LIVE STREAMING
Rep. Chuy García (D-IL) speaks at a “We Cant Wait Rally,” on the National Mall on June 24, 2021 in Washington, DC. The activists gathered to call upon the Biden administration and Congress to act on citizenship for all, climate justice, care and good jobs. Photo: Anna Moneymaker/Getty Images
El representante Chuy García (D-IL) habla en la manifestación "No podemos esperar", en el National Mall el 24 de junio de 2021 en Washington, DC. Los activistas se reunieron para pedir al gobierno de Biden y al Congreso que actúen en materia de…

¿Qué se cuece tras el impulso para incluir la vía hacia la ciudadanía en el paquete de reconciliación de los demócratas?

Finalmente algunos demócratas se atreven a exigir que sus iniciativas sean aprobadas por el Congreso.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Documental 'La Mami'

Mayo 18, 2022

El paso del podio

Mayo 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El martes por la noche, el representante Chuy García (D-IL) anunció que no apoyará un paquete de reconciliación presupuestaria si no incluye un camino hacia la ciudadanía para inmigrantes indocumentados.

La medida de García señala un cambio creciente dentro del Partido Demócrata, particularmente entre los progresistas, ya que sus iniciativas exigen una acción decisiva para ser aprobadas. El Partido Demócrata se ha limitado muchos años a mostrar complacencia, desde la búsqueda constante de apoyo bipartidista entre los moderados hasta las brechas que provocan el estancamiento entre moderados y progresistas.

Declaraciones firmes como la de García señalan lo que puede volverse más habitual. Progresistas como las representantes Alexandria Ocasio-Cortez, Pramila Jayapal e Ilhan Omar no necesitan separarse del partido para que se aprueben las medidas. Solo necesitan hacerse cargo.

García ha estado abogando por un camino desde que fue elegido para el cargo en 2018, y se aplicaría a un amplio espectro de la población indocumentada del país, no solo a los titulares de TPS o Green Card.

Su posición, que dio a conocer en un comunicado el martes por la noche, es notable por lo que está en juego. Los demócratas tienen una pequeña mayoría en la Cámara. Con la posible partida de García en la próxima votación del proyecto de ley de reconciliación, es poco probable que se apruebe y llegue al escritorio de Biden.

"Un acuerdo de reconciliación presupuestaria sólido y equitativo debe incluir un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes; nuestro país no puede recuperarse por completo sin él, y no puedo apoyar ningún acuerdo que deje atrás a tanta gente en mi distrito", dijo García en la declaración.

Agregó que este paquete debe usarse para hacer historia y brindar a millones el estatus legal que ellos y sus familias merecen.

Si bien el representante de Chicago, Illinois, no es el primero en decir que apoya la inclusión de disposiciones sobre inmigración en el paquete pendiente, es el primero en adoptar una postura tan absoluta, trazando una línea que se espera que se convierta en el estándar para los progresistas a medida que continúan las deliberaciones: un línea roja, como informó Rafael Bernal de The Hill.

La declaración de García también es la primera, en lo que respecta a la reconciliación en 2021, en eliminar las limitaciones para las que los inmigrantes serían elegibles.

Es común que las organizaciones y los defensores se enfoquen en conseguir la vía hacia la ciudadanía solo para los DREAMers y los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS), pero esto ignora las esperanzas de millones que no entran en la categoría por cualquier motivo.

Una reforma migratoria que incluya a todos los inmigrantes indocumentados es lo que persigue García.

“No podemos esperar más para arreglar nuestro sistema de inmigración y necesitamos aprovechar cualquier oportunidad disponible para hacerlo, incluida la reconciliación presupuestaria para los jóvenes de DACA, los titulares de TPS, los trabajadores agrícolas y otros trabajadores esenciales”, continuó García.

Durante el transcurso de la pandemia, la nación dependió de los inmigrantes indocumentados para mantener el país en funcionamiento. Sufrieron brotes masivos de COVID-19 en los centros de procesamiento de pollos, e incluso ahora, los trabajadores agrícolas están trabajando en condiciones de tres dígitos para mantener alimentada a la nación.

“Esto es crucial para los miles de trabajadores esenciales indocumentados que represento. Se sacrificaron para mantener a este país en funcionamiento durante lo peor de la pandemia y, con frecuencia, no tuvieron acceso a ayuda o asistencia médica por temor a ser deportados. Se lo debemos a ellos”, continuó García en su declaración.

El representante Joaquín Castro, quien ha expresado su opinión sobre la creación de un camino hacia la ciudadanía para los trabajadores esenciales durante la pandemia, incluidos los trabajadores agrícolas y fabriles, publicó recientemente una declaración en Twitter, escribiendo que: “La reforma migratoria debe incluirse en el paquete de reconciliación”.

El representante progresista Jamaal Bowman salió con una declaración más en línea con Castro, aunque sin trazar la línea roja. Pero eso no quiere decir que un movimiento más fuerte no llegue a medida que se acerque la votación.

“Ya es hora de asegurar que nuestros DREAMers, titulares de TPS, trabajadores esenciales y trabajadores agrícolas indocumentados tengan la estabilidad que necesitan para prosperar. Hagámoslo realidad este Congreso”, escribió en un hilo de Twitter. 

La presidenta del Caucus Progresista, la representante Jayapal, quien en enero le mostró al presidente Biden cómo se ve realmente la reforma migratoria "radical" junto con la representante AOC, también mencionó brevemente su deseo de incluir "una hoja de ruta hacia la ciudadanía" en el paquete de reconciliación en Twitter.

Entre los senadores progresistas, Bernie Sanders (I-VT) advirtió a Biden y al senador Joe Manchin (D-W.VA) que no apoyará un proyecto de ley de infraestructura bipartidista sin el paquete de reconciliación.

"Permítanme ser claro: no habrá un acuerdo de infraestructura bipartidista sin un proyecto de ley de reconciliación que mejore sustancialmente las vidas de las familias trabajadoras y combata la amenaza existencial del cambio climático", escribió Sanders en Twitter el domingo. "Sin proyecto de ley de reconciliación, sin acuerdo. Necesitamos un cambio transformador AHORA".

Las palabras de Sanders se produjeron un día después de que Biden se retractara de los comentarios que sugerían que solo apoyaría la firma de un proyecto de ley bipartidista si también se aprobaba un paquete de reconciliación más amplio.

Durante la semana pasada, el Comité de Presupuesto del Senado, bajo el presidente Sanders, publicó un borrador de su plan presupuestario de reconciliación de $6 billones, que incluye $126 mil millones para poner a los inmigrantes en el camino hacia la ciudadanía.

La inclusión de la inmigración en el plan es un paso importante hacia la aprobación del Congreso.

“Poner a los inmigrantes indocumentados en el camino hacia la ciudadanía resultaría en grandes beneficios económicos para todos los estadounidenses”, escribió el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP) en un artículo que argumenta que la reforma migratoria puede, y debe, hacerse a través de la reconciliación.

“Agregaría un acumulado de $1.5 billones al PIB de los EE.UU durante una década y crearía poco más de 400.00 nuevos empleos. Al final de una década después de la aprobación, todos los estadounidenses verían salarios más altos en $600 anuales”, añadió CAP.

Según García, incluir el camino hacia la ciudadanía en el próximo paquete de reconciliación tiene el potencial de ser la primera acción legislativa "significativa" sobre inmigración en 35 años.

00:00 / 00:00
Ads destiny link