LIVE STREAMING
Maria Quiñones-Sánchez habla durante una visita a la oficina de AL DÍA News el 14 de marzo. Foto: Alan Simpson / AL DÍA News
Maria Quiñones-Sánchez habla durante una visita a la oficina de AL DÍA News el 14 de marzo. Foto: Alan Simpson / AL DÍA News

Mujeres en puestos de poder: Una lucha contra la doble moral

Más mujeres que nunca están atravesando el techo de cristal en la política. Sin embargo, aún afrontan las expectativas misóginas en cuanto a lo que puede…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

No al referendo

Febrero 07, 2023

Una batalla en Allegheny

Febrero 06, 2023

Un nuevo calendario

Febrero 06, 2023

Serias acusaciones

Febrero 03, 2023

Respuesta de Delia al WFP

Febrero 03, 2023

¿Un nuevo calendario?

Febrero 03, 2023

"Es insultante"

Febrero 03, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Las mujeres han llegado muy lejos desde principios del siglo XVIII. Este año, un número récord de mujeres fue electa al Congreso, y más mujeres que nunca han presentado sus candidaturas presidenciales, al competir por la nominación demócrata de 2020.

A partir de 2019, entre los 535 miembros del Congreso de los Estados Unidos, 127 son mujeres; y 47 de ellas son mujeres de color.

Aunque los hombres siguen siendo mayoritarios en los puestos de poder, estos triunfos demuestran que el escenario político está cambiando lentamente, y las mujeres se están sintiendo más cómodas al desafiar al sistema.

Según las estadísticas del Pew Research Center, siete de cada 10 mujeres --y 5 de 10 hombres-- aceptan que las mujeres están subrepresentadas en los cargos políticos y en los puestos empresariales ejecutivos más altos. Muchos creen que las barreras estructurales y hasta las expectativas desiguales refrenan a las mujeres de llegar a estos puestos.

Las barreras para alcanzar los puestos de liderazgo y destacar en los mismos son algo que sienten las mujeres en todo el país, así como en el ámbito local aquí en Filadelfia.

“Creo que el desafío y las expectativas para las mujeres son mucho más altas, por lo que uno debe estar tan, sino lo mejor, preparado como pueda”, dijo la concejal  María Quiñones-Sánchez durante una visita reciente a AL DÍA. "Se espera que las mujeres tengan un enorme atractivo, lo que significa que uno tiene que poder entrar a todos los diferentes salones llenos de humo sin que la gente se sienta ofendida o intimidada”, agregó

The example of Ocasio-Cortez

Quinones-Sanchez mencionó a Alexandria Ocasio-Cortez como un ejemplo de una figura política sobre el escenario nacional que con frecuencia ha sido el blanco de la crítica de género desde su ascenso rápido a la prominencia política en el último año, cuando se convirtió en la mujer más joven en servir en el Congreso de los Estados Unidos.

"La doble moral es que Paul Ryan haya sido electo a los 28 años de edad y que se le haya dado de inmediato el beneficio de considerar sus políticas mal planteadas como geniales; y que yo haya ganado las elecciones primarias a los 28 años de edad para ser tratada de inmediato con sospechas y haber sido escudriñada, hasta en cuanto a mi vestimenta, de ser una impostora”, escribió Ocasio-Cortez en Twitter, en diciembre del año pasado.

La representante de Nueva York también fue criticada por no sonreír durante el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Trump.

"AOC pasó una inusualmente mala noche, aparentemente desanimada, poco afectuosa y poco original, comparado con lo que suele ser, mostrándose huraña, inmadura y perpleja", escribió en tweeter Peggy Noonan, una columnista conservadora y ex escritora de discursos para el presidente Ronald Reagan.

"¿Por qué debía estar ‘animada y afectuosa’ ante este vergonzoso discurso sobre el Estado de la Unión? Esta fue una noche desconcertante para nuestro país”, le respondio Ocasio-Cortez a Noonan.

 

El intercambio destacó las formas en que las mujeres, especialmente en la política, con frecuencia tienen que hacer frente a esta doble moral de mantener ciertas apariencias, aún mientras nos vemos obligadas a comprobar nuestra inteligencia y capacidad constantemente.

El "machismo" no solo procede de los hombres 

Este tipo de crítica de las mujeres en puestos de liderazgo “acarrea mucho machismo”, dijo Quiñones-Sanchez, aunque señaló que este “machismo” no sólo procede de los hombres.

Quiñones-Sanchez dice que las mujeres también se cuestionan con respecto a apoyar a otras mujeres.

"Lo que he visto es una sociedad de mujeres en la que necesitamos ser mejores aliadas entre nosotras”, dijo Quiñones-Sanchez, agregando que “las mujeres emitirán más cheques a los hombres de los que emiten a las mujeres, en la esfera política, y ese es un problema”.

Trabajar juntas y apoyar a los mujeres líderes puede crear un gran cambio y beneficiar a las comunidades”, dijo Quiñones-Sanchez.

“A veces las personas pueden tener miras estrechas; yo creo que las mujeres ven el panorama más amplio en todo momento”, concluyó.

00:00 / 00:00
Ads destiny link