LIVE STREAMING
On DACA's 10 year anniversary, it faces an uncertain future.
En el décimo aniversario de DACA, se enfrenta a un futuro incierto. Foto: Anna Moneymaker/Getty Images.

DACA cumple 10 años ante un futuro frágil

Desde su puesta en marcha en 2012 bajo el mandato del presidente Barack Obama, el programa se enfrenta ahora a su posible finalización.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Tour por América Latina

Septiembre 30, 2022

Cuba vota por más derechos

Septiembre 29, 2022

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El 15 de junio de 2012, el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció en la Rosaleda de la Casa Blanca la puesta en marcha de un nuevo programa titulado Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Este programa cambiaría la vida y daría oportunidades a cientos de miles de inmigrantes no autorizados traídos a Estados Unidos por sus padres cuando eran niños. Pronto recibirían el nombre de "Dreamers" en la prensa. 

Diez años antes de esta semana, ese importante programa comenzó a aceptar solicitudes.

En lo que inicialmente se vio como una solución temporal para proporcionar un camino fácil hacia la ciudadanía para muchos jóvenes inmigrantes, ya que el Congreso continuamente no aprobó dicha legislación. Diez años después, el programa ha demostrado su éxito al dar a más de 800.000 niños inmigrantes no autorizados la oportunidad de tener una educación y un futuro. También sigue siendo el único programa a gran escala en relación con el estatus legal de muchos jóvenes no autorizados en Estados Unidos. 

DACA concede protección contra la deportación, acceso a permisos de trabajo, así como otra documentación útil para hacer un poco más fácil una vida ya dura para estos niños y sus familias. Les ha proporcionado oportunidades laborales y educativas a las que no habrían tenido acceso de otra manera. Hizo de la universidad una posibilidad real, encontrando nuevos y mejores trabajos que llevaron a muchos a poder formar familias y negocios. 

Además de los propios beneficiarios de DACA que se benefician del programa, el país también ha visto algunas ventajas como resultado. Ha permitido que muchos niños que habían pasado la mayor parte de sus vidas en los EE.UU. se den cuenta de su potencial y ha beneficiado a las comunidades y a los empleos como resultado. 

A pesar de los aspectos positivos, sin la acción necesaria del Congreso para dar a los beneficiarios de DACA un alivio permanente, sigue siendo simplemente una solución temporal para facilitar un camino hacia la ciudadanía, y ahora es más vulnerable que nunca de ser derogado y eliminado. Con los intentos del ex presidente Donald Trump durante su mandato de poner fin al programa y las opciones muy limitadas de que dispone el presidente Joe Biden para arreglar el asunto mediante una acción ejecutiva, ahora pende de un hilo. 

La acción legal más reciente presentada para poner fin a DACA es probable que llegue a la Corte Suprema, donde tal incertidumbre parece continuar sin una respuesta clara disponible. El Tribunal decidirá

decidirá en última instancia si el poder ejecutivo tiene la autoridad para crear un programa como este. En el tiempo transcurrido desde su puesta en marcha, el Congreso se ha negado y ha rechazado ampliar las protecciones al programa y a sus beneficiarios. El programa es la única opción real para que muchos jóvenes inmigrantes consigan algún tipo de protección y ciudadanía. 

El programa, que se mantiene desde hace una década, necesita urgentemente ser reestabilizado para mantener su importancia e impacto en el país. Mientras que la reforma migratoria sigue siendo un tema apremiante, ignorado y descuidado, DACA es la única posibilidad real para que ahora millones de personas tengan una oportunidad de una buena vida en los EE.UU. El programa permitió a los inscritos ser capaces de obtener lo básico de la vida, como una licencia de conducir, y un número de seguridad social. 

Para los más de 100.000 jóvenes no autorizados que pasan y se gradúan en el sistema escolar público de EE.UU., hizo que lo que ya es una dura transición a la edad adulta fuera un poco más fácil con el acceso a los fundamentos básicos de la vida. Para muchos de los que decidieron ir a la universidad, les dio acceso a la ayuda financiera y a otros tipos de ayuda disponibles para los estudiantes estadounidenses. 

Los que no tienen la protección de DACA están sujetos a un camino más duro, ya que se enfrentan a una posible deportación, especialmente si se han enfrentado a cualquier interacción con las fuerzas del orden. También es difícil para aquellos que crecieron en el país, hablan el idioma e incluso tienen títulos universitarios, tener que aceptar trabajos con salarios más bajos como resultado. También hay un creciente temor a la deportación entre los Dreamers. 

Como resultado de las mejores oportunidades de trabajo disponibles para los beneficiarios de DACA, también ha mejorado la economía estadounidense en su conjunto. En cifras, se estima que aportan 42.000 millones de dólares al Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos. Además, añaden 3.400 millones de dólares al balance federal. 

A pesar de los útiles esfuerzos de la administración Biden para mantener y ampliar aún más las protecciones del programa, DACA todavía se enfrenta a un futuro incierto mientras se dirige a la Corte Suprema. En medio de las sorpresas de la Corte Suprema, como la revocación de Roe v. Wade y la expansión de los derechos de las armas, no está del todo claro lo que sucederá. 

Pero un programa que ha ayudado a cientos de miles de una comunidad ya vulnerable y que contribuye tanto a la economía, la cultura y otros aspectos de la vida de los Estados Unidos, sería una gran pérdida ver la terminación o la nueva redacción de un programa tan importante.

00:00 / 00:00
Ads destiny link