LIVE STREAMING
NASHVILLE, TN - 31 DE MAYO DE 2018: Familias de inmigrantes y activistas se manifestaron frente al Capitolio del Estado de Tennessee contra la HB 2315, una ley que prohíbe las políticas de ciudades santuario en el estado. (Foto de Drew Angerer/Getty Images)
NASHVILLE, TN - 31 DE MAYO DE 2018: Familias de inmigrantes y activistas se manifestaron frente al Capitolio del Estado de Tennessee contra la HB 2315, una ley que prohíbe las políticas de ciudades santuario en el estado. (Foto de Drew Angerer/Getty…

Un nuevo ataque del gobierno Trump contra las Ciudades Santuario

La Administración ha redoblado sus esfuerzos por debilitar a las llamadas Ciudades Santuario en su cruzada por instaurar a la fuerza sus nuevas leyes de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando creíamos que el escándalo del impeachment había sido suficiente, la Administración Trump ha vuelto a sus andanzas contra la comunidad inmigrante, esta vez desplegando unidades tácticas del orden público en las ciudades santuario de todo el país.

Según reportó el New York Times, las unidades estarían siendo desviadas desde la frontera sur para incorporarse a “una poderosa operación de arrestos” como retaliación a las localidades “que se niegan a participar en la aplicación de la ley de inmigración”.

Los destinos de los funcionarios entrenados han sido hasta el momento ciudades como Chicago y Nueva York, según explicaron personas familiarizadas con la operación al Times. De igual manera se espera que se envíen agentes adicionales a otras ciudades como San Francisco, Los Ángeles, Atlanta, Houston, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark.

Desde su primer año en el cargo, el presidente Trump ha prometido acabar con las ciudades santuario, jurisdicciones que tomaron la decisión de limitar su cooperación con las agencias de inmigración nacionales, en apoyo a las comunidades indocumentadas que temen ser deportadas y separadas de sus familias.

En enero del 2017, Trump firmó la Orden Ejecutiva 13768 que instruía al Departamento de Seguridad Nacional y al Fiscal General a reducir los fondos federales a estas jurisdicciones que se rehusaran a colaborar con las agencias migratorias.

Ante la negativa de algunos estados como California de colaborar aún bajo la presión del recorte presupuestario, el Departamento de Estado decidió introducir procesos judiciales a partir del 2018 argumentando que las leyes estatales “hacían imposible que los funcionarios federales de inmigración hicieran su trabajo”.

Por su parte, y según reportaba el Migration Policy Institute en el momento, 33 estados decidieron obedecer las órdenes de la Casa Blanca e introdujeron o promulgaron leyes que exigían a las fuerzas locales del orden que cooperaran con ICE.

Ahora, tanto Migración y Aduanas como ICE han unido fuerzas para aumentar los arrestos de ciudadanos indocumentados en el interior del país, según explicó un vocero al Times, “con el fin de mejorar la integridad del sistema de inmigración, proteger la seguridad pública y fortalecer nuestra seguridad nacional”.

Las unidades especiales enviadas a las Ciudades Santuario son conocidas como BORTAC, el equivalente a las SWAT pero de la Patrulla Fronteriza, y que contaran con un equipo adicional –entre granadas de aturdimiento, certificación de francotiradores, y otras– y son conocidos por “llevar a cabo operaciones de alto riesgo”.

Pero los gobiernos de las Ciudades Santuario no se quedarán de brazos cruzados.

El Alcalde de la ciudad de Los Angeles, en conjunto con el director de la policía, el jefe Michel Moore, publicó un vídeo el pasado viernes anunciando que se mantendrían firmes en su decisión de no colaborar con ICE.

“Independientemente de su estado migratorio, quiero que todos los Angelinos sepan que su ciudad está de su lado”, dijo Garcetti en Twitter. “Aquí en Los Ángeles, nuestro departamento de policía no se coordina con ICE ni participa en la aplicación de la ley de inmigración”.

Por su parte, el Senador de Boston, Ed Markey, anunció en un foro sobre el censo:

“Esta acción de Donald Trump tan sólo forma parte de su nuevo sentido dictatorial de lo que es capaz de hacer. Listas de enemigos, aterrorizar inmigrantes y hacer nuestro país menos seguro”, aseguró. “Si usted es un inmigrante y está en Boston, sepa que hay mucha gente que le cubre las espaldas y que le va a defender”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link