LIVE STREAMING
Kica Matos from the Vera Institute celebrates Philly's decision to join the network providing free immigration legal services for those facing deportation back in July 2019. Photo: Kimberly Paynter/WHYY
Kica Matos del Instituto Vera celebra la decisión de Filadelfia de unirse a la red que proporciona servicios legales de inmigración gratuitos para aquellos que se enfrentan a la deportación en julio de 2019. Foto: Kimberly Paynter/WHYY

El fondo legal para inmigrantes está de vuelta en el presupuesto 2021 de Filadelfia

El Proyecto de Unidad Familiar de Inmigrantes de Pensilvania recibirá 200.000 dólares de la ciudad, ampliando su compromiso en comparación con el año 2020.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Hace un mes, un programa que proporcionaba asesoría legal gratuita a los inmigrantes en Filadelfia se enfrentó a un futuro incierto después de que la ciudad tuviera que ajustar drásticamente su presupuesto en medio de la crisis económica causada por el COVID-19.

El Proyecto de Unidad Familiar de los Inmigrantes de Pennsylvania (PAIFUP) fue fundado en julio de 2019 como una asociación entre la ciudad de Filadelfia y el Instituto de Justicia Vera con sede en Nueva York.

Su creación se basó en las estadísticas del Consejo Americano de Inmigración, mostrando que los inmigrantes que se presentaban en los tribunales sin representación legal tenían muchas menos posibilidades de éxito en sus casos.

Los casos de inmigración se clasifican como procedimientos civiles, lo que significa que los inmigrantes sujetos a ellos no tienen derecho a ser representados por un abogado de oficio, ya que están reservados a los procedimientos penales en virtud de la Sexta Enmienda.

En consecuencia, muchos inmigrantes se ven obligados a representarse a sí mismos en los tribunales cuando no pueden encontrar o pagar una representación legal.

Inicialmente, la ciudad proporcionó 100.000 dólares y tanto el Instituto Vera como el Fondo Samuel S. Fels proporcionaron fondos adicionales por un total de 300.000 dólares para PAIFUP.

Ahora, bajo el presupuesto ajustado del coronavirus de la ciudad, ha duplicado su compromiso con el programa hasta 200.000 dólares para 2021 y el Fondo Samuel S. Fels está proporcionando una subvención adicional de 300.000 dólares en el curso de tres años. 

Tanto el Centro de Servicios de Nacionalidades con sede en Filadelfia como el Centro de Recursos de Inmigración de Pensilvania (PIRC) con sede en York contribuyen con personal para supervisar el proyecto. 

Jonah Eaton, un abogado del Centro de Servicios de Nacionalidades y líder de su esfuerzo como parte de PAIFUP, dijo a finales de mayo que el programa había superado las expectativas en su corta, casi un año de vida.

En mayo, de los 125 individuos examinados por la PAIFUP, dijo que 41 tuvieron audiencias y 15 de ellos ganaron sus casos.

"Estaría extraordinariamente complacido si logramos mantener este nivel de éxito", dijo Eaton.

En ese momento, ese nivel de éxito tenía un límite de tiempo, pero ahora no.

Durante las conversaciones sobre el presupuesto de Filadelfia, el programa obtuvo el apoyo de los concejales María Quiñones-Sánchez y Helen Gym, aliados desde hace mucho tiempo, y obtuvo nuevos apoyos en los concejales Kenyatta Johnson, Kendra Brooks, Jamie Gauthier, Derek Green y el presidente del consejo Darrell Clarke.

Este artículo forma parte de Broke in Philly, un proyecto de reportaje en colaboración entre más de 20 organizaciones de noticias, centrado en la movilidad económica en Filadelfia. Lea todos nuestros reportajes en brokeinphilly.org.

00:00 / 00:00
Ads destiny link