LIVE STREAMING
People celebrate together after the 5pm hour which was when Ricardo Rossello, the Governor of Puerto Rico, agreed to step down from power on August 2, 2019 in Old San Juan, Puerto Rico. Joe Raedle/Getty Images.
People celebrate together after the 5pm hour which was when Ricardo Rossello, the Governor of Puerto Rico, agreed to step down from power on August 2, 2019 in Old San Juan, Puerto Rico. Joe Raedle/Getty Images.

Puerto Rico para el mundo: “Somos más, y no tenemos miedo,”

Un mes después de que los grandes escándalos y las protestas masivas produjeran la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló, Puerto Rico se encuentra lidiando…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Para muchos puertorriqueños que viven en Puerto Rico y en otras partes, el gobernador Ricardo Rosselló ya caminaba sobre arena movediza antes de dar pie a la cadena de sucesos que inició el 9 de julio. La isla se encontraba (y aún se encuentra) sobre un camino muy lento hacia la recuperación económica después de una década de dificultades financieras. 

El poco progreso que se había logrado se detuvo cuando el Huracán María arrasó la isla, cobrando la vida de por lo menos 3,000 personas y obligando a cientos de miles a huir al continente estadounidense, cuyo gobierno esperaba que Puerto Rico se hundiera como Atlantis para no tener que lidiar con la crisis creciente. 

Los chats privados comienzan a hervir      

Sin embargo, el martes, 9 de julio, otra clase de tormenta se empezó a formar sobre Puerto Rico. Esa mañana, cuando Rosselló se  encontraba de vacaciones en Francia, una primera serie de mensajes privados intercambiados entre él y los miembros de su círculo íntimo se empezó a filtrar en los medios sociales. 

Estos primeros 11 mensajes eran apenas la punta del iceberg, pero en los mismos, Rosselló y sus amigos de alto rango, destrozaron digitalmente a algunos de sus opositores políticos con una mezcla de memes e insultos.

Los medios sociales hicieron su agosto. En las primeras 24 horas, tanto #Telegramgate (una referencia al app de mensajes utilizado por Rosselló y sus amigos) y #RickyLeaks eran los temas más populares en Twitter. 

Y las cosas sólo se pondrían peor.

La investigación del FBI triunfa 

Un día más tarde, el 10 de julio, la FBI colocó su dominó sobre la mesa que se convertía en la política de Puerto Rico y arrestó a dos ex funcionarios de Rosselló por cargos de corrupción.

Los arrestos de la ex Secretaria del Ministerio de Educación, Julia Keleher y el ex Director de Administración de Seguros médicos Ángel Ávila Marrero, junto con otros cuatro asociados, llegaron después de una investigación de la FBI sobre la que se informó por primera vez el 24 de julio, cuando Ávila renunció de su puesto.   

Ávila y Keleher fueron imputados, cada uno, con 32 cargos de conspiración, fraude electrónico, lavado de dinero y robo de fondos gubernamentales, mientras que los otros cuatro fueron acusados de conspiración, lavado de dinero, o ambos. 

Las acusaciones explosivas pusieron fin a lo que en palabras de Rosselló fueron “las primeras vacaciones en dos años y medio” que había tomado, pero sobre todo, confirmaron lo que muchos en Puerto Rico creían en cuanto a que su gobierno se manejaba al margen de la ley. 

Las primeras grietas expuestas por los chats ahora eran más pronunciadas. Los escándalos adicionales sin duda hacían más pronunciadas las diferencias, y la isla sólo tuvo que esperar 24 horas para que esto ocurriera.

La segunda ronda de #RickyLeaks    

El 11 de julio, otro conjunto de mensajes privados de Telegram, el mismo chat, se dio a conocer al público. Esta vez hubo más objetivos y los ataques asumieron un tono más discriminatorio. 

En un mensaje en particular, Rosselló amenazó a la ex Presidente del Consejo de la Ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito y la llamó puta.

Viverito inicialmente incendió la ira de Rosselló al criticar al Presidente del Comité Nacional Demócrata Tom Perez por apoyar la noción de constitución de Puerto Rico como estado de los EE. UU. 

Ella respondió a sus amenazas con una declaración que publicó en Twitter denunciando el machismo de Rosselló y haciendo un llamado por su renuncia como gobernador. 

“Cuando un machista quiere menospreciar a una mujer, usa palabras como “puta” para menospreciar, deshumanizar y desprestigiarla. Una persona que usa ese lenguaje contra una mujer, sea o no una figura pública, no debe gobernar a Puerto Rico”, escribió Viverito. Los puertorriqueños llevaron el llamado de Viverito por la resignación de Rosselló a las calles de San Juan, con el mismo mensaje.  

En una conferencia de prensa celebrada el 11 de  julio por la noche, Rosselló --aún pregonando que había cancelado sus vacaciones-- justificó sus mensajes en el chat como una manera de “desahogarse” pero pidió disculpas por el contenido de los mismos. 

Rosselló también dijo que no volvería a hablar sobre los chats. Sin embargo, lo que vendría sería todo lo opuesto. 

De #RickyLeaks a #RickyRenuncia

Para el 12 de julio, las protestas en San Juan que hacían un llamado por la renuncia de Rosselló aumentaban su ritmo y se dirigían hacia un fin de semana en el que miles de puertorriqueños hicieron frente a gases lacrimógenas y episodios ocasionales de violencia para reunirse frente a la residencia del gobernador en La Fortaleza, el jueves y viernes por la noche. 

El sábado, 13 de julio, los manifestantes tomaron el volante cuando el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico publicó una enorme cantidad de filtraciones, haciendo públicas 889 páginas completas de mensajes de chat privado entre Rosselló y su círculo íntimo. 

Las filtraciones no sólo revelaron el involucramiento de muchos en el círculo íntimo de Rosselló --agregando a tres funcionarios de alto rango más a la lista-- sino cómo este grupo élite se sentía sobre sus labores en Puerto Rico. Y sobre los puertorriqueños en general. 

Los temos generales, que han sido revelados en fragmentos durante la semana, se mostraron a todas luces. El grupo despreció y amenazó a sus enemigos políticos con memes ofensivos y mensajes violentos, y conversó detalladamente sobre la política pública y cómo procedería a manipular la percepción del público. 

Tampoco anduvo con rodeos al hablar sobre el Huracán María. Christian Sobrino Vega, el Director de la Fiscalía de Puerto Rico bromeó sobre la cantidad de cuerpos en la morgue después de María y sugirió que se fueran utilizados para “alimentar a nuestros cuervos”, refiriéndose a sus críticos. 

El domingo, 21 de julio, en una grabación por Facebook Live, Rosselló anunció su renuncia como líder de su Partido Nuevo Progresista y dijo que no volvería a presentar su candidatura de reelección para el siguiente período. Sin embargo, no renunció y duplicó su apuesta respecto a su intención de continuar ocupando su cargo hasta el final del período, echándole así más leña al fuego. 

Los manifestantes ya habían estado planificando la mayor manifestación hasta el momento para el lunes siguiente, y las nuevas filtraciones junto con la terquedad de Rosselló hicieron que el día fuera grabado en los libros de la historia de Puerto Rico. 

La marcha del pueblo

Atendiendo el llamado de las super estrellas puertorriqueñas como Ricky Martin --quien fue objeto de insultos sobre su orientación sexual en los chats --Bad Bunny y Residente of Calle 13, cientos de miles de puertorriqueños inundaron las calles de San Juan en lo que se denominó “La marcha del pueblo”. 

La manifestación, la más grande en la historia de Puerto Rico, duró todo el día y produjo el cierre de todas las carreteras principales de la isla. Muchos de los negocios también cerraron en preparación para la marcha. 

Lo singular de la Marcha del pueblo fue que unió a todos los puertorriqueños, sin importar su política o economía, bajo un solo lema que leía #RickyRenuncia. 

Los lideres del movimiento eran los jovenes de la isla, que Resident de Calle 13 llamó “La Generación de “Yo no me dejo.”

Conforme la manifestación siguió su curso a lo largo de todo el día y entrada la noche al ritmo de la resistencia, el mundo tomó nota… y Rosselló también. 

Dos días después de la marcha, Rosselló atendió a las exigencias y anunció su renuncia como gobernador y se convirtió en el primero en la historia de Puerto Rico en hacerlo. 

Después de eso, las manifestaciones fueron de celebración, pero el líder caído en desgracia aún debía seleccionar a su sucesor. 

El reino de Pierluisi

El hombre seleccionado para suceder a Rosselló y llevar a Puerto Rico hacia el futuro fue Pedro Pierluisi. Antes de tomar el mando, Pierluisi pasó ocho años fungiendo como el miembro del Congreso de EE. UU., sin derecho a voto, de la isla y fue nombrado como Secretario de estado en funciones el 31 de julio, ocupando el lugar de Luis Rivera Marín, quien participó en el chat privado de Rosselló. 

Pierluisi llegó al poder con la promesa de estabilizar el país, pero dos días después de su juramentación, su nombramiento fue considerado inconstitucional por la Corte Suprema de Puerto Rico. 

La decisión unánime de la corte se basó en el hecho que Pierluisi nunca fue juramentado como Secretario de estado por las dos cámaras del organismo del congreso de Puerto Rico. Al momento de la crisis política, ambas cámaras se encontraban en receso.  

Con eso en mente, el Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien también competía por el puesto de gobernador presentó el asunto ante la Corte Suprema. 

La caída de Pierluisi condujo a la subida de Wanda Vázquez Garced, Secretaria de Estado de Justicia de Puerto Rico. 

Wanda Vázquez

El 7 de agosto, tan solo cuatro días después de que Pierluisi fuera juramentado como Gobernador de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced pasó por el mismo proceso. El nombramiento de Vázquez se dio con su justa medida de especulación, considerando que cuando Rosselló renunció ella expresó en Twitter que no deseaba ser seleccionada como su sucesor. 

Vázquez también ha estado envuelta en sus propios escándalos políticos.  En 2018 intervino en nombre de su hija sobre un robo y se enfrentó a violaciones a las leyes de ética del gobierno, pero los cargos fueron retirados. 

Aunque no enfrentó una reacción violenta comparable con la de Rosselló, Vázquez también enfrentó llamados por su propia renuncia durante las dos semanas de protestas. 

No obstante, ocupó el cargo de gobernadora prometiendo erradicar la corrupción en el gobierno.

Aún queda por verse si Vázquez podrá cumplir su promesa, pero hay una cosa segura y es que si no lo hace, el pueblo puertorriqueña estará listo para tomar las calles de nuevo y volver a inspirar al mundo entero.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link