LIVE STREAMING
Domingo Peas nampichikai, vocero indígena durante marcha en la COP26 en Glasgow
Un mensaje lleno de optimismo en medio de la adversidad. Foto: Cortesía.

COP26: el llamado a los jóvenes de las comunidades indígenas por el planeta

Desde Glasgow, uno de los líderes indígenas más importantes de la cuenca del amazonas, invita a las personas de todo el mundo a cambiar la mentalidad para…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Como en casa

Agosto 04, 2022

Cirle ‘Pelo Bueno’

Julio 21, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Escribo este prólogo en primera persona pues me parece relevante compartir que, aunque inicié esta entrevista con una actitud no muy optimista, esperando quejas de este importante líder del Amazonas sobre la falta de atención de los líderes mundiales a sus propuestas y peticiones, me encontré, por el contrario, con un hombre optimista que siente que está empezando a tejer una red de comunidades a lo largo del mundo dispuestas a luchar por salvar el planeta.

Domingo Peas nampichikai es uno de los voceros oficiales de los grupos indígenas de la Amazonía ecuatoriana y peruana que viajó hasta Glasgow para hacer sentir la voz de las comunidades de las “Cuencas Sagradas”, quienes se ven afectadas a diario por la destrucción de la selva y por las políticas que permiten todo tipo de operaciones mineras, petroleras y madereras en ecosistemas que deberían permanecer intactos.

Las “Cuencas Sagradas” cuentan con un área de 35 millones de hectáreas, zona en la que convergen 30 nacionalidades indígenas y es habitada por más de 600 mil personas. Son todas estas familias las que se beneficiarán si los recursos llegan a sus comunidades, pues el dinero no se perderá en el camino y se podrá invertir en la educación y en el desarrollo de sus proyectos sostenibles, dandole de esta manera el cuidado y la atención que tanto necesitan los que, en el frente de batalla, se la juegan por el medio ambiente por el bien de toda la humanidad. Si a estas comunidades les va bien, el mundo entero se beneficia.

Cambio de modelo, cambio de mentalidad

Buscando proponer soluciones concretas para la protección de la Amazonía, Domingo nos presenta un mapa de ruta que busca pasar de un modelo económico de tipo extraccionista, como el actual, a uno que privilegie la protección de este ecosistema mediante nuevas actividades de desarrollo económico, como el turismo comunitario y el emprendimiento sustentable. Asimismo, el llamado es también para que las entidades financieras condonen una deuda externa cuyos pagos provienen precisamente de las industrias que con sus practicas devastan la selva y, de esta manera, ayudar económicamente a las naciones que buscan proteger la naturaleza.

El vocero señala que el dinero que los gobiernos destinan para la protección ambiental se gasta en burocracia y en diseñar planes que nunca llegan a concretarse, mientras que estos recursos nunca llegan a las comunidades que viven en estos espacios y quienes, por ser los principales guardianes de la selva, deberían ser los primeros beneficiarios y veedores de estas iniciativas.

“Yo no tengo voz oficial con el gobierno, pero hago contactos con el objetivo de ser un puente entre el mundo indígena y los países desarrollados”, resalta Domingo mientras optimista indica que muchas personas se han acercado a compartir su mensaje y a preguntarle cómo pueden ayudar, a lo que él responde que se debe tejer la unidad y la amistad en el mundo, ya que no son solo sus comunidades las que están “jodidas”, sino que “somos todos”.

Uno de los aspectos de las actuales políticas ambientales que estas comunidades buscan transformar es el de pasar de un 30 % de protección a las “Cuencas Sagradas” para el 2030, a una cifra de al menos 80 % para el 2025. Este plan, de acuerdo con la revisión de varios expertos alrededor del mundo, sería completamente viable si existiera la voluntad política.

niños corriendo en la cuenca del amazonas en medio de un incendio forestal

Crítica a los monocultivos

Domingo hizo también una relevante crítica a los grandes cultivos de un solo producto que están acabando con el agua y promueven la deforestación en zonas de bosques. Justamente, sobre este tema, es el aguacate el que está en la mira de ambientalistas y, recientemente, también de importantes chefs alrededor del mundo, quienes de acuerdo con un informe presentado el fin de semana por The Guardian, están promoviendo un cambio en sus cocinas que limitaría considerablemente la presencia de esta alimenticia fruta, precisamente porque se produce a partir de monocultivos causantes de un severo daño ambiental.

De acuerdo con Carbon Footprint Ltd. los aguacates, presentes en Centro y Sur América, pueden requerir, cada uno, hasta 320 litros de agua, al tiempo que un paquete estándar con dos unidades de tamaño pequeño produce una huella de carbono de casi 850 gramos. Asimismo, el elevado uso de insumos agroquímicos degradan la fertilidad del suelo, lo que hace que alimentos de este tipo sean insostenibles. 

En el informe de The Guardian se puede ver como, debido al alto valor que tienen para la sostenibilidad del planeta estos cultivos, reconocidos chefs y representantes de la industria alimentaria están siendo más consientes de los procesos de la agricultura intensiva y de como normalizar estas técnicas está acelerando el calentamiento global y la destrucción de los bosques.

La transición humana

Al preguntarle a Domingo por el pesimismo y el continuo llamado a la protesta de líderes ambientales en el marco de esta cumbre en Glasgow, así como por la falta de atención real a las peticiones concretas de comunidades como las que él representa, su respuesta fue clara: “no debemos esperar que los políticos y representantes de esta cumbre solucionen los graves problemas del medio ambiente causados por el sistema económico actual”, sino por el contrario invita a cada persona a que sean agentes de cambio, para que desde ellos mismos se empiecen a generar acciones reales para proteger el planeta, en especial con un cambio de chip que priorice el aspecto humano y le de el valor correspondiente a tesoros como la Amazonía.

Domingo también resalta que “mientras no haya una transición individual” será muy difícil que se den cambios reales en las políticas y los comportamientos ambientales de cada país. Para él es necesario asumir una postura espiritual que rompa con la cadena de consumismo y les permita tomar conciencia de que la vida es mejor para todos si nos compenetramos más con la naturaleza, si la respetamos y dejamos atrás las prácticas que nos han llevado a consumir irracionalmente los recursos brindados por nuestro fértil y hermoso planeta.

Invitación a la juventud

“ La juventud es punto clave”, señala Domingo explicando que son los jóvenes, hombres y mujeres, los que deben abanderar esta lucha, pues ellos serán los encargados de recoger más adelante lo que se logre sembrar hoy con estas acciones. Los invita a seguir protestando y exigiendo en las calles lo que sus líderes no son capaces de hacer, promoviendo una actitud diferente con el medio ambiente y cortando el vínculo vicioso de las industrias, las cuales nos han vendido como urgentes y necesarios productos y prácticas que van en dirección contraria al uso racional y sostenible de nuestras riquezas naturales. 

“Todo lo que tenemos está en nuestras manos”, le dice el vocero a los jóvenes para que, más allá de los recursos que se destinen o el apoyo que se pueda encontrar en los Estados, sean ellos los que con sus acciones tejan una red positiva que enfrenten desde su propia realidad y con sus propias herramientas todas estas amenazas para nuestro medio ambiente.

El cambio está en nosotros mismos y son nuestras acciones las que deben guiar esta dura guerra contra el calentamiento global y el fin de la vida en el planeta, una filosofía a la que nos podemos adaptar si no dejamos las decisiones trascendentales para la humanidad en manos de unos pocos.

Haga clic aquí para ver el informe completo sobre las "Cuencas Sagradas"

00:00 / 00:00
Ads destiny link