LIVE STREAMING
El representante Ron DeSantis (republicano por Florida) renunció el lunes al Congreso para centrarse en su campaña para ser el próximo gobernador de la Florida. DeSantis se enfrenta al candidato demócrata Andrew Gillum en las elecciones legislativas del 6 de noviembre. (SAUL LOEB/AFP/Getty Images)
El representante Ron DeSantis (republicano por Florida) renunció el lunes al Congreso para centrarse en su campaña para ser el próximo gobernador de la Florida. DeSantis se enfrenta al candidato demócrata Andrew Gillum en las elecciones legislativas del…

Ron DeSantis se transforma en el rostro de la política racista en Florida

El representante republicano y candidato a la gobernación de Florida por el partido, Ron DeSantis, no ha podido evitar mostrar las verdaderas connotaciones…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Un refugio para el aborto

Junio 28, 2022

3er Comisionado latino

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La batalla de las elecciones primarias llega a su ocaso y, con él, la desesperación de los candidatos de derecha empieza a desvelar las verdaderas posturas ideológicas de sus campañas.

Desde hace algunos días los titulares han reseñado el debate moral y político en torno a la elección de un próximo gobernador en Florida, cuyos candidatos no podrían ser más distintos.

Por el partido Demócrata ha ganado la candidatura el alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum, quien ha sido víctima de ataques telefónicos por parte de grupos nacionalistas blancos y quien fue criticado por su contrincante, Ron DeSantis, utilizando la caracterización racial.

DeSantis ha vuelto a ser noticia tras reportarse su participación en cuatro conferencias organizadas por un activista conservador conocido por declarar que “los afroamericanos deben su libertad a los blancos y que la única ‘verdadera guerra racial’ en el país es contra los blancos”, según reportó The Independent.

“DeSantis, quien fuera elegido para representar el centro-norte de Florida en el 2012, apareció en las conferencias ene l David Jorowitz Freedom Center en Palm Beach, Florida, o en Charleston, Carolina del Sur, en 2013, 2015, 2016 y 2017, según dijo Michael Finch, presidente de la organización”, explica el medio. “En las conferencias anuales del Fin de Semana de Restauración del grupo, cientos de personas se reúnen para escuchar a provocadores como Steve Bannon, Milo Yiannopoulos y Sebastian Gorka, quienes hablan sobre el multiculturalismo, el Islam radical, la libertad de expresión en los campus universitarios y otros temas”.

La carrera por la gobernación de Florida se ha transformado en el último ejemplo del cambio de paradigma en la política estadounidense, donde candidatos independientes y seguidores del manual progresista del Senador Bernie Sanders han logrado un apoyo inesperado por parte de sus votantes, amenazando así el establishment Republicano en zonas otrora aseguradas para su partido.

La presión ha llegado a tal punto que DeSantis ha recurrido a estrategias desesperadas.

El día lunes, el representante anunció que renunciaba al Congreso “de manera inmediata” para “enfocarse en su campaña por la gobernación de Florida” a tan sólo dos meses de las elecciones, según reportó NBC.

En un comunicado, DeSantis explicó que “como candidato republicano a Gobernador de Florida, tengo claro que probablemente me perderé de la gran mayoría de los días de sesión restantes en este Congreso. En estas circunstancias, sería inapropiado aceptar un salario”.

“Para honrar mis principios y proteger al contribuyente, renuncio oficialmente a la Cámara de Representantes con efecto inmediato”, agregó.

Así pues, el candidato republicano prosiguió en su campaña utilizando una de las estrategias más viejas en el manual del GOP de Florida: endulzar al votante cubano de la región honrando a los exiliados y atacando al comunismo de la isla.

Esta estrategia pretende restar fuerza al nuevo socialismo demócrata que se gesta en las filas del Partido Demócrata estadounidense, y que DeSantis ha atacado frecuentemente al referirse a la campaña de Gillum.

“En esta campaña creo que tenemos la oportunidad de mejorar aún más a la Florida”, dijo DeSantis durante su discurso en el Museo de Bahía de los Cochinos en el barrio de la Pequeña Habana de Miami el día lunes. “Tenemos nuestros problemas, tenemos que enfrentarlos. Pero nunca abordaremos los problemas si estamos adoptando esta ideología de extrema izquierda”, reportó el New York Times.

La paradoja de esta estrategia política es que, si bien confunde históricamente dos movimientos políticos que no tienen nada que ver y que perpetúan un estigma muerto después de la Guerra Fría, DeSantis ha sido uno de los pocos candidatos republicanos que ha reconocido la fuerza del voto Latino en estas primarias, al punto de volver a levantar el fantasma de Fidel Castro para ganar apoyo en una campaña que apoya tácitamente al gobierno más anti-Latino que haya existido en la historia contemporánea del país.

00:00 / 00:00
Ads destiny link