LIVE STREAMING
WASHINGTON, DC - 1 DE MARZO: El jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, asiste a un evento para conmemorar el 15 aniversario del Departamento de Seguridad Nacional, el 1 de marzo de 2018 en Washington, DC. (Foto por Drew Angerer/Getty Images)
WASHINGTON, DC - 1 DE MARZO: El jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, asiste a un evento para conmemorar el 15 aniversario del Departamento de Seguridad Nacional, el 1 de marzo de 2018 en Washington, DC. (Foto por Drew Angerer/Getty Images)

El nuevo trabajo de John Kelly: dirigir centros de detención para menores inmigrantes

El ex jefe de personal de la Casa Blanca ha mudado su oficina al centro de detención de menores indocumentados más grande del país en Homestead (Florida).

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Omar Montes y su llama

Junio 29, 2022

Latinas en Spy Kids

Junio 29, 2022

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

CCP+Rowan

Junio 28, 2022

Un refugio para el aborto

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

John Kelly podrá haber dejado a un lado las labores de la Casa Blanca, pero los ideales los mantiene consigo.

Tras haberse desempeñado como Secretario de Seguridad Nacional y posteriormente como jefe de personal de la Casa Blanca desde el inicio de la Administración Trump, Kelly ha vuelto a su labor original: dirigir una organización privada. Esta vez, es una que controla centros de detención.

Según reportó CBS, John Kelly fue visto durante el mes de abril haciendo un tour por las instalaciones del centro de detención para inmigrantes menores indocumentados de Homestead (Florida), considerado uno de los más grandes del país.

El pasado viernes, la organización Caliburn Internacional confirmó al medio que Kelly había vuelto a su junta de directores, y pasaría ahora a supervisar cuatro refugios a nivel nacional (uno en Florida y tres en Texas).

El ex jefe de personal de Trump se sumó así a una plantilla de profesionales militares de alto rango, cuya labor se enfoca en “el liderazgo humanitario y militar” y que supuestamente cuenta con “una comprensión profunda de los asuntos internacionales y el conocimiento de los motores económicos actuales en todo el mundo”, según dijo James Van Dusen, CEO de Caliburn.

“Nuestra junta directiva sigue concentrada en asesorar sobre la seguridad y el bienestar de los menores no acompañados que han sido confiados a nuestra atención y custodia por el Departamento de Salud y Servicios Humanos”, agregó.

Sin embargo, la realidad denunciada por varios medios y representantes políticos dista mucho de la descripción de Van Dusen.

Durante el mes de febrero, cinco representantes demócratas del Congreso visitaron el centro de detención de Homestead – que alberga actualmente a 1.600 niños sin acompañante entre las edades de 13 y 17 años – y denunciaron su parecido con una prisión.

Tras el cierre del centro de detención improvisado en Tornillo, los niños inmigrantes han sido redistribuidos a nivel nacional, frecuentemente perdiéndoseles la pista.

Asimismo, múltiples reportajes han denunciado el maltrato al que se ven expuestos los jóvenes en dichas instalaciones.

La incorporación de Kelly a la junta directiva de una organización que lucra gracias a la detención de estos menores de edad indocumentados es nada menos que impactante.

Durante su labor en el gobierno, Kelly fue pieza clave en la política de separación de familias y, según agregó CBS, “la duración promedio de la estancia de un niño inmigrante no acompañado bajo custodia de Estados Unidos se disparó”.

“Esto es imperdonable”, escribió en Twitter la representante de Florida Debbie Mucarsel-Powell. “Esto confirma lo que sabíamos sobre el presidente: tanto él como las personas que le rodean, como John Kelly, están dispuestos a beneficiarse de la cruel detención de los niños inmigrantes”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link