LIVE STREAMING
Para el Presidente Trump, la crisis en Puerto Rico es meramente económica. Fuente: EFE. 
Para el Presidente Trump, la crisis en Puerto Rico es meramente económica. Fuente: EFE. 

La empatía de Trump por la devastación en Puerto Rico deja mucho que desear

Las declaraciones de presidente estadounidense con respecto a la devastación del huracán María en Puerto Rico son todo menos solidarias.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

Lo nuevo de Coti

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A algunas personas se les olvida que Puerto Rico sigue siendo territorio estadounidense. Sólo se recuerda cuando el debate independentista – como el indulto a Óscar López Rivera – sale a flote. Y para muestra un botón: el presidente Donald Trump no sólo tardó cinco días en reaccionar a la devastación de la isla por el paso del huracán María, sino que cuando finalmente lo hizo, sus declaraciones insinuaron que las consecuencias del desastre eran culpa de la deuda multimillonaria que mantiene la isla con Wall Street.

“Texas y Florida están haciendo un gran trabajo pero Puerto Rico, quien ya sufría por una infraestructura destruida y una deuda masiva, está en graves problemas”, escribió. “Su antiguo cableado eléctrico, que se encontraba en graves condiciones, fue devastado. Gran parte de la Isla fue destruida con miles de millones en deuda con Wall Street y los bancos que, lamentablemente, deben resolverse. Comida, agua y medicinas son las prioridades – y está funcionando”.

3.5 millones de estadounidenses se han visto afectados por el paso del huracán por la Isla, y la repuesta del presidente ante la grave situación ha sido, nuevamente, la de provocar.

A pesar de haber asegurado al pueblo puertorriqueño que “estaba con ellos” horas antes de que el huracán pisara tierra en la isla – con vientos de hasta 250 kilómetros por hora), los ciudadanos han visto su angustia alimentada por la represalia disimulada del presidente.

Según reportó el diario The Guardian, alrededor de 700 funcionarios de la Agencia Federal de Administración de Emergencias (FEMA) se encuentran en la isla y un total de 10.000 trabajadores federales se encuentran llevando a cabo misiones de búsqueda y rescate, así como también la distribución de comida y agua.

Mientras tanto, el presidente Trump se ha enfrascado en sinsentidos con los jugadores afroamericanos de la Liga Nacional de Fútbol Americano, algo que gran parte de los residentes en la isla no han podido ver en los medios por el corte eléctrico al que están sometidos desde hace cinco días.

Como declaró Juliette Kayyem, antigua funcionara del departamento de seguridad nacional estadounidense durante la administración Obama, la respuesta de Trump al desastre en Puerto Rico ha demostrado una “falta de empatía de proporciones épicas”.  

00:00 / 00:00
Ads destiny link