LIVE STREAMING
Marcha por Rubén Espinosa, periodista asesinado en Ciudad de México en 2015. México fue el país del mundo con mayor número de periodistas asesinados en 2017. Foto: Wikipedia

Barcelona, ciudad santuario para periodistas mexicanos amenazados

El ayuntamiento de Barcelona ha creado un programa de acogida temporal para periodistas mexicanos que se sientan amenazados en su país. Los primeros…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“Barcelona protege a periodistas de México”. Así de simple es el nombre del programa de acogida temporal impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona (España) con el fin de hospedar y dar apoyo a periodistas que se sientan amenazados en México.

“En México no hay justicia. No ha habido condenas por el asesinato de ningún periodista. Las leyes existen, pero nadie las cumple”, declararon esta semana al periódico barcelonés La Vanguardia los dos primeros periodistas participantes en el programa. Se trata de Jacob Morales y Luis Daniel Nava, periodistas de El Sur de Acapulco, en el estado de Guerrero, de 35 y 29 años respectivamente. Ambos han recibido amenazas por denunciar la violencia y los abusos del poder político y económico en el estado de Guerrero, uno de los más violentos de México.

Dotado con un presupuesto de 231.000 euros (unos 247.000 USD), el programa -impulsado por el ayuntamiento de Barcelona, conjuntamente con la organización local de defensa de los derechos humanos Taula per Mèxic-, proporciona a los periodistas alojamiento, manutención, apoyo psicosocial y sanitario, además de formación, durante un periodo mínimo de tres meses. El objetivo del programa es prestar apoyo y reforzar las capacidades personales y profesionales de los periodistas que sientan que su vida está en peligro en su país.

"Barcelona quiere convertirse en una ciudad santuario para los periodistas mexicanos que son activistas y que ven sus vidas amenazadas", dijo el director de Justicia Global y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Barcelona, David Llistar, durante la rueda de prensa de presentación del programa, el pasado 24 de julio.

"Son periodistas que han puesto cara, nombre y contexto a quienes están violando a su gente, a las larvas del narcotráfico, y a las redes que se instalan en los gobiernos y cuerpos del estado", añadió Llistar, según una nota de EFE.

Según Nava y Morales, una de las razones principales por las que la violencia contra los periodistas no cesa en su país es la impunidad de la que gozan los actores implicados: desde políticos locales a empresarios influyentes, policías o capos del narcotráfico. Tanto Nava como Morales confían en que el recién elegido presidente Andrés Manuel López Obrador, de la coalición de izquierdas “Morena”, cumpla con su promesa de poner fin a la impunidad y la violencia en su país, pero está por ver si podrá conseguirlo.

México es uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer la profesión de periodista. Entre 2000 y lo que va del año 2018 han sido asesinados 115 reporteros y las amenazas son constantes, según datos de Artículo 19, organización independiente que defiende la libertad de expresión. Solo en 2017 fueron asesinados 12 comunicadores.

“Era salir de Acapulco o atenerme a las consecuencias", relató Morales el pasado julio durante la rueda de prensa del programa, citado por EFE. Ya en Barcelona, Morales ha explicado que fue amenazado de muerte por teléfono mientras investigaba los enfrentamientos por la construcción de un proyecto hidroeléctrico en La Parota, en la que han muerto once personas. Nava, por su parte, ha sido víctima de dos asaltos violentos en los últimos dos años. Está especializado en reportajes sobre movimientos sociales y violencia en la sierra de Guerrero, según informó La Vanguardia. Ambos acusan al Estado de ser cómplice de la violencia contra los periodistas, principalmente a los políticos del PRI, el partido del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, a los que acusan de haber mirado al otro lado.

La llegada de AMLO al poder les ha despertado cierta esperanza. “Tiene una amplia mayoría para hacer los cambios necesarios para garantizar la paz y libertad y que se haga justicia de una vez por todas” dijeron los periodistas, que desde Barcelona esperan poder internacionalizar la causa y defender la libertad de prensa - pilar básico de la democracia- en su país.  

Con anterioridad a los dos periodistas de El Sur de Acapulco estuvo acogido en Barcelona el  reportero y escritor mexicano Carlos Juárez, también amenazado. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, actualmente trabaja para un medio de Tamaulipas, investigando temas de seguridad, derechos humanos y medio ambiente, y es corresponsal de Aristegui Noticias. Según reportó la organización Taula per Mèxic, que trabaja por la paz y los derechos humanos en México desde Barcelona, Juárez se dedica desde hace tres años a investigar a los desaparecidos en Tamaulipas  Recientemente ha publicado el texto “Defender el hogar en tierra zeta”, que narra los impactos del fracking en Tamaulipas y el expolio de las comunidades por parte de la empresa Iberoamericana de Hidrocarburos (IHSA).

00:00 / 00:00
Ads destiny link