LIVE STREAMING
Molnupiravir is only 30% effective at preventing COVID hospitalization after symptoms appear, but it will be more available. Photo: Tang Yanjun/China News Service via Getty Images
El molnupiravir sólo tiene un 30% de eficacia en la prevención de la hospitalización por COVID tras la aparición de los síntomas, pero estará más disponible. Foto: Tang Yanjun/China News Service vía Getty Images

La píldora anti-COVID de Merck recibe la aprobación de la FDA

Ahora es la segunda opción de tratamiento de COVID en casa en forma de píldora, después de la de Pfizer, que obtuvo la autorización el 22 de diciembre.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Un día después de autorizar la producción de emergencia de una primera píldora contra el COVID de Pfizer, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. ha aprobado una segunda.

La píldora de Merck, conocida como Molnupiravir, demostró en los ensayos clínicos sólo un 30% de eficacia en la prevención de la hospitalización y la muerte por COVID tras el inicio de los síntomas -en comparación con cerca del 90% de la píldora Paxlovid de Pfizer-, pero contribuirá en gran medida a acabar con la escasez en medio de la oleada de Omicron.

La píldora de Pfizer, aunque es más eficaz, no está tan disponible. Su primer envío autorizado por el gobierno federal contiene sólo lo suficiente para 65.000 tratamientos. Los paquetes de píldoras contienen 30 comprimidos cada uno, que deben tomarse en un régimen de tratamiento completo a lo largo de cinco días.

Para finales de año, Pfizer espera tener suficiente para 180.000 tratamientos, pero no todos ellos podrían ir a los EE.UU. El objetivo para mediados de 2022 es de 30 millones de tratamientos, con el objetivo a largo plazo de 120 millones.

Según se informa, Merck entregará cientos de miles de tratamientos para su uso en el mismo ciclo de cinco días en los próximos días. Se dice que hasta un millón estarán disponibles en dos semanas.

Molnupiravir también utiliza un ataque diferente a COVID-19 en comparación con la píldora de Pfizer. Mientras que esta última combina dos fármacos que interfieren con la enzima que hace copias del virus y ralentiza el metabolismo del organismo, la píldora de Merck introduce mutaciones en el virus para combatir su propagación.

Algunos temen que estas mutaciones contribuyan a que aparezcan más mutaciones de COVID-19 en la naturaleza, pero las pruebas proporcionadas a la FDA mostraron que la incidencia era baja.

La diferencia más importante a tener en cuenta en relación con la forma en que las píldoras combaten el COVID, es que la versión de Merck no interferirá con otros medicamentos, mientras que la prescripción de la píldora de Pfizer requiere más consideración por parte de los médicos.

Aun así, no se recomienda que las mujeres embarazadas tomen tanto las píldoras contra el COVID de Pfizer como las de Merck.

Por lo que parece, cuantas más opciones haya para combatir el actual aumento de casos de COVID-19, mejor.

00:00 / 00:00
Ads destiny link