LIVE STREAMING
Según informes de los medios el 17 de marzo de 2018, el ex subdirector del FBI Andrew McCabe fue despedido por el fiscal general Jeff Sessions, dos días antes de cumplir 50 años, después de lo cual podría retirarse del FBI con una pensión completa. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS
Según informes de los medios el 17 de marzo de 2018, el ex subdirector del FBI Andrew McCabe fue despedido por el fiscal general Jeff Sessions, dos días antes de cumplir 50 años, después de lo cual podría retirarse del FBI con una pensión completa. EFE…

Trump y el arte del auto-sabotaje

Comienza una semana delicada para la democracia en Estados Unidos, después de que el Presidente protagonizara uno de los episodios más alarmantes de su…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El día viernes, el Departamento de Justicia, liderado por el Fiscal General Jeff Sessions, anunció el despido del ex Director General Adjunto del FBI, Andrew McCabe, después de meses de ataques mediáticos por parte de la Administración Trump.

Según reportaba Vox, McCabe fue despedido “tan sólo 26 horas antes de su retiro formal, una movida que le podría costar su pensión federal”, y el anuncio fue hecho por Sessions, quien argumentó que el Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, habría determinado que en el 2016 “McCabe permitió de manera inapropiada que dos altos funcionarios hablaran con los reporteros sobre su decisión de abrir un caso contra la Fundación Clinton”.

El comunicado emitido por Sessions, y publicado por Reuters, extendía el argumento asegurando la existencia de “alegatos de mala conducta por parte de Andrew McCabe” que fueron procesados por la Oficina de Responsabilidad Profesional (OPR) del FBI.

Ante las acusaciones, McCabe había anunciado su renuncia el pasado mes de enero - en parte también por los ataques del Presidente Trump en su contra - pero el despido inesperado de Sessions le habría coartado sus esperanzas de poder esperar a la fecha de su retiro, después de 21 años de servicio.

Si bien hasta ese momento todo podría haber pasado como un procedimiento regular – pues según reportó Bloomberg, “el Fiscal General Jeff Sessions estaba siguiendo las recomendaciones de altos abogados profesionales del Departamento de Justicia - fueron las respuestas presidenciales en Twitter lo que transformó todo el asunto en un espinoso evento político.

“Andrew McCabe ha sido DESPEDIDO”, escribía Trump en su cuenta personal. “Este es un gran día para los arduos trabajadores y trabajadoras del FBI, y un gran día para la Democracia”.

El presidente despejó cualquier duda sobre el condicionamiento político del despido de McCabe, asegurando que “el moralista de James Comey era su jefe e hizo a McCabe verse como un escolano. ¡Él sabía todo sobre las mentiras y la corrupción que se suceden en los más altos niveles del FBI!”

Como bien apunta Bloomberg, “Donald Trump tiene un don para auto-sabotearse”, en especial cuando la investigación del abogado especial Robert Mueller se acerca cada vez más a su despacho, y los intentos de Sessions de despejarle el camino suelen ser boicoteados por la misma retórica sin control del Presidente en sus redes sociales.

Por su parte, McCabe respondió tajantemente a su despido a través de un comunicado (hecho público por NBC News), en el que no sólo resaltó sus logros y su dedicación al Buró, sino que condenó las acusaciones en su contra por partidismo político, asegurando que “nada está más lejos de la verdad”.

Después de explicar su versión sobre lo ocurrido con la investigación en torno a Hillary Clinton durante el año electoral, McCabe aseguró que “Ver eso de manera aislada pierde por completo la perspectiva general. La perspectiva amplia es una historia sobre lo que puede suceder cuando el cumplimiento de la ley es politizado, cuando los servidores públicos son atacados, y cuando las personas que supuestamente atesoran y protegen nuestras instituciones se transforman en instrumentos para dañar esas instituciones y a esas personas”.

Para no dejar lugar a dudas, McCabe escribió: “Estoy siendo despedido y tratado de esta manera por el rol que jugué, las acciones que tomé y los eventos de los que fui testigo en el desenlace del despido de James Comey”.

Y así como su colega, McCabe también jugará un rol importante después de su despido.

Según explicó CTV News, McCabe habría registrado todas sus interacciones con el presidente a través de memorándums que ha hecho llegar directamente a la oficina del abogado especial Robert Mueller.

“Los memos de McCabe incluyen detalles de sus propias interacciones con el presidente, de acuerdo a una persona con conocimiento directo de la situación (…) También recuentan las diferentes conversaciones que mantuvo con Comey, quien guardó notas de sus reuniones con Trump, enervándolo”, reportó el medio, a través de información compartida por una fuente cercana a los hechos.

00:00 / 00:00
Ads destiny link