LIVE STREAMING
La concejal  Jannie Blackwell (centro) junto a los concejales Derek Green (segundo por la izquierda), Helen Gym y Curtis Jones.  Linn Washington Jr.
La concejal  Jannie Blackwell (centro) junto a los concejales Derek Green (segundo por la izquierda), Helen Gym y Curtis Jones.  Linn Washington Jr.

[OP-ED] Funcionarios municipales se alzan contra la rezumante intolerancia de Trump

Los recientes comentarios racistas de Trump contra Haití y los países africanos ponen en evidencia su asombrosa ignorancia sobre la economía de Filadelfia.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Hay dos países en África –continente que el presidente racista de EE.UU. llamó recientemente “agujero de mierda”–  que representan la mayor fuente de bienes importados que desembarcan en el pujante puerto de Filadelfia, según el gobierno federal.

Se trata de Nigeria y Camerún, cuyas importaciones juntas aportan alrededor de un billón de dólares a la economía de Filadelfia y de las regiones colindantes.

El petróleo de las refinerías de Nigeria se distribuye por todo el valle de Delaware.

Los granos de cacao de Camerún son esenciales para los fabricantes de chocolate de Pensilvania, como Hershey Company, el mayor fabricante de productos de chocolate en EE.UU. Hershey tiene plantas de producción en todo el mundo, entre ellas, tres en Pensilvania: Hazelton, Lancaster y Hershey, donde está la sede principal de la compañía, que da empleo a centenares de personas.  

“Sin las exportaciones africanas a EE.UU. este país, y Pensilvania en concreto, sufrirían una crisis económica”, dijo la concejal municipal de Filadelfia Jannie Blackwell durante un encuentro en la Alcaldía para condenar los comentarios racistas de Trump, que insinuaban que África y Haití, en el Caribe, eran “agujeros de mierda”.

Los granos de cacao importados de Camerún a través del puerto de Philly subieron el año pasado un 9%, hasta los 786.08 millones de dólares, según un reportaje de la revista Forbes publicado en diciembre.

Al encuentro en la Alcaldía, organizado por Blackwell, acudió también un grupo interracial y bipartidista formado por miembros del Concejo municipal, el Senado y el legislativo de Pensilvania, así como representantes de las comunidades africanas y haitianas de Filadelfia. Los participantes del encuentro abarcaron todo el espectro de colores, de asiáticos a negros, latinos a blancos.

Otro propósito de ese encuentro en particular fue resaltar las tan frecuentemente olvidadas contribuciones económicas de los inmigrantes africanos y haitianos a la región de Filadelfia. Los inmigrantes de países africanos, por ejemplo, han ayudado a revitalizar varias secciones del suroeste de Filadelfia.

Stan Straughter, presidente emérito de la Comisión del Alcalde para Asuntos de Inmigrantes de África y el Caribe, dijo que los residentes del área de Filadelfia originarios de África y Haití han estado “luchando durante años por la igualdad y la justicia”.

Straughter también dijo que algunos de estos ciudadanos experimentan las mismas dificultades con su estatus migratorio y el DACA que los latinos.

“Todo el mundo piensa que la reforma migratoria es un problema latino”, dijo Straughter durante una entrevista la semana pasada. Luego recordó que el área de Filadelfia es el hogar de personas de 35 países de África y el Caribe.

“Los africanos y los haitianos también están sufriendo problemas de inmigración y deportación. Pero los medios no hablan de las redadas nocturnas en las que estos ciudadanos son enviados a la prisión [de inmigración] en York [Pa]”.

Straughter, presidente del Consejo Empresarial Afrocaribe del área metropolitana de Filadelfia, fue quién ayudó a la concejala Blackwell a organizar esa reunión en la Alcaldía.

El desafortunado comentario “agujero de mierda” por parte de Trump no solo exhibió su arraigada intolerancia. De nuevo, expuso la ignorancia del presidente, quien recientemente intentó refutar la creciente evidencia de su incapacidad con la afirmación de que sus “dos activos más importantes han sido la estabilidad mental y ser, ¡realmente inteligente!”

Si Trump es tan “inteligente” como él mismo dice, cualquier estudiante de UPENN sabrá que no debe decir “me gusta” y que es un hecho documentado que los inmigrantes de África tienen los niveles más altos de educación entre todos los inmigrantes en EE. UU., incluidos los inmigrantes de países predominantemente blancos que Trump dijo preferir para que vengan a nuestro país.

Pero lo peor del desafortunado comentario de Trump es tener que aceptar el apestoso hecho de que una gran mayoría de sus seguidores está de acuerdo con lo que dijo

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link