conclusión más importante del conteo es la “volatilidad” de la carrera demócrata, donde las posturas ideológicas otrora consideradas radicales hoy son las favoritas a la hora de escoger a quién se enfrentará a Donald Trump en el 2020.

Según dijo Patrick Murray, director del instituto de encuestas en Monmouth, al NYT, “los votantes liberales están comenzando a buscar un candidato con el que puedan identificarse. Los votantes moderados, que han estado prestando menos atención, parecen estar expresando dudas sobre Biden”.

¿Y cómo no?

La energética figura de Warren ha destacado por su discurso sencillo, directo y estimulante sobre un “cambio estructural” en el país, abogando por una agenda liberal que se creía imposible de tragar en el Estados Unidos de Donald Trump.

Allí donde Sanders falló en ocasiones anteriores, Warren ha logrado evitar las brechas de la izquierda, pero siempre desde el consenso, como a la hora de abrazar un Green New Deal, la abolición de la deuda estudiantil, la reforma del sistema criminal judicial y, en especial, declarando la guerra al cabildeo institucionalizado en Washington.

Si bien estas propuestas parecieran ser eco de un Sanders versión 0.1, Warren ha destacado a la hora de sustentarles en debates televisivos, en entrevistas y frente a audiencias que superan los 10.000 asistentes.

Incluso su manera de sobrellevar el asunto “Pocahontas” ha tenido su matiz elegante.

La Senadora se ha transformado en la candidata que tiene un plan para todo.

“Sin embargo, públicamente, y aún más en privado, la senadora ha indicado a los líderes del partido que, lejos de querer organizar una ‘revolución política’ a la manera del Sr. Sanders, ella quiere revivir al asediado Comité Nacional Demócrata y ayudar a recuperar el Senado, mientras se conserva la Cámara en el 2020”, explica Jonathan Martin en su columna para el New York Times.

Por su parte, el ex vicepresidente Joe Biden, vio su aprobación golpeada desde el primer debate por su historia con políticos segregacionistas, y a duras penas sobrevivió un escándalo de acoso sexual.

A pesar de que algunas encuestas mantienen a Warren por detrás de Biden (aunque por delante de Sanders), la diferencia radica en su habilidad para hacer uso del desconocimiento público y transformarle inmediatamente a su favor.

“Mientras más del 90% de los demócratas tiene una opinión de (Biden y Sanders), sólo el 83% ofrece una sobre Warren”, explica Nathaniel Rakich de FiveThirtyEight. “En otras palabras, una mayor proporción de personas que tienen una opinión sobre Warren la ven de manera positiva”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link