LIVE STREAMING
Photo: Spencer Platt/Getty Images
El fuego mató a 17 personas. Foto: Spencer Platt/Getty Images

Los propietarios del apartamento dónde sucedió el mortal incendio en el Bronx son demandados por las familias afectadas

La demanda alega que las muertes de 17 personas en el incendio se produjeron debido a violaciones de seguridad.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Un refugio para el aborto

Junio 28, 2022

3er Comisionado latino

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Varias familias cuyos seres queridos murieron o resultaron heridos al intentar escapar de un apartamento del Bronx lleno de humo demandaron a los propietarios el martes 8 de febrero, alegando que la muerte de 17 personas fue consecuencia de violaciones de la seguridad. 

Las cinco demandas fueron presentadas en nombre de las familias por el abogado de derechos civiles Benjamin Crump, que ha representado anteriormente a las familias de Trayvon Martin y George Floyd. 

"Tenemos a muchas familias que sufrieron trágicas perdidas en el incendio del apartamento", dijo Crump durante una conferencia de prensa frente al edificio, afirmando que las violaciones de las disposiciones de seguridad de la ciudad "causaron una pérdida indescriptible de vidas y lesiones a estas familias, en su mayoría de África". 

En la mañana del 9 de enero, un calentador eléctrico que funcionaba mal inició el incendio. Aunque el fuego sólo dañó una pequeña parte del edificio, produjo un humo corrosivo que consumió rápidamente el complejo. El humo subió por una escalera del edificio de 19 plantas y mató a las personas que intentaban huir. 

"Estas [son] familias negras que han perdido tanto, que parecían estar marginadas no sólo antes de que se produjera el trágico incendio, sino incluso después. Y por eso estamos adoptando esta postura, para decir que sus vidas importan. No podemos marginarlos, ni barrer esto bajo la alfombra", dijo Crump. 

Las demandas nombran como demandados a Bronx Park Phase III Preservation, Bronx Phase III Housing Co. y tres grupos de inversión. Buscan recuperar los daños para las víctimas y sus familias, afirmando que sufrieron "graves lesiones personales, angustia emocional y/o daños a la propiedad". 

Por ahora, las demandas no especifican los daños monetarios ni las violaciones de seguridad específicas. Pero según Larry Goldhirsch, otro abogado de las familias, estos detalles se identificarán en las próximas semanas.

Durante la conferencia del martes, los abogados citaron la falta de calefacción adecuada y los problemas con las ventanas que no podían abrirse y las puertas que debían cerrarse solas como supuestas violaciones del código que, según ellos, contribuyeron a las muertes por negligencia del incendio. 

"Se trata de inversores que vienen al Bronx y dejan que estas personas mueran en estos edificios porque no les interesa la gente. Les interesa el beneficio. Este beneficio por encima de las personas, de eso se trata este caso", dijo Goldhirsch. 

Un portavoz de los propietarios del edificio negó su responsabilidad, insistiendo en que los hechos demostrarán que las acusaciones son falsas. 

Varios familiares de las víctimas del incendio tomaron la palabra en la rueda de prensa para expresar su frustración por la incertidumbre causada por el incendio mientras buscan nuevos lugares para vivir. 

"Lo que ocurrió el 9 de enero fue muy devastador y trágico, y muy inesperado, y podría haberse evitado. Perdí a mi hermana en el incendio. Intentaba bajar para salvar a mi familia", dijo Fátima Janneh, que perdió a su hermana Sera, de 27 años, en el incendio.  

"Necesitamos justicia para las familias que perdieron personas, así como para los demás inquilinos del edificio. Todos somos víctimas de lo que ocurrió aquí", dijo Janneh.

Entre los demandantes se encuentran la madre de un niño de dos años que murió y los padres que perdieron a su hijo de 12 años y a su hija de cinco. También incluyen a una madre de 20 años cuyo hijo de tres meses fue hospitalizado.

Muchos de los residentes eran inmigrantes de Gambia (África Occidental). Sus orígenes comunes, con algunos de ellos procedentes del mismo pueblo, fomentaron una comunidad muy unida. 

Faith Touray, que pasó 23 años en el edificio, dijo que muchos residentes siguen viviendo en habitaciones de hotel un mes después de la tragedia, ya que no tienen "ninguna opción real de lugares viables" para vivir." 

"Puede que seamos negros y marrones y africanos e inmigrantes, pero somos gente de clase trabajadora. No somos fungibles, no somos desechables. No se nos puede tirar a la basura. Y sólo porque tengamos un determinado estatus socioeconómico, eso no significa que nuestras vidas no importen", dijo Touray. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link