LIVE STREAMING
Photo: Brittany Valentine/Al Día News
El Proyecto Beloved Care fue una de las muchas organizaciones comunitarias que participaron en la manifestación contra la violencia armada en el Día Nacional de la Prevención de Lesiones. Foto: Brittany Valentine/Al Día News

La concentración contra la violencia de las armas en Filadelfia hace hincapié en la necesidad de actuar por encima de las palabras

La marcha y la concentración, que tuvo lugar el Día Nacional de la Prevención de Lesiones, contó con la participación de varios líderes comunitarios y cívicos…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El jueves 17 de noviembre, líderes de la comunidad, funcionarios electos y especialistas en atención traumatológica de Penn Medicine, Jefferson Hospital y Penn Injury Science Center, se reunieron en el Día Nacional de la Prevención de Lesiones para marchar y concentrarse contra la epidemia de violencia armada en la ciudad.

La multitud caminó desde la estación de la calle 30 y completó la marcha en la plaza Thomas Paine, donde comenzó la concentración. La marcha estuvo encabezada por el West Powelton Steppers and Drum Squad, un grupo que suele actuar en las concentraciones contra la violencia armada.

Los participantes sostenían carteles con fotos y nombres de los seres queridos que habían perdido a causa de la violencia armada. Los especialistas en atención traumatológica sostenían carteles con estadísticas desalentadoras sobre las víctimas de heridas de bala.

Khalif Mujahid-Ali, fundador de la organización sin ánimo de lucro Beloved Care Project, inició la concentración guardando un minuto de silencio por todos los que han perdido la vida a causa de la violencia armada.

Mujahid-Ali ha perdido familiares suyos a causa de la crisis, y se colgó del cuello un cartel con sus fotos. Pero dejó claro que su trabajo y este acto no se refieren sólo a su pérdida, sino a las pérdidas del colectivo y a la imperiosa necesidad de cambio.

"Tenemos que conseguir soluciones. Vamos a ver que hay soluciones. Porque tenemos que escuchar a la gente que pasa por esto cada día. Tenemos que escuchar a los niños, tenemos que escuchar a los adolescentes", dijo.

A continuación, Mujahid-Ali presentó a Glenn Bryan, vicepresidente adjunto de la Universidad de Pensilvania, en representación de Penn Medicine.

"La violencia armada es una pandemia. Nos está matando. Está ocurriendo en toda la ciudad. ¿Cuánto más de esto podemos soportar?" preguntó Bryan a la multitud.

La multitud respondió entonces "no más", varias veces.

"La única manera de resolver esto es si todos trabajamos juntos. Es un problema de todos. Este es el comienzo de lo que podemos llamar un maratón. Vamos a seguir saliendo y vamos a reclamar nuestra comunidad", dijo Bryan.

Elinore Kaufman, MD, MSHP, cirujana de trauma en Penn Medicine, tomó el micrófono para hablar de sus experiencias en su trabajo. Kaufman dijo que le encanta atender a las personas lesionadas y ser una pequeña parte del equipo que apoya la curación.

"Pero no puedo decir cuánto desearía que no tuviéramos que hacerlo tan a menudo. Me gustaría hacer las partes divertidas y no las partes en las que me encuentro con la gente en los peores días de su vida, cuando doy las peores noticias posibles a las familias", dijo Kaufman.

A continuación, los participantes escucharon a la interventora municipal Rebecca Rhynhart.

"La violencia no se produce en el vacío. La violencia con armas de fuego es una cuestión de justicia racial, y creo que tenemos que reconocerlo... que está ocurriendo en los barrios más pobres de nuestra ciudad, por décadas y décadas de desventaja. Estos son hechos y creo que es realmente importante decirlo como un hecho: que la violencia con armas de fuego proviene de políticas racistas", dijo Rhynhart.

A continuación, Mujahid-Ali hizo subir al escenario a dos alumnas de secundaria para que compartieran sus experiencias con la epidemia. La primera estudiante dijo que se sentía más segura durante el apogeo de la pandemia en la escuela virtual que ahora, debido a la violencia.

El último en intervenir fue el representante estatal de Pensilvania y candidato al Senado de Estados Unidos, Malcolm Kenyatta, que comenzó su intervención diciendo: "Siento mucho que estemos aquí".

"La dura realidad es que ya sabemos lo que tenemos que hacer. Vuestra presencia aquí, lo que hace, es ayudar a construir la voluntad política para, con suerte, conseguirlo", dijo Kenyatta.

Kenyatta enumeró varias soluciones, entre ellas facilitar la reincorporación a la sociedad de las personas anteriormente encarceladas y dificultar el acceso a las armas.

"Así que lo que espero que saquen de su presencia aquí hoy es que construyamos la voluntad de llevar a cabo estas buenas ideas. No necesitamos más ideas. Dios sabe que lo que necesitamos es algo de acción", dijo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link