LIVE STREAMING
Vista de Tokio, Japón, donde se jugarán los juegos olímpicos. Foto:Getty Images
El comité organizador de las Olimpiadas  tomó la decisión de jugar sin público en las graderías. Foto: Getty Images

Tokio 2020 se jugará con el fantasma del Covid-19

A una semana de su inicio, Japón enfrenta una nueva ola de contagios que obligó al gobierno a declarar un nuevo estado de emergencia y aumentar las medidas…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

Lo nuevo de Coti

Junio 23, 2022

Bienvenidos a Oak Bluffs

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Están a punto de empezar los Juegos Olímpicos más atípicos de los últimos tiempos. En menos de una semana más de 15.000 atletas de todo el mundo estarán en Tokio para celebrar las justas que fueron aplazadas por un año debido a la pandemia del COVID-19.

Pero la mayor fiesta del deporte parece que estará en el centro de atención, no solo por lo deportivo sino por otros asuntos que tienen que ver no solo con la pandemia, sino con detalles tan curiosos como las camas en las que dormirán los deportistas.

En marzo de 2020, el Comité Olímpico Internacional (COI) tomó la decisión de aplazar los juegos que estaban programados para julio de ese año. Como todos los eventos masivos e internacionales los Olímpicos entraron en stand-by hasta saber cómo evolucionaba la pandemia del coronavirus en el mundo. 

Solo hasta septiembre se  conoció que los juegos se celebrarían en 2021 “con o sin” coronavirus, según dijo John Coates, vicepresidente del COI.  "Serán los Juegos que habrán conquistado al covid, la luz al final del túnel", agregó en una entrevista a AFP

Sin embargo la luz no se ve con mucha claridad. A una semana de su inicio, Japón enfrenta una nueva ola de contagios que obligó al gobierno a declarar un nuevo estado de emergencia y aumentar las medidas restrictivas,aunque voluntarias, en todo el país. 

En medio de toda esta situación, el 8 de julio, el comité organizador tomó la decisión de jugar sin público en las graderías. Ya desde principios de año se sabía que no habría público extranjero y que el aforo en los distintos escenarios no podría superar el 50%. 

Si bien en la isla el número de casos por COVID-19 se ha mantenido estable desde el inicio de la pandemia -apenas 830.000 contagios y 15.000 fallecimientos en un país de 126 millones de habitantes-, la preocupación aumenta con los brotes de Covid entre los locales y las delegaciones de deportistas.

Esta semana, deportistas como el tenista australiano, Alex de Minaur, y el basquetbolista del Team USA, Bradley Beal, le dijeron adiós al sueño olímpico al dar positivo para COVID-19. 

Pero los casos no solo se han presentado entre los que aún no han llegado a Japón. Atletas, entrenadores y otros miembros de delegaciones de Uganda, Serbia, Lituania, Rusia e Israel se han contagiado en Japón, lo que prende las alertas en las delegaciones enteras. 

Los 49 miembros del equipo de judo de Brasil, por ejemplo, están aislados luego de que se presentara un caso de COVID-19 en el hotel en el que se alojan. 

 

Camas de cartón ¿antisexo?

Las 18.000 camas instaladas en la Villa Olímpica son de cartón y se reciclarán para cumplir con la meta de que al menos el 80% de los elementos que se utilizarán en las justas sean amigables con el medio ambiente.

Pero al ser de cartón, son perfectas para dormir y no soportan un peso mayor al de una persona, lo que acaba de entrada la posibilidad de que los atletas sostengan relaciones sexuales durante los días de concentración.  

 

 

Sin público pero con robots

Aunque la pandemia obligó a los organizadores a celebrar los juegos sin público, los deportistas no estarán solos. 

Los japoneses podrán exhibir lo mejor de su tecnología al reemplazar a los asistentes humanos con pantallas gigantes y androides que emularán a los fanáticos en las distintas competiciones. 


 

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link