LIVE STREAMING
Ubicada en los más de 2.000 metros cuadrados de la gigantesca discoteca, Minimarket Downtown es una grocery muy particular. Photo: EFE.
Ubicada en los más de 2.000 metros cuadrados de la gigantesca discoteca, Minimarket Downtown es una grocery muy particular. Photo: EFE.

La discoteca LGTBQ más grande de Perú se convierte en supermercado por la COVID-19

Diversa y en ocasiones atendida por drag queens, la tienda de comestibles de Vale Todo Downtown ya no solo es referente para la comunidad LGTBQ sino para todo…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latinas en la Casa Blanca

Octubre 06, 2022

Mural cubano en Qatar

Octubre 04, 2022

Vicepresidenta en Time 100

Septiembre 30, 2022

Lanzan audios nativos

Septiembre 29, 2022

Maratón por Puerto Rico

Septiembre 29, 2022

Herencia Hispana en Madrid

Septiembre 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La nueva normalidad a la que nos ha obligado la cuarentena por COVID-19 en todo el mundo ha hecho que muchos negocios, especialmente los dedicados a ocio nocturno, deban transformarse para resistir a la dura crisis económica y los toques de queda. 

En la mayor discoteca de ambiente de Perú han hecho alarde de ese himno para la comunidad gay que fue “I will survive” y han cambiado las barras y los podiums de baile por los lineales de supermercado para abastecer a la población de Lima, la capital, de productos de primera necesidad. 

Eso sí, Vale Todo Downtown, aunque sea ahora una grocery sigue manteniendo el espíritu con el que logró convertirse en un símbolo para los limeños LGBTQ: es “diferente”, diversa y está atendida por el personal de la discoteca, incluyendo a sus más festivas trabajadoras, las drag queens. 

"Con un futuro muy lejano para retomar la operación, que aún sigue lejano, le dimos vueltas a qué podíamos hacer para poder ayudar y dar trabajo a nuestros colaboradores, que tienen una situación muy complicada. Y de ahí surgió este proyecto", explicó a EFE Claudia Achuy, la gerente del local. 

Ubicada en el distrito de Miraflores, Vale Todo Downtown es toda una institución en Lima, con sus más de 2.000 metros cuadrados, dos plantas y cinco ambientes concurridísimos los siete días de la semana. Pero tras más de 100 días de dura cuarentena el show must go on tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos y sus 120 empleados tampoco podían quedarse sin trabajo. La transformación, eso sí, se produjo de manera progresiva. 

"Cuando cerró el país, lo primero que hicimos fue una discoteca virtual, gratuita y que sigue vigente, para seguir estando cerca del publico que nos acompaña siempre (...) Luego buscamos algo que nos permitiera generar ingresos de algún tipo, y así empezamos con un delivery de productos que ya teníamos en 'stock' y así fuimos aterrizando la idea", dijo Achuy.

El resultado es Minimarket Downtown, un curioso mercado dentro de una discoteca que por necesidad ha convertido la compra de comestibles en una “experiencia distinta”, donde las pistas de baile se han llenado de estantes y los neones luminosos y bolas de discoteca han dado lugar a otra iluminación más diurna. Pero sigue siendo un lugar mágico, con sus graffitis en las paredes y los pisos de cemento y apariencia industrial que caracterizaban a esta sala de fiesta sobrada de arte y cultura. 

La prueba de que cuando un país se para, la música aún sigue sonando.

00:00 / 00:00
Ads destiny link