LIVE STREAMING
Child Tax Credit
Sin la desgravación fiscal por hijos, muchas familias tienen dificultades. Foto: Alex Wong/Getty Images.

Sin la prórroga de la desgravación fiscal por hijos, las familias se han quedado en la estacada

Con el programa Build Back Better en suspenso, la desgravación fiscal por hijo está en el aire.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

ACLU tras Mayorkas

Septiembre 13, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Entre julio y diciembre, la ampliación de los pagos de la desgravación fiscal por hijos proporcionó a los padres de Estados Unidos un pequeño colchón financiero para superar el bache económico de la pandemia. 

El día 15 de cada mes, los padres que se inscribieron recibieron pagos de hasta 300 dólares por niño menor de seis años y 250 dólares por niño de seis a 17 años. 

Pero cuando los pagos dejaron de llegar, muchas familias se vieron afectadas negativamente. NBC News habló con varios padres que experimentaron las consecuencias de la expiración del crédito fiscal. 

Una madre de Milwaukee tuvo que elegir entre los pañales y la leche de fórmula para su bebé y el pago de Internet que sus hijos necesitaban para asistir a la escuela en línea. 

Una madre de Chicago tuvo que utilizar el último dinero que había ahorrado de los pagos para alquilar una habitación de hotel para ella y su hijo de dos años después de que la calefacción de su apartamento se apagara inesperadamente y la temperatura bajara a sólo nueve grados. 

"Recibí 4.500 dólares y cada mes calculaba lo que necesitaba el hogar, ya fuera gasolina, material escolar, artículos de aseo, alquiler o la factura de la luz, lo que fuera", dijo a NBC News Savannah Brooks, la nueva madre de 36 años de Milwaukee. 

La expiración de este beneficio, y la incapacidad del Congreso para aprobar el plan Build Back Better que habría consolidado el crédito fiscal por hijos durante otro año, ha dejado a muchos padres abrumados, y resentidos.  

Kristen Olsen, de 41 años, madre de tres hijos en Virginia Occidental, dijo a NBC News que desde que ha vuelto a trabajar en persona, ha estado luchando con la adición de los costos de cuidado de los niños, además de un aumento de la renta de 75 dólares en enero. 

El aumento del precio de los alimentos y la necesidad de hacer frente a los pagos del agua, la electricidad y el coche se sumaron a la carga. Pero la desgravación fiscal por hijo la hacía sentirse capaz de cubrir las necesidades básicas de su familia. 

Para Olsen, la pérdida del crédito fiscal por hijos se siente como "una broma cruel". 

"Es como decir: 'Así es como podría ser tu vida, así es como sería si no tuvieras que preocuparte tanto cada mes, así es como se siente al saber que puedes pagar tus facturas, y luego simplemente te quitan la alfombra", dijo Olsen. 

El senador Joe Manchin dejó en suspenso las negociaciones sobre el paquete Build Back Better el mes pasado cuando dijo que no podía apoyar las disposiciones, en particular la mejora del crédito fiscal por hijos (CTC).

Los partidarios demócratas del crédito mejorado están decididos a seguir presionando. La semana pasada, cinco senadores -Michael Bennet de Colorado, Sherrod Brown de Ohio, Cory Booker de Nueva Jersey, Raphael Warnock de Georgia y Ron Wyden de Oregón- escribieron una carta a Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris instándoles a "asegurar" una ampliación del crédito. 

"La ampliación del CTC es un logro emblemático de la política interna de esta administración y ha sido un proceso abrumador. Las consecuencias de no ampliar la expansión del CTC son nefastas, especialmente cuando las familias se enfrentan a otra ola de la pandemia de Covid-19", escribieron los senadores. 

La ampliación ayudó a reducir la pobreza infantil, un logro que Biden y los demócratas del Congreso han aplaudido repetidamente. 

En diciembre, unos 3,7 millones de niños salieron de la pobreza, incluidos 737.000 niños negros, 1,4 millones de niños latinos y 1,4 millones de niños blancos, según el Center on Poverty & Social Policy de la Universidad de Columbia. En general, el crédito supuso un descenso estimado de casi el 30% de la pobreza infantil. 

La expiración del crédito llega en un momento excepcionalmente duro para las familias. La inflación está haciendo subir mucho los precios, especialmente los de los alimentos, y la variante de Omicron ha obligado a muchas personas a ausentarse del trabajo para cuidar de sus seres queridos enfermos. 

"Este es un momento en el que esos beneficios serían aún más importantes de lo que eran hace seis meses, en muchos aspectos, y ya no están ahí", dijo a la CNN Zachary Parolin, investigador principal del Centro.

00:00 / 00:00
Ads destiny link