LIVE STREAMING
For many people, the first step to buying a home is saving up for their down payment. Depositphoto
Para mucha gente, el primer paso a la hora de comprar una casa es ahorrar para el pago inicial. Depositphoto

Cómo ahorrar lo suficiente para comprar su primera vivienda

Si usted está buscando una casa, sabrá lo competitivo que está el mercado en este momento, especialmente en el área de Filadelfia

MÁS EN ESTA SECCIÓN

consultar el pronóstico

Agosto 09, 2022

Cómo ser propietario

Diciembre 01, 2021

niños empiezan a vacunarse

Noviembre 30, 2021

Starting and Scaling

Noviembre 19, 2021

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A pesar de los problemas de la oferta para satisfacer la demanda, hay formas en las que puede prepararse para conseguir la casa de sus sueños.

Según una encuesta reciente de Chase Home Lending, solo el 25% de los compradores de primeras viviendas confían plenamente que estarán preparados financieramente para comprar una casa en 2021. Al mismo tiempo, casi el 75% de los encuestados de origen negro o latino están de acuerdo en que ser propietario de una vivienda es un paso importante para construir un patrimonio. 

Para abordar esta brecha de confianza, JPMorgan Chase anunció recientemente nuevas medidas para cerrar la brecha de asequibilidad de la vivienda, incluyendo créditos a corto plazo y ayudas destinadas a organizaciones sin fines de lucro proveedoras de vivienda asequible que trabajan para mejorar el acceso y la estabilidad financiera de los propietarios latinos o negros; la creación de nuevas vías para acceder a la propiedad de la vivienda mediante la introducción de la nueva figura de asesor de préstamos a la vivienda para la comunidad Chase, que se dedicará a ayudar a facilitar a la gente el acceso a la propiedad de una vivienda; y elaborar recomendaciones basadas en datos reales para políticos y líderes de la comunidad sobre cómo abordar el reto del acceso a la vivienda. 


Lo primero, elaborar un presupuesto

Para mucha gente, el primer paso a la hora de comprar una casa es ahorrar para el pago inicial. Puede parecer un objetivo difícil de alcanzar cuando uno comienza a ahorrar, incluso si no planea comprar durante años. Pero hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a acelerar el proceso. A continuación, se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a comenzar a ahorrar para su nuevo hogar.

Saber cuánto necesita ahorrar le ayudará a crear un plan enfocado a alcanzar su meta. Para hacer esto, debe considerar cuánto puede pagar por su nuevo hogar. Tenga en cuenta que la mayoría de las personas pueden calificar para una hipoteca mayor de la que pueden permitirse cómodamente. Use una calculadora de asequibilidad hipotecaria para determinar lo que puede pedir prestado, luego hable con un asesor de préstamos hipotecarios para comprender mejor qué se ajusta a su presupuesto.

Quizás el monto de pago inicial más común del que haya oído hablar es el 20%, pero existen opciones de pago inicial más bajas disponibles. Sin embargo, un pago inicial más alto puede significar pagos mensuales más bajos y pagará menos intereses durante la vigencia de su préstamo. También puede ayudarle a evitar el gasto adicional del seguro hipotecario privado (PMI).

No se olvide de calcular los otros costos asociados a la compra de una vivienda, incluyendo: 

Al tener en cuenta todos estos gastos, tendrá una mejor estimación de cuánto necesitará ahorrar.

Planifique los plazos 

Pensar en cuándo desea comprar una casa lo ayudará a empezar a planificar cómo ahorrar. Decida un período de tiempo, luego divida el monto de sus ahorros en montos mensuales. Por ejemplo, digamos que quiere comprar una casa en cinco años y necesita ahorrar $60,000 para el pago inicial y otros costos:

  • Necesitaría ahorrar $1,000 por mes durante cinco años ($60,000 / 60 meses = $1,000 por mes).

Tener un plan de ahorro mensual puede ayudarle a concentrar sus esfuerzos y hacer que su objetivo de pago inicial sea más alcanzable. También puede ayudarle a tomar mejores decisiones sobre lo que puede pagar y un plazo razonable para hacerlo.

Liquide sus deudas

Cuando está tratando de ahorrar para una casa, puede parecer contradictorio gastar dinero en el pago de una deuda, pero puede ayudar de dos maneras fundamentales:

Es bueno para su calificación de crédito. Las calificaciones de crédito tienen un gran impacto cuando se trata de calificar para una hipoteca. Cuanto mejor sea su calificación crediticia, es probable que la tasa de interés hipotecaria sea más baja. Saldar su deuda  puede tener un impacto positivo en su puntaje crediticio. Muestra a los prestamistas que puede cubrir sus gastos.

Podrá liberar ahorros en el futuro. Al saldar la deuda, puede ganar algo de margen de maniobra en su presupuesto mensual. El dinero que solía pagar ahora puede ir directamente a su cuenta de ahorros en lugar de pagar intereses sobre otras deudas, como tarjetas de crédito. La ventaja es que no notará la diferencia en su presupuesto porque el dinero se estaba agotando, de todos modos.

Saldar su deuda también puede ayudarle una vez que compre su casa. El dinero que gastaba ahora puede destinarse a actualizar y decorar su nuevo hogar.

Reduzca sus gastos

Ahora es un buen momento para analizar de cerca sus gastos y decidir de qué puede prescindir por ahora para poder ahorrar para una casa. Ahorrar no tiene por qué significar eliminar todos sus gastos discrecionales. Pero cuanto más recortes, más rápido alcanzará su meta financiera. Aquí tiene algunos pasos para reducir sus gastos:

  1. Empiece por hacer una lista de todos sus gastos, luego analice por dónde podría recortar. Considérelo todo, incluso un alquiler. ¿Podría mudarse a un inmueble más económico o compartir gastos con un compañero de piso? 

  1. Revise bien sus gastos mensuales de membresías. ¿Necesita televisión por cable cuando utiliza servicios de streaming la mayor parte del tiempo? ¿O podría deshacerse de la membresía del gimnasio y salir a correr por senderos locales?

¿Quizás prepararse un café en casa en lugar de ir a la cafetería local?

Solo usted puede decidir sin qué está dispuesto a vivir mientras trabaja para ahorrar para el pago inicial.

Pero recuerde, no estará ahorrando para el pago inicial toda la vida. Unos años sin esa suscripción habrán valido la pena cuando esté sentado en su nuevo hogar.

Automatice sus ahorros

Cuanto más pueda automatizar sus ahorros, más fácil será ceñirse al plan. Programe el envío automático de dinero a su cuenta de ahorros un día al mes. De esa manera el dinero se mueve sin que usted lo vea.  Asegúrese de mantener sus ahorros separados también, ya sea abriendo una nueva cuenta en su banco actual o incluso abriendo una nueva cuenta en otro banco.

Este tipo de plan de ahorro automatizado se conoce como "páguese a usted mismo primero". Primero pague a su cuenta de ahorros, luego vea lo que le queda para gastar durante el resto del mes. Esto elimina la tentación de esperar a ver qué queda para ahorrar al final del mes.

Si no está seguro de cómo configurar una transferencia automática a su cuenta de ahorros, hable con su banco. También existen aplicaciones de ahorro que pueden ayudarle a automatizar el proceso. Solo asegúrese de leer la letra pequeña para asegurarse de que el dinero esté disponible para retirarlo cuando lo necesite.

Ponga el dinero "hallado" a trabajar

El dinero “hallado” (“found money”) es el dinero que usted gana pero que no proviene de sus ingresos mensuales. Son esas ganancias inesperadas que no tenía en cuenta en su presupuesto. Reembolsos de impuestos, regalos en efectivo recibidos por su cumpleaños o celebraciones, bonificaciones en el trabajo y ofertas de devolución son dinero "hallado".

En lugar de guardar el dinero en el bolsillo, aplíquelo para pagar su deuda o aumentar sus ahorros. Incluso pequeñas cantidades aquí y allá pueden acumularse rápidamente a lo largo de los años que estará ahorrando para su hogar.

Cúbrase con un fondo de emergencia

Hacer planes es genial, pero la vida pasa. Protéjase y proteja sus ahorros creando un fondo de emergencia. Reserve algo de liquidez que pueda utilizar para gastos inesperados como reparaciones de automóviles o una emergencia médica.

Podrá usar este dinero en lugar de recurrir a su tarjeta de crédito con intereses altos o retirar de sus ahorros para el pago inicial. Cuando termine la emergencia, reembolse primero su fondo de emergencia y luego reanude su plan de ahorro.

Cuando empiece a ahorrar, le podrá parecer que tiene un largo camino por recorrer para alcanzar su objetivo final. Pero a medida que pasen los meses, su entusiasmo aumentará en la misma medida que lo hagan sus ahorros. Mientras ahorra, asegúrese de conocer todas sus opciones hipotecarias y vigile las tasas de interés.

Para saber más

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link