LIVE STREAMING
Left to right: Wisconsin Senator Ron Johnson, Minnesota Governor Tim Walz, and Connecticut Senator Richard Blumenthal.
De izquierda a derecha: El senador de Wisconsin Ron Johnson, el gobernador de Minnesota Tim Walz y el senador de Connecticut Richard Blumenthal. Fotos: Getty Images.

Trump contra Pence, moderados contra progresistas mientras el 9 de agosto se celebran las primarias más vitales para ambos partidos

Las primarias del martes incluirán Wisconsin, Minnesota, Vermont y Connecticut.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Bukele buscará reelección

Septiembre 16, 2022

Hambre y votos en Brasil

Septiembre 14, 2022

¿Jake Paul en La Perla?

Septiembre 13, 2022

El 7º distrito está en juego

Septiembre 10, 2022

Justicia para Jeff German

Septiembre 10, 2022

Fetterman tiende la mano

Septiembre 10, 2022

¿María para alcalde?

Septiembre 06, 2022

Vínculos financieros

Septiembre 06, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Nota de la redacción: Este artículo fue escrito por Carlos Nogueras y Alan Nuñez

Las elecciones generales de noviembre están a la vuelta de la esquina, y con cada semana que pasa, más primarias determinan qué candidatos avanzarán para enfrentarse. Mientras los demócratas reúnen fuerzas para enfrentarse a los titulares, también tendrán que lidiar con más y más candidatos del GOP respaldados por Trump, ya que el Partido Republicano continúa una transformación en su núcleo.

Otras cuatro primarias determinarán esos candidatos mañana.

Wisconsin

Las primarias republicanas para gobernador de Wisconsin del martes 9 de agosto contarán con el copropietario de una empresa de construcción, Tim Michels, que cuenta con el respaldo de Trump. Promueve el respaldo del expresidente como una parte importante de su campaña, y también ha utilizado millones de dólares de su propio dinero para financiar su candidatura. Michels también utiliza la historia de la empresa de construcción de su familia para construir la narrativa de su campaña. 

El prominente donante del GOP ya perdió una campaña en 2004, cuando intentó desbancar al ex senador estadounidense Russ Feingold. El ex vicepresidente Mike Pence, junto con el ex gobernador de Wisconsin Scott Walker, han respaldado a la ex vicegobernadora Rebecca Kleefisch para la gobernación. Es otra clavija en la rivalidad entre Pence y Trump, ya que el ex vicepresidente busca distanciarse de su antiguo compañero de fórmula. 

En 2012, Kleefisch y Walker sobrevivieron a una elección de destitución, lo que ella cree que le da una ligera ventaja en la categoría de experiencia. A lo largo de su campaña, Kleefisch ha afirmado que posee los conocimientos y la experiencia necesarios para seguir persiguiendo los ideales conservadores. Kleefisch también espera desmontar la comisión bipartidista que dirige las elecciones en el estado. 

En el lado demócrata, la carrera al Senado se está calentando para ver quién se enfrentará al actual senador Ron Johnson en noviembre. A finales de las primarias, tres candidatos demócratas se retiraron, incluida la tesorera de Wisconsin, Sarah Godlewski, que apoyó al vicegobernador Mandela Barnes para la candidatura. De ser elegido, sería el primer senador negro del estado. 

Incluso con algunos nombres desconocidos todavía en las primarias para el Senado, los líderes del GOP en el estado miran a Barnes como el nominado y el que debe vencer en noviembre. 

En el tercer distrito del Congreso de Wisconsin, con la jubilación del diputado demócrata Ron Kind, se ha abierto un escaño para el que compiten cuatro demócratas. Con la tendencia actual del distrito a ser más republicano, Derrick Van Orden, que apenas perdió ante Kind en 2020, es el posible rival. Llega a las elecciones generales con el respaldo de Trump.

Minnesota

El actual gobernador demócrata de Minnesota, Tim Walz, aspira a un segundo mandato, pero es probable que se enfrente en noviembre al republicano Scott Jensen. 

Jensen, médico y ex legislador estatal, ha hecho del escepticismo sobre las vacunas el punto central de su campaña. Los dos se conocen un poco, ya que en los últimos dos meses ambos han lanzado ataques publicitarios el uno contra el otro. Las primarias son poco más que una formalidad antes del enfrentamiento de noviembre.

Jensen ha atacado a Walz por el aumento de la tasa de criminalidad en todo el estado, junto con la gestión de Walz de la pandemia y los dos años posteriores. El aborto ha sido otro punto de discordia. Con la entrada en vigor de la prohibición del aborto en algunos estados tras la anulación de Roe v. Wade por parte del Tribunal Supremo, Walz, que apoya el aborto, afirma que el hecho de que un personaje como Jensen asuma el poder sería una amenaza para el futuro de la legalidad del aborto en el estado. 

Una de las primarias que hay que vigilar en el lado demócrata es la de la diputada Ilhan Omar, que actualmente se enfrenta al problema del aumento de la delincuencia como tema que han planteado sus contrincantes. El ex concejal de Minneapolis, Don Samuels, es uno de sus contrincantes, que se ha manifestado firmemente en contra de la retórica de desfinanciar a la policía. 

Incluso el año pasado, combatió ciertos esfuerzos que se hicieron para reemplazar el departamento de policía de la ciudad. 

Omar, sin embargo, apoyó la desfinanciación de la policía, y tiene una fuerte operación de base, dándole una gran ventaja financiera sobre Samuels. Es la favorita para ganar las primarias. 

Para ambos partidos, el 1er Distrito del Congreso es una carrera a seguir, ya que el ex representante estatal republicano Brad Finstad y el demócrata, ex director general de Hormel, Jeff Ettinger compiten en una elección especial para el asiento del representante republicano de EE.UU. Jim Hagedorn, que murió de cáncer en febrero de este año. Quien gane esta primaria no sólo determinará el enfrentamiento de noviembre para el mandato de dos años, sino que también permitirá que uno de ellos termine los últimos meses del mandato de Hagedorn.

Vermont 

La batalla por el estado azul profundo podría ser un punto de referencia para los demócratas centristas y progresistas, ya que la carrera por la gobernación se intensifica para las elecciones primarias. La vicegobernadora Molly Gray y la presidenta pro tempore del Senado, Becca Balint, son las principales candidatas para la carrera de esta temporada, y podrían convertirse en la primera mujer miembro de la delegación del Congreso de Vermont. 

Gray, de tendencia centrista, cuenta con el apoyo del actual senador estadounidense Patrick Leahy, que donó 5.000 dólares a su campaña. El legislador retirado también dijo que votó por ella en una declaración escrita en julio.

"Al igual que muchos vermonenses, voté temprano", dijo Leahy. "Aunque tengo una buena opinión de los dos candidatos principales, he votado por Molly Gray porque creo que su experiencia es muy adecuada para el puesto. Su trabajo en el Congreso, su formación jurídica, sus profundas conexiones con las comunidades de Vermont. Molly servirá bien a Vermont en el Congreso". 

Gray, abogada, también ha recibido donaciones de una línea centrista del partido, con apoyos de antiguos gobernadores. Madeline Kunin y Howard Dean. 

Durante un debate, Balint pasó a la ofensiva, calificando a Leahy de "corporativista con avales de los ex gobernadores Madeline Kunin y Howard Dean". 

Aunque Balint se disculpó por sus comentarios, se centró en las contribuciones a la campaña de su oponente. 

"Dije en su momento que la razón por la que me preocupaba era por los fondos que usted está recaudando de personas con información privilegiada de Washington", dijo Balint. "Usted ha recaudado una enorme cantidad de dinero de los grupos de presión en D.C. y no tanto de la gente de aquí en Vermont". 

Balint, antigua maestra de escuela, ha acumulado el apoyo de nombres ferozmente demócratas, como el senador federal de Vermont Bernie Sanders, la diputada Pramila Jayapal, presidenta del Caucus Progresista del Congreso, y Ben Cohen y Jerry Greenfield, fundadores de Ben and Jerry's. 

Aunque la contienda ha exacerbado las tensiones entre los candidatos, ambos mantienen plataformas filosóficas similares respecto al derecho al aborto, la vivienda asequible y la ampliación del acceso a la banda ancha. 

Connecticut 

Varios escaños están en juego en las próximas primarias de Connecticut, con todos los escaños del Senado estatal abiertos a la elección. Dennis Bradley, titular del segundo mandato, perdió el respaldo del partido frente al activista político y líder de la Iglesia Metodista, Herron Gaston. 

Bradley fue despojado de sus asignaciones de liderazgo del comité la primavera pasada, después de una acusación federal en 2018 después de conspirar para defraudar el programa de financiación de la campaña pública de Connecticut de $ 179,850. Fue acusado junto con su antigua tesorera de campaña, Jessica Martínez. 

La detención deja a un solo demócrata que se presenta en el distrito 23 de Connecticut, que sirve a Bridgeport y Stratford.

En las primarias para el Senado, el Partido Republicano busca activamente desbancar al actual senador Richard Blumenthal. De cara a las elecciones, el representante estatal Themis Klarides, la presidenta del RNC Leora Levy y el abogado Peter Lumaj compiten por la nominación. 

Klarides obtuvo el respaldo republicano en primavera. 

Para las primarias del 4º Distrito de la Cámara de Representantes, Jayme Stevenson tiene el respaldo del GOP y se enfrentará a Michael Goldstein, un médico de Greenwich. 

El ganador se enfrentará al congresista Jim Hines, que lleva siete años en el cargo. 

En el último año, el concurso para Secretario de Estado atrajo la atención de los votantes después de que la actual secretaria, Denise Merrill, anunciara que no se presentaría a la reelección para un cuarto mandato el pasado verano. 

Para el escaño, la lista está empatada, con dos candidatos por los demócratas y el GOP. 

La Directora de Salud de New Haven, Maritza Bond, se enfrenta a la candidata apoyada por los demócratas, Stephanie Thomas, representante estatal. 

La elegida por el GOP es la representante estatal en funciones Terrie Wood, que se enfrenta al ejecutivo de Apple convertido en político Dominic Rapini. Tras presentar una candidatura fallida al Senado en 2018, Rapini se hizo eco de las denuncias de fraude electoral, aunque ninguna investigación ha encontrado pruebas de ello en el proceso electoral.

00:00 / 00:00
Ads destiny link