LIVE STREAMING
Foto: Pedro Pardo / AFP via Getty Images
Foto: Pedro Pardo / AFP via Getty Images

Se forma una nueva caravana de migrantes mientras Trump continúa las deportaciones

Los hondureños están huyendo de su país, mientras que el Presidente Trump está tratando de aumentar las deportaciones rápidas de los EE.UU.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

¿Escucharán esta vez?

Febrero 02, 2023

No Latinx en Connecticut

Febrero 02, 2023

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

El muro infame regresa

Enero 31, 2023

Hobbs sigue adelante

Enero 31, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Una nueva caravana de más de 1.000 personas, incluyendo niños, partió esta semana de San Pedro Sula, Honduras, a los Estados Unidos. 

La defensora de los derechos humanos, Itsmania Platero, afirma que muchos de los miembros de la caravana son personas que regresaron recientemente deportadas de los Estados Unidos. 

Esta es la primera caravana que se dirige al norte desde la pandemia causada por el nuevo coronavirus. Muchas caravanas han intentado constantemente llegar a los EE.UU. desde 2017. 

Además de la pandemia, la gente de Honduras y de toda América Central sufría anteriormente de escasez de alimentos en una época en que los recursos ya eran escasos.

"Los gobiernos centroamericanos estimaron que 2,2 millones de personas han sufrido pérdidas de cosechas, principalmente debido a la sequía", dijo el Programa Mundial de Alimentos.  

Según un informe de Telemundo, el miércoles la policía hondureña interceptó una caravana de unas 300 personas que intentaba cruzar la frontera con Guatemala.     

Otro grupo de personas logró entrar en Guatemala por los puntos ciegos. Pronto fueron capturados por las autoridades del país. 

El periódico hondureño EL PAÍS dijo que los funcionarios guatemaltecos los enviaron de vuelta a Honduras y luego los llevaron a la estación central de autobuses de San Pedro Sula, el mismo lugar desde el que partieron el lunes por la noche. 

El ejército guatemalteco está ahora protegiendo su frontera con Honduras. Están tomando estas medidas para limitar el tráfico y también están tratando de combatir la pandemia con recursos limitados. 

Los guatemaltecos están preocupados por recibir a los migrantes hondureños porque aunque tienen el doble de población que sus vecinos del sur, Honduras tiene más casos confirmados de COVID-19 según las cifras proporcionadas por el Centro de Recursos del Coronavirus de Johns Hopkins.

Incluso el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue hospitalizado por coronavirus. El presidente también declaró que su esposa y dos ayudantes también se infectaron.  

Ambos países también han sido los destinos más frecuentes de los vuelos de deportación de los Estados Unidos durante la pandemia. Según The Intercept, Guatemala es el país que más ha recibido con 100 vuelos y Honduras le sigue con 94. 

Durante la pandemia se han producido muchas deportaciones y cabe esperar que se produzcan aún más después de que la Corte Suprema se haya puesto del lado de la administración Trump para permitir la expulsión acelerada de los migrantes.  

El fallo de la Corte, de 7-2 el jueves pasado, significa que si un solicitante de asilo falla en sus exámenes iniciales, no necesita que se le conceda la oportunidad de presentar su caso ante un juez federal y ahora se le permite una deportación rápida. 

Las juezas Sonia Sotomayor y Elena Kagan fueron las únicas disidentes. 

Después de la decisión de la Corte Suprema, un juez federal que Trump nombró, Timothy J. Kelly, dio un golpe a su "Regla de Asilo". 

La norma no permitía que los migrantes tuvieran protección si no la solicitaban desde un país que se encontraba en ruta hacia la frontera sur. Esto significaba que muchos migrantes que ya estaban esperando a ambos lados de la frontera no habrían tenido derecho a asilo porque muchos no lo solicitaron hasta llegar a la frontera. 

"El Tribunal Federal del Distrito de Columbia dijo el martes por la noche que la administración Trump puso en práctica la norma de manera ilegal al no permitir que el público interviniera", informó The New York Times

Aunque el Presidente Trump va a aumentar las deportaciones y los migrantes centroamericanos están teniendo aún más dificultades para hacer su viaje debido a la pandemia mundial, los EE.UU. todavía va a seguir teniendo fuerzas militares presentes en la frontera hasta septiembre de 2021

El Secretario de Defensa Mark Esper ha permitido que hasta 4.000 tropas permanezcan en la frontera.

00:00 / 00:00
Ads destiny link