LIVE STREAMING
Sen. Warnock's victory Tuesday night, means Democrats get the slim majority in the Senate.
La victoria del senador Warnock el martes por la noche, significa que los demócratas obtienen la escasa mayoría en el Senado. Foto: Nathan Posner/Anadolu Agency via Getty Images

Qué significa la victoria de Raphael Warnock en la segunda vuelta para los demócratas y el Senado

La victoria del actual senador anoche, 6 de diciembre, dio a los demócratas una mayoría de 51-49 en el Senado sobre los republicanos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Serias acusaciones

Febrero 03, 2023

Respuesta de Delia al WFP

Febrero 03, 2023

¿Un nuevo calendario?

Febrero 03, 2023

"Es insultante"

Febrero 03, 2023

¿Escucharán esta vez?

Febrero 02, 2023

No Latinx en Connecticut

Febrero 02, 2023

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El martes 6 de diciembre, el senador demócrata Raphael Warnock ganó la reelección, derrotando al aspirante republicano Herschel Walker en la segunda vuelta del Senado de Georgia. La victoria de Warnock era imperativa para los demócratas, ya que les aseguraba una estrecha mayoría de 51-49 sobre el GOP en la cámara. 

Como resultado, habrá enormes implicaciones para los republicanos, pero aún mayores ventajas para los demócratas, ya que tendrán la sartén por el mango en comparación con la actual división 50-50. Antes de esta victoria, existía un acuerdo de reparto de poder que daba superioridad a los republicanos incluso estando técnicamente en minoría.

Pero ahora no hay duda de que las tornas han cambiado a favor de los demócratas, que perdieron la Cámara de Representantes en las elecciones de mitad de mandato de 2022. Pero hacerse con la mayoría del Senado -aunque escasa- supone una enorme ganancia para los demócratas a la hora de intentar que se aprueben determinadas leyes en el futuro. 

Aparte del poder de gobierno que la victoria de Warnock da a los demócratas como resultado de la victoria del martes por la noche, también era importante para Warnock, el liderazgo del partido y los grupos de donantes obtener una victoria debido al gran dinero que se repartió durante este ciclo electoral en particular y la posterior segunda vuelta.  

La contienda en Georgia fue una de las más costosas de este ciclo electoral de 2022, con unos 425 millones de dólares gastados entre ambas campañas y grupos de apoyo externos. 

En general, la reelección de Warnock en el Estado del Melocotón da a los demócratas el control del Senado y debería hacerles la vida más fácil en términos de intentar aprobar proyectos de ley, control de comités, y elimina ciertos obstáculos para que puedan ocuparse de los asuntos del Senado.

He aquí cómo los demócratas se beneficiarán inmediatamente de la victoria de Warnock y del control del Senado por los demócratas:

Más poder para emitir citaciones:

Con la victoria del martes, los demócratas no necesitarán apoyo bipartidista para emitir citaciones en el futuro. Esto les permitirá sortear cualquier objeción republicana y, como resultado, podría conducir a un mayor aumento de la capacidad y tal vez del número de investigaciones dirigidas por demócratas. 

Un proceso indoloro para cubrir cualquier vacante en el Tribunal Supremo: 

La ventaja de 51-49 jugará un papel importante en el futuro si quedara libre otro puesto en el Tribunal Supremo, ya que basta una mayoría para confirmar a un juez. 

Los demócratas moderados no tendrán tanto poder sobre la agenda de los demócratas como están acostumbrados: 

La mayoría demócrata da al líder de la mayoría, Chuck Schumer, más margen de maniobra para aprobar cualquier ley, pues ya no necesita el apoyo de todos los miembros de su asamblea para hacerlo. 

También dispondrán ahora de mayorías en cada comisión, lo que les permitirá aprobar leyes y nombramientos a un ritmo más rápido y sin demasiados obstáculos: 

Los demócratas tendrán más personal y presupuesto, una ventaja sobre el GOP que, como resultado, les da más poder y capacidad general para dirigir el trabajo de los comités. En la actualidad, los comités y los recursos están igualados al 50-50, lo que no era ideal para los demócratas porque permitía al GOP detener o ralentizar la velocidad de las nominaciones. 

Cada vez que había un empate en la elección en el comité, los demócratas tenían que superar numerosos y largos obstáculos sólo para poder anular a ese individuo en particular del comité y permitir una votación en el pleno del Senado.

No más negociaciones sobre el reparto del poder

El líder de la mayoría, Schumer, ya no tendrá que negociar un acuerdo para compartir el poder con el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, como resultado de la victoria de Warnock el martes por la noche. 

Ambos acordaron en 2020 un compromiso para compartir el poder en el Senado, dividido a partes iguales. Esto se produjo después de un impasse que detuvo la confirmación del gabinete del presidente Joe Biden, que en ese momento, McConnell afirmó que los demócratas mantienen el control del filibustero del Senado que requiere 60 miembros para poner fin a un debate en el piso antes de pasar a una votación. 

McConnell abandonaría su asignación sólo después de que los demócratas de Arizona y Virginia Occidental Kyrsten Sinema y Joe Manchin se negaran a votar, lo que como resultado dejó a los líderes de la mayoría por debajo de los 51 votos necesarios para acabar con la protección del partido minoritario.

La cámara dividida se habría inmovilizado sin la sumisión de McConnell con los demócratas del Senado impotentes en lo que respecta a obtener el control total incluso estando en la mayoría.

No más desempates para V.P. Harris: 

En los dos años transcurridos desde que la Administración Biden-Harris asumió el poder, se ha recurrido muchas veces a la vicepresidenta para desempatar en el Capitolio. Harris lo ha hecho más de 26 veces con el actual Senado al 50-50 -el mayor número de veces por un vicepresidente- y, como resultado de que los demócratas hayan tomado el control, se espera que ya no se recurra a ella para estas cosas. En general, las votaciones se referían a nombramientos y a determinadas leyes. 

"Con 51, podemos ser más audaces y rápidos, para mostrar a los estadounidenses lo que defienden los demócratas", dijo Schumer.

El único inconveniente es que los republicanos tienen mayoría en la Cámara de Representantes y, con ella, pueden reducir la capacidad de los demócratas para aprobar leyes importantes como les gustaría. Como resultado, los demócratas probablemente intentarán confirmar a tantos jueces como puedan antes de las elecciones de 2024. 

Serán dos años difíciles para los demócratas si quieren mantener ese control. Muchos de sus senadores demócratas se presentan a la reelección en estados como Virginia Occidental y Ohio, todos ellos históricamente rojos. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link