LIVE STREAMING
Bernie Sanders, senador de Vermont. EFE
Bernie Sanders, senador de Vermont. EFE

Para Bernie Sanders, el momento de Medicare for All es ahora

Dos años después de haber introducido su propuesta de “Medicare for all”, el senador por el Estado de Vermont vuelve a la carga con su proyecto de una…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En medio del desaforado intento de la bancada republicana por derogar el Affordable Care Act (mejor conocido como Obamacare), el resurgir de la propuesta de Sanders hacia un sistema de salud pública más comprensiva, es precisamente lo que el debate necesitaba.

Este miércoles, el senador desvelará su programa, denominado Medicare for All, en un nuevo intento por instaurar un sistema de salud que cubra a todos los 323 millones de estadounidenses.

Después de haber sido el único en apoyarla, Sanders cuenta ahora con una coalición de demócratas que anticipan las elecciones del 2020, y han cerrado filas en torno a un programa de salud que sea financiado por el gobierno, la antítesis de cualquier sueño republicano.

Entre sus nuevos partidarios se encuentran Kamala Harris, Kirstin Gillibrand, Elizabeth Warren, Sheldon Whitehouse, Cory Booker, Jeff Merkley y Tammy Baldwin.

¿En qué consiste el sueño de Sanders?

El proyecto de ley está planteado para modificar de manera radical el sistema de asistencia sanitario estadounidense, en un lapso de cuatro años, a través del cual se establecería un programa de cobertura médica administrado por el gobierno federal.

La propuesta de Sanders proveería una “cobertura comprensiva” que abarcaría desde el costo de los servicios hospitalarios, las drogas de prescripción, la salud mental, el cuidado maternal y neonatal y la salud dentaria, según el análisis de The Guardian.

Asimismo, la propuesta podría expandir “gradualmente” a Medicare, para lograr cubrir a todos los estadounidenses, no sólo a las personas por encima de 65 años, como hace actualmente.

Según ha explicado el senador, la diferencia radicaría tan sólo en que las tarjetas de seguros, como la Blue Cross Blue Shield, se verían remplazadas por una tarjeta de “Medicare For All”, permitiendo a todos los ciudadanos asistir a los mismos médicos privados y a los mismos hospitales, pero con una cobertura médica que corre por cuenta del gobierno federal.

Si bien la propuesta ha ganado terreno dentro del bloque demócrata, representantes como Chris Murphy (Connecticut) insisten en que la meta inmediata es evitar la desaparición de Obamacare, y que nuevas propuestas tan sólo le darían más aire a la embestida republicana.

“El riesgo es distraerse en una discusión sobre una política de asistencia médica a largo plazo, cuando estos tipos están furiosos por destripar el ACA”, aseguró el demócrata.

Para Sanders, este modelo inspirado en el sistema canadiense es la salida para Estados Unidos y para sus ciudadanos, quienes mantienen una tasa de mortalidad que sigue ascendiendo, aún cuando el dinero sigue filtrándose en sistemas privados de salud distando mucho de programas públicos que contemplan la salud como un derecho, en países como Francia, Canadá y Alemania.

Pero no todo lo que brilla es oro. Sanders promovió un sistema parecido en su estado natal, Vermont, donde los legisladores estatales intentaron instaurar un sistema de único pagador parecido y fracasó en el intento, cuando los expertos estimaron que el programa requeriría duplicar los impuestos para los residentes del estado.

Sanders ha reconocido el precio que implicaría su Medicare for All, y ha asegurado que esta no es una batalla que se ganará en días ni en meses, sino que necesitará el trabajo en conjunto de quienes creen en la salud como un derecho.

“No quiero que piensen que esta es una lucha que ganaremos mañana. Y no quiero que piensen que (el líder de la mayoría en el senado) Mitch McConnel se sumará a esta legislación. No lo hará”. Para el Senador, la oposición a su proyecto “será extraordinaria”, representada por lo que ha catalogado como “las fuerzas más poderosas y ambiciosas de la sociedad estadounidense: la industria farmacéutica, las compañías de seguro, Wall Street y el Partido Republicano”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link