LIVE STREAMING
El presidente Trump se burla del movimiento #MeToo y de la Senadora Elizabeth Warren durante un mitin político en Montana el jueves 5 de julio del 2018.
El presidente Trump se burla del movimiento #MeToo y de la Senadora Elizabeth Warren durante un mitin político en Montana el jueves 5 de julio del 2018.

Trump vs. #MeToo: ¿Misoginia o pésimo sentido del humor?

Mientras el país protesta contra sus medidas de separación de familias y su director de la Agencia de Protección Ambiental renuncia tras un escándalo de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Protección Temporal

Septiembre 22, 2023

Buenas noticias empresarios

Septiembre 05, 2023

Adiós a un 'problem solver'

Septiembre 03, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El presidente Trump parece haber llevado su “conversación de vestuario” a un nuevo nivel, cuando en un mitin político en Montana dio rienda suelta a su verborrea sin filtro.

En un discurso que intentaba “solidificar el apoyo” al candidato republicano al senado de Montana el día jueves, el presidente volvió a aprovechar la ocasión para hablar de sí mismo y de sus refutaciones contra la manera en la que los medios y los demócratas lo tratan.

Pero pareciera habérsele ido la mano cuando volcó su ira contra la senadora Elizabeth Warren de Massachusetts, negándose a pedir disculpas por haberla llamado “Pocahontas” al burlarse de su herencia nativo-americana, y ofreciéndose a “lanzarle” un kit de prueba de ascendencia.

“Lo haremos gentilmente porque estamos en la generación #MeToo, así que tenemos que tener cuidado”, dijo el presidente.

La senadora Warren no tardó en responder a través de Twitter dando directamente en el clavo y dijo al presidente: “mientras usted se obsesiona con mis genes, su administración está llevando a cabo pruebas de ADN en niños pequeños porque usted los arrancó de sus madres y es demasiado incompetente para reunirles a tiempo para cumplir con una orden judicial. Quizás debería enfocarse en arreglar las vidas que está destruyendo”.

Muchos humoristas y personalidades públicas han hecho uso del recurso del movimiento #MeToo en sus presentaciones públicas, pero la diferencia entre un comediante y el presidente de Los Estados Unidos es bastante amplia, en especial cuando se trata de un hombre conocido por su controversial relación con las mujeres y por haber llegado a la presidencia con un escándalo público por una grabación en la que aseguraba poder hacer lo que quisiera con ellas.

Asimismo, y según reportó el New York Times, el presidente “anunció durante el día que Bill Shine, quien fue despedido de Fox News por su manejo de los escándalos de acoso sexual en la cadena, tomaría una posición en el equipo de comunicaciones de su administración”.

Horas después, la senadora Warren respondió a las burlas del presidente a través de un correo electrónico a sus seguidores, asegurando que, si bien “puede manejar los comentarios contra su ascendencia, el chiste del presidente sobre el movimiento #MeToo fue ‘bastante espeluznante’”, reportó The Hill.

Warren escribió que el presidente “se burló de las mujeres que valientemente acusan y dicen que han sido acosadas y abusadas por tipos como Donald Trump”, agregando que él “no sólo está tratando de asustarme, está tratando de intimidar a todas las mujeres y hacer que nos callemos. Aún no cree que los tipos como él deberían hacerse responsables de lo que dicen o hacen”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link