LIVE STREAMING
Photo: Alex Wong/Getty Images
La nueva estrategia sobre el VIH/SIDA del Presidente Joe Biden tendrá en cuenta el efecto del racismo en su propagación y sus efectos. Foto: Alex Wong/Getty Images

Biden denuncia el racismo al presentar la nueva estrategia contra el VIH/SIDA

Entre 2015 y 2019, las nuevas infecciones por VIH se redujeron en un 8%, pero los hombres negros y latinos homosexuales y bisexuales siguen sufriendo un…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Costa Rica y Ecuador

Agosto 09, 2022

Reapertura de frontera

Agosto 08, 2022

Sin tapón de insulina

Agosto 08, 2022

Hipopótamos en peligro

Agosto 05, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El miércoles 1 de diciembre, el gobierno de Biden dio a conocer su nueva estrategia contra el VIH/SIDA en una conmemoración anual del Día Mundial del Sida, cuyo objetivo es reducir en un 90% los nuevos casos de VIH en Estados Unidos en los próximos nueve años.

La administración calificó el racismo como una "amenaza para la salud pública" a la que hay que hacer frente mientras el mundo intenta acabar con la epidemia.

La estrategia pretende servir de modelo para el modo en que la administración dará forma a las políticas, la investigación, los programas y la planificación durante los próximos tres años. 

Afirma que a lo largo de generaciones "las desigualdades estructurales han dado lugar a disparidades sanitarias raciales y étnicas que son graves, de gran alcance e inaceptables".

Los tratamientos actuales contra el VIH pueden dar a las personas que viven con el virus del sida una esperanza de vida casi normal, y pueden hacer que esos pacientes tengan menos probabilidades de infectar a otras personas. 

Entre 2015 y 2019, las nuevas infecciones por el VIH disminuyeron en Estados Unidos alrededor de un 8%, pero las comunidades negra y latina -en particular los hombres homosexuales y bisexuales dentro de esos grupos- siguen viéndose afectadas de manera desproporcionada, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los afroamericanos representan alrededor del 13% de la población estadounidense, pero representan más del 40% de las nuevas infecciones. La población latina representó casi el 25% de las nuevas infecciones, a pesar de constituir aproximadamente el 18,5% de la población estadounidense. 

También existen disparidades entre los hombres homosexuales y bisexuales, y las mujeres negras y latinas. 

Para reducir las disparidades, la estrategia incluye llamamientos para centrarse en las necesidades de estas poblaciones afectadas, apoyar la justicia racial, combatir el estigma relacionado con el VIH y ofrecer oportunidades de liderazgo y empleo a las personas con o que corren el riesgo de contraer el VIH.

"Quiero asegurarme de que todo el mundo en Estados Unidos conozca su estado serológico, y que todos los seropositivos reciban la atención y el tratamiento de alta calidad que se merecen y que acabemos con el dañino estigma que rodea al VIH y al sida", dijo Biden ante una audiencia de activistas, políticos y expertos médicos estadounidenses, entre ellos el Dr. Anthony Fauci. 

Además de abordar el impacto del racismo en los estadounidenses que luchan contra el virus o corren el riesgo de contraerlo, la nueva estrategia pone mucho énfasis en las técnicas de reducción de daños, como los programas de servicio de jeringuillas, y fomenta la reforma de las leyes estatales que penalizan el comportamiento de las personas con VIH por exponer potencialmente a otros. 

Biden dijo que le sorprendió descubrir que 35 estados tienen leyes que penalizan a las personas seropositivas que escupen en público, a pesar de que hace tiempo que se ha demostrado que el virus no puede transmitirse a través de la saliva. 

"Tenemos que seguir la ciencia y eso significa eliminar las leyes que perpetúan la discriminación, exacerban las disparidades, desalientan las pruebas del VIH y nos alejan de nuestro objetivo", dijo Biden.

La administración también anunció recientemente que acogerá la conferencia de reposición del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida en 2022. Estados Unidos ha aportado unos 17.000 millones de dólares al fondo, aproximadamente un tercio de todas las contribuciones de los donantes.

Biden también se comprometió a principios de este año a enviar 250 millones de dólares de la financiación del Plan de Rescate Americano al Plan de Emergencia del Presidente para el Alivio del Sida, un programa establecido por el Presidente George W. Bush en 2003 para combatir la enfermedad a nivel internacional. 

"Podemos hacerlo. Vamos a comprometernos con las personas que han vivido el VIH y a garantizar que nuestros esfuerzos sean adecuados y eficaces y se centren en las necesidades de la comunidad del VIH", dijo Biden.

00:00 / 00:00
Ads destiny link