LIVE STREAMING
So far, Sazon has been able to stay open. Image; Courtesy of Sazon.
Hasta ahora, Sazon ha sido capaz de mantenerse abierto. Imagen cortesía de Sazon.

La pandemia no pudo evitar que los "luchadores" de Sazón en Spring Garden se mantuvieran a flote

La propietaria Judith Suzarra-Campbell y su marido abrieron el primer restaurante tradicional venezolano de Filadelfia hace 16 años y sobreviven gracias a la…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Mes de la Historia Negra

Febrero 03, 2023

Separa las fechas

Febrero 03, 2023

Hijab incluido en el EPI

Febrero 03, 2023

Apoyando sueños en STEM

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Desde que la pandemia COVID-19 golpeó a Filadelfia en marzo de 2020, las pequeñas empresas de la ciudad han sido las más afectadas por su impacto económico.

Alrededor de 11.000 de ellos son propiedad de latinos.

Una industria afectada más que la mayoría es la de los restaurantes.

Un lugar de propiedad latina que ha luchado por mantenerse abierto es el Restaurante y Café Sazon. 

El restaurante ofrece auténtica y saludable cocina venezolana y ha estado ubicado en la sección de Northern Liberty de la ciudad por más de 16 años.

En una entrevista exclusiva con AL DÍA, la dueña y chef de Sazon, Judith Suzarra-Campbell, habló de la ira y la frustración que ella y su marido han enfrentado durante la pandemia de COVID-19 y de cómo el hecho de estar abierto sólo para pedidos de comida para llevar no ha sido suficiente.

"Mi marido y yo somos luchadores, no nos damos por vencidos. Sería un crimen dejar nuestro negocio en el que hemos trabajado duro. Eso no está sucediendo", dijo.

Una de las frustraciones de la pareja surgió al no recibir ninguna ayuda del gobierno.

"Solicité préstamos y subvenciones para pequeñas empresas y no he recibido respuesta de ellos. Están dejando morir a los pequeños restaurantes de Filadelfia", dijo.

Campbell dijo que la cantidad de dinero que Sazon ha perdido durante la pandemia no es suficiente para pagar las cuentas. 

"Esta no es una experiencia fácil para nosotros, nuestra venta al por mayor ha bajado un 60%, tuvimos que despedir a algunos empleados a tiempo completo, eso fue muy difícil para nosotros. Mi marido hace las entregas y sólo tenemos unos pocos empleados a tiempo parcial", dijo.

Se pensó que las cenas al aire libre eran una opción inicial en el futuro, pero pronto se hizo evidente que el esfuerzo tampoco era asequible.

"Decidimos que sería mejor para nosotros hacer comida para llevar y ofrecer entregas. Limpiamos y desinfectamos cada centímetro de nuestro restaurante", dijo Campbell.

Sazon fue el primer restaurante tradicional venezolano que se abrió en Filadelfia, y con el apoyo que recibe de sus leales clientes, Campbell dice que el restaurante no les defraudará al cerrar. 

"Si no fuera por mis leales clientes que piden comida para llevar en mi restaurante, no creo que estaríamos abiertos hoy. Sería una decepción cerrar", dijo.

Campbell también explicó la importancia de mantener abiertos los restaurantes de propiedad latina como Sazon en medio de la crisis económica y sanitaria.

"Somos una gran parte de esta comunidad. Nuestra cultura es una gran parte de esta ciudad. Hay tantos restaurantes latinos que nadie conoce, esto es triste porque si más gente conociera estos restaurantes, podrían aprender sobre las diferentes culturas latinas", dijo.

Hasta ahora, no ha habido suficiente ayuda del gobierno que apoya exclusivamente a los latinos con sus negocios.

Hasta que llegue ese momento, los lugares como Sazon necesitan clientes más leales. Visite su sitio web para ver el menú, llamar para pedir comida para llevar o para entregar, y más información.

00:00 / 00:00
Ads destiny link