LIVE STREAMING
Imagen: Getty Images.
Imagen: Getty Images.

Puertorriqueños y el Censo: cuando contarse es una cuestión de identidad

El avance del censo está mostrando un conflicto de identidad racial al que se enfrentan algunos puertorriqueños.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

De acuerdo a un reporte publicado por el New York Times, más tres cuartas partes de los puertorriqueños se identificaron como blancos en el censo, pese a que gran parte de la población tiene ascendencia africana.

Esto revive la discusión nunca cerrada sobre cómo se definen las identidades de las poblaciones.

Uno de los aspectos que atraviesa esta identificación (o no identificación) con el término “negro” viene del idioma que se habla en la isla y los vocablos que desde la colonia se usaban para describir los distintos fenotipos: “mulato”, “trigueño”, “morena”, son palabras que están más interiorizadas en la cultura borinqueña (y latinoamericana, en general), que la forma americana en que se entiende la afirmación “I’m black” o “I’m African American”.

Esta diferencia lleva a que muchas de las personas censadas no se identifiquen con las categorías que han cuenta de algunos rasgos que los caracterizan. El color de la tez no necesariamente permite a alguien dar cuenta de su identidad cultural y esto, a su vez, deriva en tergiversaciones sobre la manera en que se entiende la población y su representatividad.

Puede que algunas personas hayan marcado que son “blancos” porque las otras opciones que encontraban no incluían factores culturales con los que se identifican más y que englobarían como “puertorriqueños” (factores como la música, el baile, la comida, las inflexiones en el habla), pero en el uso de la categoría “blanco” también está el peligro de dejar para los registros estadísticos del país una imagen de la nación que no corresponde con la realidad de las calles y que sí puede ser nociva en términos de política pública, pues en la medida en que el país sea oficialmente más “blanco” habrá menos argumentos para desarrollar políticas diversas o luchar contra aquellas que puedan ser discriminatorias.

"Entre los grupos raciales y étnicos, se proyecta que sólo se contará en exceso a los blancos, mientras que se espera que otros grupos vean un recuento insuficiente [...] Ya sea un recuento excesivo o insuficiente, la preocupación es que la representación política y la financiación federal no se repartirá equitativamente después del censo de 2020", reporta NPR.

Pese a que esta vez ha sido menor el porcentaje de puertorriqueños que se han identificado como blancos en el censo, en comparación con el censo hecho hace veinte años y a que hay varios esfuerzos ciudadanos para alentar a los puertorriqueños a marcarse como negros, la disyuntiva de la representatividad y la identidad permanece.

00:00 / 00:00
Ads destiny link