LIVE STREAMING
EL PASO, TX - 22 DE MARZO: Imagen proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Asuntos Públicos de los Estados Unidos, que muestra a algunos inmigrantes después de cruzar la frontera internacional entre los Estados Unidos y México, y entregarse a un agente de la patrulla fronteriza. Los migrantes son llevados a un centro de procesamiento donde reciben alimentos y agua, así como atención médica si es necesario, el 22 de marzo de 2019 en El Paso, Texas. (Foto de Mani Albrecht/Getty Ima
EL PASO, TX - 22 DE MARZO: Imagen proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, que muestra a algunos inmigrantes después de cruzar la frontera internacional entre los Estados Unidos y México, y entregarse a un agente de la patrulla…

De vuelta a la crisis en la frontera

Con los ánimos renovados tras el resumen del informe Mueller publicado por su Fiscal General, el presidente Donald Trump ha vuelto a la carga con su arma…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Somos muchos quienes recordamos a Donald Trump como el candidato presidencial de la mofa y del desafío a la corrección política.

Dos años bajo el escrutinio de una investigación parecieron haberle calmado los ánimos y el tono. Pero el fin de la llamada Investigación Mueller, y su supuesta “exoneración total”, le han devuelto al presidente las ganas de decir lo primero que le viene a la cabeza.

Una vez el Fiscal General William Barr dijo que el abogado especial Mueller no había conseguido evidencia para una colusión entre la campaña Trump y el gobierno de Rusia, el presidente se embarcó nuevamente en eventos políticos para mantener sólida su base electoral.

Durante un mitin político en Grand Rapids (Michigan) el pasado jueves, Trump regresó a su personaje de siempre, “serpenteando a través de puntos de conversación con diversos grados de coherencia”, según reportó la Rolling Stone.

Trump volvió a la carga contra los demócratas, contra los medios y hasta contra el mismo abogado especial Robert Mueller a quien había alabado días antes.

“La caza de brujas de Rusia fue un plan de aquellos que perdieron la elección para tratar de ganar el poder ilegalmente al tender una trampa contra estadounidenses inocentes a través de un engaño muy elaborado”, dijo a sus partidarios.

Gracias a su interpretación del informe Mueller, y el fracaso de los demócratas a la hora de poner un alto a su declaración de Emergencia Nacional, Trump se sintió librado para volver a demonizar a los inmigrantes que huyen de la violencia en Centroamérica e intentan ingresar a Estados Unidos por todos los medios.

Hablando sobre los solicitantes de asilo, el presidente volvió a insistir en sus teorías conspirativas y aseguró que los inmigrantes “se reúnen con abogados” que les instruyen a repetir un monólogo estipulado.

“Dicen: ‘tengo mucho miedo por mi vida. Tengo miedo por mi vida’, pero cuando ves al chico parece que acaba de salir del ring, que es el campeón de peso pesado del mundo”, se burló. “¿Tiene miedo por su vida? Es un inmenso timo”.

De esta manera, Trump volvió a amenazar con “cerrar la frontera” si los inmigrantes persisten en su comitiva por entrar al país.

A pesar de la palabrería presidencial, los últimos reportes de la Patrulla Fronteriza han determinado que la situación en la frontera “está a punto de quiebre” por la cantidad de personas que intentan cruzar y los pocos recursos que existen para lidiar con ello.

El comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Kevin McAleenan, declaró que, por primera vez en más de una década, su agencia “está realizando de manera renuente la liberación directa de los migrantes”, sin pasar por Inmigración y Aduanas ni ser detenidos o identificados con brazaletes de tobillo pues los centros de detención están al tope de su capacidad.

Según reportó el Washington Post, el número de familias migrantes que llegan a la frontera “ha alcanzado nuevos máximos”, con un aumento exponencial “mes tras mes”.

Las cifras determinan un aproximado de 4.100 inmigrantes detenidos por día durante esta semana en la zona de El Paso, lo que ha llevado a las autoridades a concentrar a los individuos en instalaciones improvisadas como estacionamientos.

A diferencia de épocas previas, la gran mayoría de los inmigrantes detenidos son familias enteras o menores que viajan solos, y McAleenan ha asegurado que muchos de ellos están en graves condiciones de salud.

Si bien la “crisis” de la que habla el presidente permanece en su repertorio de mitología política, la causa de fondo permanece intacta: las condiciones de vida para ciudadanos de gran parte de Centroamérica son insostenibles, y la coordinación bilateral se ve amenazada por la debilitada capacidad diplomática actual de Estados Unidos.

00:00 / 00:00
Ads destiny link