LIVE STREAMING
Andy Cuomo enfrenta acusaciones de acoso sexual. Foto: Getty Images
Andy Cuomo enfrenta acusaciones de acoso sexual. Foto: Getty Images

El caso Cuomo revive los escándalos de acoso de políticos

El más reciente escándalo de acoso sexual señala a Andrew Cuomo, de acosar a once mujeres que pasaron por su oficina. Sin embargo, este no es el primer caso de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Los mayores problemas

Agosto 11, 2022

¿Ayudar a Cuba?

Agosto 11, 2022

Recorte al Estado

Agosto 11, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Once mujeres, trabajadoras actuales y ex empleadas del gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, han denunciado al mandatorio por acoso sexual, según reveló una investigación presentada este martes contra el demócrata.

La investigación, que duró casi cinco meses, fue realizada por dos abogados independientes que entrevistaron a 179 personas entre los que había denunciantes, empleados anteriores y actuales del brazo ejecutivo de la gobernación, policías estatales y otros funcionarios que interactúan regularmente con el gobernador.

"La investigación independiente ha concluido que el gobernador Andrew Cuomo acosó sexualmente a varias mujeres y, al hacerlo, violó la ley federal y estatal", dijo Letitia James, fiscal general del estado de Nueva York, durante una conferencia de prensa. También añadió que Cuomo "acosó sexualmente a empleadas actuales y antiguas del estado de Nueva York al avanzar con toqueteos no deseados y no consentidos y al hacer numerosos comentarios de naturaleza sexual sugerente que generaron un ambiente de trabajo hostil para las mujeres".

El gobernador se pronunció sobre la investigación a través de un mensaje televisado diciendo: "Tengo 63 años. He vivido toda mi vida adulta en público. Ese no soy yo, ese nunca he sido yo".

Una práctica “común”

Las denuncias contra Cuomo abren el debate sobre las frecuentes prácticas de acoso sexual que se viven dentro de la política estadounidense.

A raíz del movimiento del Me Too, muchas mujeres se han atrevido a hablar sobre estas prácticas abusivas de poder que involucran a hombres poderosos -políticos y empresarios- con subordinadas. 

El senador demócrata Al Franken fue uno de los políticos en recibir acusaciones por acoso sexual. En 2017, una periodista denunció que durante un viaje en 2006 Franken le había tocado los pechos y besado mientras ella dormía. Apoyó su testimonio con una foto del incidente. Otra mujer alegó días después que el político también la había manoseado. Franken publicó una carta pidiendo perdón a las horas de conocerse el primer testimonio en su contra y se ofreció a ser investigado por un comité de ética del Senado.

Para la misma época, el expresidente George Bush fue acusado por una mujer de haber tocado su trasero sin consentimiento durante una sesión de fotos en 1992 cuando él era presidente. Otras seis denuncias de diferentes mujeres tuvieron lugar entre 2004 y 2016. Una de las denunciantes era una menor de edad. 

Tras las primeras acusaciones, un portavoz de Bush, quien falleció en 2018, pidió disculpas, recordó que el exmandatario estaba postrado desde hacía cinco años en una silla de ruedas y alegó que “su brazo cae en la cintura de gente con las que se toma fotografías”.

En 2020, la exmodelo Amy Morris acusó al ex presidente, Donald Trump, de agredirla sexualmente durante el torneo de tenis US Open de 1997, cuando la manoseó y le metió "la lengua hasta la garganta", según explicó para el periódico londinense The Guardian. El ataque, ocurrido presuntamente el 5 de septiembre de ese año, cuando Morris tenía tan solo 24 años, la hizo sentirse "enferma" y "violada". Este fue el caso más sonado de las 26 acusaciones que ha recibido Donald Trump en los últimos años. 

Ante las acusaciones, Donald Trump, a través de sus abogados, negó rotundamente haber acosado, abusado o haberse comportado de manera inapropiada con Morris pese a las pruebas y testimonios que ella habría proporcionado para sustentar los hechos.  

Lewinskygate

El caso del ex presidente Bill Clinton y Monica Lewinski, quienes en 1998 tenían 49 y 22 años respectivamente, ha sido uno de los más sonados dentro de la política americana en las últimas décadas. Este caso en particular se trató de una relación sexual de abuso de poder donde el mandatario se aprovechó de su subordinada.

Clinton negó haber tenido cualquier tipo de relación erótica con Lewinsky luego de que ella declarara haber mantenido siete encuentros sexuales con el entonces presidente. Ante la negativa, Lewinsky mostro un vestido amarillo manchado de semen que comprobaba la veracidad de su historia. Luego de este hecho, ​ Clinton tuvo que admitir dicha relación en testimonio grabado ante el gran jurado el 17 de agosto de 1998. Finalmente, el presidente fue exonerado de todos los cargos de perjurio y obstrucción de justicia en un juicio de 21 días por parte del Senado.


 

00:00 / 00:00
Ads destiny link